Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estrasburgo apoya Porqué la educación sexual es tema escolar

Genitales de madera y felpa utilizados en clases de educación sexual en Basilea.

Lo que desató el debate emocional fueron estos modelos de los órganos genitales de madera y felpa utilizados durante las clases de educación sexual en las escuelas públicas de Basilea.

(Keystone)

Los docentes deben ser capaces de responder a las preguntas de los alumnos sobre sexualidad de manera apropiada para su edad cuando sea necesario, afirma Beat Zemp, director de la Federación de Profesores de Suiza. Sus comentarios se producen tras de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) fallara en contra de exentar a un niño de lecciones de educación sexual en Basilea.

En reiteradas ocasiones, ha habido padres de alumnos que han levantado ampollas a causa de las clases de natación, los villancicos o la educación sexual, acudiendo a los tribunales para eximir de tales lecciones a sus hijos.

El TEDH rechazó recientemente el reclamo de una familia basilense que reclamaba dispensar a su hija de las clases de educación sexual. La sentencia puso fin, por ahora, a un debate emocional que se desató en Suiza a raíz del caso de Basilea. Para los pedagogos, la enseñanza sirve en primer lugar para prevenir el abuso; en ámbitos conservadores, sin embargo, se considera que consigue justo lo contrario, hablan de “sexualización precoz”.

Beat Zemp, máximo representante del profesorado suizo.

(Keystone)

Beat Zemp, presidente de la organización central de Profesoras y Profesores de Suiza (LCH, por sus siglas en alemán), aplaude la sentencia de Estrasburgo.

swissinfo.ch: ¿Qué significa la sentencia del TEDH para la enseñanza?

B.Z.: Si bien es cierto que el TEDH solamente se refiere al caso concreto del cantón de Basilea-Ciudad, la sentencia puede tener un efecto normalizador.

swissinfo.ch: Lo cual quiere decir…

B.Z.: … que a través de esta sentencia se proteja a otros cantones con una educación sexual primaria parecida a la de Basilea-Ciudad. Ya con anterioridad, el Tribunal Federal había determinado que no puede haber dispensa de las clases de educación sexual si esta se realiza -y esto es importante- de forma adecuada, con atención a la situación y al grado escolar, y ambos preceptos se han cumplido fielmente en Basilea-Ciudad.

swissinfo.ch: Concretamente, ¿qué significa con atención a la situación y al grado escolar?

B.Z.: Con arreglo al grado escolar significa, por ejemplo, que los materiales didácticos respecto de los órganos genitales -como demuestra el ejemplo de la maleta sexual que contiene un pene de madera y una vagina de felpa [ver recuadro]- no son apropiados para la enseñanza en los grados elementales, sino para los adolescentes en el grado escolar secundario I.

Controvertida maleta sexual

Pedagogos de la ciudad de Basilea presentaron hace siete años un concepto para la enseñanza sexual. Se escandalizaron sobre todo los sectores conservadores. Piedra del escándalo fue la denominada maleta sexual, que contenía un pene de madera y una vagina de felpa que se distribuían en las escuelas. Las maletas desparecieron, pero la enseñanza sexual continúa formando parte del plan de estudios.

Fin del recuadro

Con arreglo a la situación significa, por ejemplo, que cuando surge una pregunta en clase en relación con el origen de los bebés, bien porque la profesora esté embarazada o bien porque los alumnos encuentren un condón en el patio de recreo, el cuerpo docente debe tener la posibilidad de abordar el tema brevemente al comienzo de una lección, sin incurrir en un hecho punible por ello. Desde el punto de vista educacional sería un fracaso total si prohibiésemos a los maestros dar una respuesta ajustada a la edad de los menores que hacen tales preguntas.

swissinfo.ch: ¿De qué manera debe reaccionar concretamente una persona docente en una situación semejante? ¿Nos puede proporcionar un ejemplo?

