Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

En 2009, "desbalance" en relación Berna-Bogotá (I/2)


El ejército colombiano resguarda la población de Corinto, suroeste de Colombia. (Keystone)

El ejército colombiano resguarda la población de Corinto, suroeste de Colombia.

(Keystone)

En el año que fenece y a despecho de las ONG inquietas por la situación de los derechos humanos en Colombia, el Parlamento helvético ratificó el TLC con ese país, clasificado como “prioritario” para Suiza en materia económica.

Empero, del otro lado del Atlántico, Bogotá mantuvo abierto el caso contra Jean-Pierre Gontard, pese a la solicitud suiza de sobreseimiento. Más aún, la segunda de tres propuestas para embajador que presentó a Berna, fue la del fiscal que acusó al mediador suizo.

Al final, Claudia Turbay Quintero representará oficialmente a Colombia desde el 12 de enero, fecha fijada para que la hija del ex presidente colombiano, Julio César Turbay (1978-1982), presente sus cartas credenciales ante el Gobierno de la Confederación Helvética.

Hasta entonces, un año habrá pasado sin embajador colombiano en Berna.

El Ministerio suizo de Exteriores y la Embajada de Colombia declinaron confirmar las versiones publicadas por medios del país sudamericano sobre las dos primeras propuestas para el reemplazo de Claudia Jiménez, que en enero de 2009 volvió a Bogotá.

La primera propuesta del Palacio de Nariño habría sido la de María del Pilar Hurtado, otrora responsable del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), servicio secreto colombiano, y actualmente bajo acusación por escuchas ilegales de opositores al régimen del presidente Álvaro Uribe. La segunda, meses más tarde, la del ex procurador general Mario Iguarán, el mismo que abrió una investigación contra el mediador suizo entre las FARC y Bogotá, Jean-Pierre Gontard.

¿Falta de sensibilidad política? ¿de tacto diplomático…? En todo caso, el polémico proceso de sucesión forma parte del balance bilateral 2009. Un balance que se antoja más bien desequilibrado:

Ataques contra Suiza

“Suiza ha sido atacada muy fuertemente por Bogotá porque es uno de los pocos Estados que maneja todavía el discurso de conflicto armado interno en Colombia y no habla de amenaza terrorista (como lo hace el Gobierno de Álvaro Uribe). Que dice que hay una crisis de derechos humanos y una crisis humanitaria muy fuerte con violentos desplazamientos”, explica Bruno Rütsche.

El director del Grupo de Trabajo Suiza Colombia (ask!) decidió dejar este 2009 el timón de la ONG que fundó hace 23 años con el objetivo de tender un puente entre su Patria y las comunidades más desamparadas del país andino, con cuyos pobladores había convivido.

Previo a su partida, Bruno Rütsche nos habla de sus vivencias, de las labores de la entidad que creó y en la que seguirá participando (aunque no a nivel de liderazgo), del momento actual de la relación entre Suiza y Colombia, una relación cuyo primer siglo celebraban ambas partes en 2008, cuando las autoridades colombianas aguaron la fiesta:

No sólo suprimieron de manera unilateral la mediación que Suiza (junto con Francia y España) efectuaba entre Bogotá y las FARC, sino que acusaron a Jean-Pierre Gontard de entregar a la guerrilla el monto de un rescate para la liberación de dos trabajadores de Nestlé.

Piden retiro de cargos

En reiteradas ocasiones, el Ministerio suizo de Exteriores rechazó los cargos y ratificó su confianza en el otrora directivo del Instituto de Estudios Superiores Internacionales y del Desarrollo de Ginebra. No obstante, el caso sigue abierto y las tensiones continuaron a lo largo del 2009.

En el verano pasado, los abogados de Gontard presentaron una solicitud de preclusión del caso (es decir, retiro de los cargos con la admisión formal de que no existía delito que perseguir). Sin embargo, la justicia colombiana no ha dado respuesta a esa demanda. Lejos de eso, y vía la asistencia judicial de las autoridades suizas, sometió al ex mediador, en dos ocasiones, a sendos interrogatorios.

