Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Escasez de talentos Suiza pierde atractivo para las multinacionales

netherlands

Gigantes como Uber, Netflix y Uniqlo se han mudado a los Países Bajos en los últimos cinco años.

(Keystone / Cris Toala Olivares)

Suiza ha dejado de ser el destino ideal para las multinacionales que buscan establecerse en Europa. En los últimos años el país alpino está perdiendo terreno frente a otros polos europeos, como los Países Bajos.

Los últimos datos muestran que Suiza ha pasado del número uno a ocupar el tercero puesto como destino preferido de las multinacionales en Europa. ¿Será una señal de que hay que cambiar de guion?

Según el informe Switzerland Wake Up” (Suiza, despierta) que publica hoy la consultora McKinsey, junto con los coautores (incluidas la organización patronal economiesuisse y SwissHoldings), Suiza está perdiendo terreno frente a vecinos como Irlanda, Luxemburgo, Reino Unidos y Países Bajos como país sede de destacadas multinacionales.

Las incertidumbre política que reina en torno a la relación del país alpino con la Unión Europea (UE) y la reforma fiscal (impuesto de sociedades) son parte del problema, pero el informe destaca otra debilidad más fundamental: la falta de talento. “Aunque Suiza tiene algunas de las escuelas más prestigiosas del mundo, no proporciona talentos suficientes para atraer sedes de multinacionales con muchos recursos”.

Las multinacionales son una parte importante del tejido económico y social de Suiza desde hace años. Aunque representan menos del 5% de todas las empresas, las multinacionales suizas y extranjeras generan el 26% de todos los puestos de trabajo y un tercio al PIB. También representan casi la mitad de la recaudación el impuesto de sociedades.

Fin del recuadro

El efecto holandés

El gran ganador del último lustro son los Países Bajos. Las multinacionales que se mudan a Europa o dentro de Europa no han elegido menos a Irlanda y Suiza como país sede (descenso de tres y ocho puntos porcentuales, respectivamente) y más a los Países Bajos (aumento de siete puntos porcentuales).

Entre ellas figuran gigantes como Uber, Netflix y Uniqlo que han establecido sus sedes mundiales o regionales en los Países Bajos en los últimos cinco años. Holanda se ha convertido además en el destino favorito de empresas que tras el Brexit han decidido mudarse del Reino Unido a Holanda.

Atisbos de esperanza

No obstante, hay campos en los que Suiza aún brilla, como por ejemplo en Investigación y Desarrollo (I+D) y ciencias de la vida. El país obtuvo el 26% de la cuota de centros de I+D creados por multinacionales y se sitúa en el segundo puesto de las cinco ubicaciones evaluadas por McKinsey. Una buena noticia, ya que los centros de I+D contribuyen más al PIB per cápita que otras operaciones. Entre los ejemplos destacados figuran la compañía de belleza global Coty y el gigante tecnológico Oracle.

El clúster de empresas farmacéuticas y de salud sigue siendo un factor atractivo del país. La región de Basilea ocupa el primer lugar a nivel mundial en cuanto a gasto en I+D en términos de PIB regional y tiene el mayor número de patentes farmacéuticas por millón de habitantes.

El informe destaca estudios de casos como el de Google, que considera Zúrich como su segunda casa desde hace una década y que emplea a 2 000 personas en Suiza. Zúrich es la segunda ubicación más grande de Google fuera de Silicon Valley. También están los casos de Alcon, la filial (spin-off) oftalmológica de Novartis, que prevé trasladarse a Ginebra, y Adidas, que se muda Lucerna.

¿Demasiado tarde para corregir el rumbo?

Suiza aún tiene una buena reputación y algunos indiscutibles puntos fuertes a favor, como la facilidad para hacer negocios y la calidad de vida, según los 100 ejecutivos entrevistados para el informe. Pero las deslumbrantes cordilleras alpinas y las conexiones ferroviarias (bastante) puntuales ya no son suficientes para atraer a las multinacionales.

Según el informe, algunos factores que constituían el atractivo de Suiza, como su fiabilidad en materia regulatoria, se están corroyendo. El documento cita una serie de cuestiones sin respuesta, como la relación de Suiza con la UE, los grandes acuerdos comerciales, la reforma fiscal y la posible votación sobre la iniciativa ‘Empresas responsables’.

Sin embargo, el campo donde el país parece estar rezagado es la disponibilidad de talentos. Estos escasean sobre todo en el ámbito tecnológico. Solo el 3% de las empresas del sector han elegido Suiza en los últimos cinco años como destino, frente al 18% que han apostado por el Reino Unido y el 11% por los Países Bajos. Suiza también ha perdido la carrera para cautivar a empresas chinas como Alipay y Alibaba, atrayendo solo el 5% de ellas, mientras que el Reino Unido se ha llevado el 24% del pastel.

En comparación con otros países europeos, el número de egresados de las carreras CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) no solo es bajo, sino que es difícil compensar la escasez de talentos con profesionales de fuera de Europa debido a la restrictiva política de inmigración para los ciudadanos extracomunitarios. Algunos ejecutivos señalan además dificultades para que las mujeres trabajaran en el país, lo cual reduce aún más la oferta de mano de obra.

Grandes negocios Suiza y las multinacionales: una historia de amor

Suiza es sede de algunas de las principales multinacionales. Y es uno de los países con una mayor concentración per cápita de empresas de la lista ...


Traducción del inglés: Belén Coucdeiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes