Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Ramadán En el mes del ayuno, creciente tendencia a... ¡comer de más!

Una familia iraquí desayuna durante el Ramadán.

Una familia iraquí desayuna durante el Ramadán.

(Keystone)

En Suiza, como en muchos otros países del mundo, los musulmanes están en pleno Ramadán, lo que implica la abstinencia total de alimentos durante el día. Empero, y en lo que se antoja contradictorio con los objetivos del ayuno, se observa una tendencia a una ingesta excesiva, con el consecuente riego para la salud.

¿Cómo alimentarse sanamente durante el mes de Ramadán? Para saberlo, swissinfo.ch consultó al especialista Abdelhak Mansouri, doctor en Fisiología Nutricional y profesor en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ).

Islam en Suiza

Suiza cuenta con alrededor de 330 000 musulmanes (4,9% de la población) pertenecientes a más de 30 nacionalidades y a un número aún mayor de tradiciones culturales y prácticas religiosas. Alrededor del 10% se declaran practicantes.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son los efectos del ayuno para la salud?

Abdelhak Mansouri: Abstenerse de comer durante el día significa reducir el aporte calórico. Las pruebas de laboratorio muestran que esa disminución permite envejecer en buenas condiciones de salud. Eso ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, porque no hay que olvidar que cuando hablamos de salud, hablamos también de enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo dos, por ejemplo.

Cabe destacar que a mayor reducción de la ingesta calórica durante un largo período, mayores son los beneficios. El cuerpo humano está programado, de alguna manera, para recuperar lo que pierde. Habituarlo a un consumo reducido de calorías no es perjudicial, sino incluso necesario.

Abdelhak Mansouri

Ingeniero en Nutrición y Ciencias de la Alimentación. Doctor en Fisiología de la Nutrición (EPFZ). Investigador en el campo de enfermedades hepáticas relacionadas con el consumo de grasa (Universidad de París). Profesor en la EPFZ.

(swissinfo.ch)

swissinfo.ch: ¿El beneficio del ayuno se pierde con una alimentación deficiente?

A.M.: Sí. En general, cualquier régimen alimentario seguido de manera inconveniente puede ser la causa del exceso ponderal. Esto se puede ver especialmente durante Ramadán: mantenerse en ayunas durante horas y zambullirse durante la noche en los alimentos es un error.

Lo que recomiendo a los ayunadores es evitar el consumo abusivo de pasteles, pastas, pan elaborado con harina blanca y bebidas gaseosas. Todos estos ingredientes ayudan a aumentar la cantidad de azúcar en la sangre, a cargar el cuerpo de insulina, y a provocar la diabetes tipo dos. Es más saludable beber agua y comer frutas que contengan agua.

swissinfo.ch: ¿Cómo lograr que el sistema digestivo trabaje de manera óptima durante el Ramadán?

A.M.: Cuando uno permanece 18 horas seguidas sin comer (como es el caso en Suiza para aquellos que hacen ahora el Ramadán) cuando por fin puede hacerlo tiende a comer de más. Eso es un grave error porque el estómago, acostumbrado a tres alimentos por día durante el resto del año, se inflama con esas comilonas nocturnas. Yo sugiero romper el ayuno con algunos dátiles o frutas secas, acompañados con un vaso de leche.

Luego, al cabo de 10 o 15 minutos, comer una sopa o un potaje de verduras con un pedazo de pan, e incluso otra fruta una hora más tarde. De esta manera se puede lograr el beneficio previsto. Los alimentos que rompen el ayuno son muy importantes porque ayudan al cuerpo a hacer frente a la prueba de abstinencia del día siguiente.

swissinfo.ch: Algunos renuncian a alimentarse poco antes de que se produzca la nueva jornada de ayuno. ¿Es una elección saludable?

A.M.: Elegir no comer no es un peligro, pero la comida que se toma justo antes del inicio del ayuno es importante, sobre todo para los jóvenes de entre 14 y 17 años, que desarrollan una gran actividad. Esa comida compensa el gasto de energía y evita el agotamiento. Lo mismo para las personas que ejercen labores que exigen un gran esfuerzo físico. Tienen que compensar para poder trabajar normalmente al día siguiente.

Cabe señalar aquí que, fisiológicamente, las personas difieren, por lo que cada persona debe elegir el régimen que le conviene.

El mes de Ramadán

Ramadán es el nombre del noveno mes del calendario musulmán.

Originalmente, meses de verano (el nombre proviene de una raíz r-m-d o ser ardiente).

Se desplaza en el tiempo, ya que está relacionado con el año lunar, once días más corto.

El Ramadán es el mes santo, el mes de la revelación, “durante el cual el Corán fue enviado a la Tierra”. El único mes mencionado en el libro sagrado del Islam y es uno de los cinco pilares del Islam (con la profesión de fe, la oración, la limosna y la peregrinación). Es también el mes en el que muchos eventos en la historia del Islam tuvieron lugar.

Ramadán es el mes del ayuno: desde el amanecer hasta la puesta del sol, está prohibido a todo adulto (con excepción de las mujeres embarazadas, los enfermos, las personas mayores, los soldados y los viajeros) comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales. Desde el atardecer hasta el amanecer, la vida se hace entonces muy intensa. Este es también un mes de oración y fervor religioso.

El final del Ramadán está marcado por la fiesta de ruptura del ayuno.

Fuente: CNRS

swissinfo.ch: ¿Cómo aumentar el metabolismo durante el Ramadán?

A.M.: La reducción del aporte calórico se mejora con la práctica de algún deporte, lo que no significa necesariamente la asistencia a un gimnasio. Caminar de 30 a 60 minutos por día o emplear la escalera en lugar del ascensor también resultan benéficos. Es muy importante caminar por la tarde después de la comida que marca la ruptura del ayuno, porque eso ayuda a la digestión.

swissinfo.ch: El mes de Ramadán reúne en torno a la mesa a parientes y amigos. ¿Hay en ello beneficios para la salud?

A.M.: Comer alrededor de una misma mesa fortalece los lazos sociales y contribuye también a reducir la ingesta de calorías. La experiencia lo demuestra: consumimos mucho más cuando comemos solos que cuando lo hacemos en familia o con amigos.

swissinfo.ch: ¿Existe relación entre el comportamiento social de un individuo y el funcionamiento de su sistema digestivo?

A.M.: Es bien sabido: las personas que sufren de soledad o están bajo presión tienden a ser ansiosas y psicológicamente inestables. Algunas devienen bulímicas para compensar sus preocupaciones. No puedo decir si el comportamiento social de un individuo afecta a su sistema digestivo y su metabolismo. Lo que sí, es que ese comportamiento impide al cuerpo establecer un equilibrio entre lo que necesita y lo que consume realmente.

swissinfo.ch: Algunos padres insisten en que sus hijos hagan Ramadán. ¿Puede el ayuno producir efectos negativos en los niños?

A.M.: Difícil responder a esta pregunta. Todo depende de la edad del niño. Yo desaconsejo el ayuno a los chicos menores de 14 años, ya que están en pleno crecimiento y sus necesidades fisiológicas son importantes. El problema se presenta menos a partir de 14 años, cuando los adolescentes han adquirido una buena capacidad física para responder a la prueba. En todo caso, los jóvenes deben estar bien convencidos de la experiencia del ayuno para poder realizarlo. 


Traducido del francés por Marcela Aguila Rubín

×