“Creo que faltó una posición más firme de Suiza en el momento en que comenzaron las acusaciones contra Gontard”, comenta Bruno Rütschi al recordar que la andanada comenzó al poco del tan espectacular como cuestionado rescate de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt de manos de las FARC el 2 de julio de 2008.

“Yo estaba en Colombia y todos los días había noticias acusando a Gontard (…) Me hubiera gustado una defensa más contundente e inmediata, como la que tuvo Francia con su mediador (Noël Saez). Las autoridades francesas dijeron: ‘él actuó en nuestro nombre y punto’. Pero con Gontard la respuesta no fue tan clara”.

El TLC y el desencanto de las ONG

El jueves 24 de septiembre pasado, y cuatro meses después que la Cámara Baja, el senado suizo ratificó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia. La medida generó una gran desilusión entre las entidades civiles (ask!, Declaración de Berna y Alliance Sud), que habían pedido al Parlamento helvético una moratoria del convenio hasta que se produjera una mejoría significativa en los derechos humanos del país sudamericano.

“Lamentamos que Suiza, con su ratificación precipitada de un acuerdo con un Gobierno cuyas instituciones mismas están implicadas en las violaciones de los derechos humanos, ponga en juego su reputación de país atento al respeto de los derechos humanos”, señalaron las ONG en un comunicado.

Apenas poco antes, y luego de una estancia en Colombia de 10 días (del 8 al 18 de junio) el relator especial de la ONU para las ejecuciones arbitrarias, Philip Alston, había confirmado las denuncias de Amnistía Internacional y de la Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en el sentido de que en Colombia las ejecuciones son sistemáticas y generalizadas.

En un informe preliminar, el especialista estableció su preocupación por la incidencia de prácticas semejantes, conocidas como “falsos positivos” y que corresponden al asesinato a sangre fría y premeditado de civiles por parte de elementos del ejército (que hacen pasar a sus víctimas como elementos de la guerrilla).

“Esperamos que la Secretaría de Estado de Economía (Seco), -que en el 2008 clasificó a Colombia como país prioritario-, ponga mucha atención acerca de dónde invierten las empresas suizas y con quien trabajan, para no aumentar el conflicto”, concluye Bruno Rütschi.

Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

Leuthard en Colombia

La ministra suiza de Economía, Doris Leuthard, realizó una misión económica en Colombia del 12 al 15 de julio 2009.

El objetivo: mejorar el acceso al mercado colombiano para los productos y las inversiones suizas, y promover el acuerdo de libre comercio concluido con Colombia en el marco de la EFTA en 2008.

Doris Leuthard efectuó una visita de cortesía al presidente Álvaro Uribe.

La ministra suiza asistió a la inauguración de un programa nacional de formación de aprendices durante la la inauguración de una nueva fábrica de la sociedad Sika.

Colombia forma parte de los siete países prioritarios de la ayuda al desarrollo económico de la Confederación.

En 2008, Suiza exportó bienes por un valor de 305 millones de francos a Colombia e importó mercancías por 305 millones de francos.

Colombia es el tercer socio comercial de Suiza en América Latina.

A finales de 2007 las inversiones suizas en Colombia ascendían a 1.200 millones de francos. Las sociedadess suizas emplean a 11.000 trabajadores en Colombia.

Derechos Humanos

Colombia es uno de los países prioritarios para la política Suiza en materia de paz y de derechos humanos, con un presupuesto anual de alrededor de dos millones de francos y otros cuatro millones de francos para ayuda humanitaria de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Con un grupo de organizaciones helvéticas no gubernamentales, Berna apoya el programa suizo para la paz en Colombia (SUIPPCOL) desde finales de 2001. El objetivo es reforzar las iniciativas de la sociedad civil para la paz.

Desde 2002, junto con España y Francia, Suiza trabajó en la facilitación de un mecanismo para el diálogo entre los guerrilleros de las FARC y el gobierno colombiano.

En julio de 2008, el Gobierno del presidente Álvaro Uribe decidió unilateralmente la suspensión de las labores suizas de mediación.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×