B.Z.: Ya en la escuela elemental se escucha el insulto “cerdo maricón”. Por lo general, los alumnos en cuestión no saben siquiera qué quiere decir “maricón” [por homosexual, n.d.l.r.]. En estas circunstancias, el docente puede explicar que no existe solamente amor entre hombres y mujeres, sino también entre personas del mismo sexo, y que esto no es razón para insultar a nadie. Es importante que no se ignoren incidentes como estos, sino que se reacciona conforme a lo que requiere la situación.

swissinfo.ch: Algunos padres sostienen que la enseñanza sexual es un asunto familiar y no una materia que debe impartirse en la escuela. ¿Qué les responde?

B.Z.: Básicamente, se trata de proteger al alumnado contra los abusos sexuales. Los niños deben saber ya en el parvulario que el cuerpo les pertenece a ellos y que existen contactos buenos y malos. En los grados superiores se añade la preocupación por la protección contra las enfermedades de transmisión sexual. Ambos riesgos justifican el hecho de que la escuela pueda interferir en la autoridad parental en lo que atañe a la educación sexual. Esta convicción es respaldada por el Tribunal Federal y ahora también por el TEDH.

swissinfo.ch: En Suiza viven personas de culturas muy diversas. ¿No cree que sean previsibles conflictos con algunos padres si se imparte la enseñanza sexual de forma sistemática a partir del quinto año escolar?

B.Z.: En conversaciones y reuniones escolares con los padres explicamos cuál es el objetivo exacto de esta enseñanza, qué materia se imparte, cómo se trata el tema en clase y que no se impone a nadie la preferencia por una determinada orientación o práctica sexual. Se trata de ganar la confianza de los padres. Esto se consigue en la gran mayoría de los casos a través de una información transparente.

swissinfo.ch: Me imagino muy exigente esta tarea.

B.Z.: Los docentes reciben una formación específica para ello en las escuelas del Magisterio.

Los villancicos en los tribunales

La semana pasada, un padre de cuatro hijos se presentó ante el Juzgado de Primera Instancia de Dietikon (cantón de Zúrich). El musulmán creyente no quiso que sus tres hijos varones participaran en el ensayo general para el canto de villancicos en diciembre de 2016. Su solicitud de dispensa fue aprobada por la administración, pero solo para el coro navideño oficial, no para los ensayos en la iglesia. Como el padre se negó a enviar a sus hijos a los ensayos durante las clases oficiales, la alcaldía lo sancionó con una multa de 500 francos por incumplimiento de sus obligaciones paternales. El padre recurrió sin éxito ante el mismo Juzgado de Dietikon. Ahora quiere apelar ante la siguiente instancia. En su intento recibe apoyo de una controvertida asociación salafista, el Consejo Central Islámico de Suiza.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: ¿Me es permitido como profesor ignorar el tema si me siento molesto?

B.Z.: No, no se puede eludir la responsabilidad, la enseñanza sexual es obligatoria a partir de los grados escolares intermedios. Pero el personal docente puede acudir a expertos externos con formación específica, lo cual se da con bastante frecuencia en la escuela secundaria del nivel I. En la Suiza francófona son incluso los especialistas los que se hacen cargo de toda la enseñanza sexual. Por regla general, en la Suiza de expresión alemana se suele tomar contacto primero con el tutor de curso, pero en el grado escolar secundario del nivel I también se acude a especialistas externos. En algunos casos se imparten las clases de forma separada según los sexos. En estas edades, los alumnos prefieren no plantear determinadas preguntas al profesor o a la profesora.

 swissinfo.ch: Últimamente, parecen multiplicarse las sentencias judiciales sobre enseñanza escolar. Los tribunales deben enjuiciar la licitud de actividades como el canto de villancicos, las clases de natación o la presencia de símbolos religiosos o teléfonos móviles en las aulas. ¿Tiene el personal docente continuamente un pie en la sala del tribunal?

B.Z.: Hay padres que no se dejan convencer por los argumentos y que defienden su visión en todas las instancias judiciales, a veces hasta el TEDH. Desafortunadamente, estos ejemplos animan a otros a acudir a los tribunales en casos similares.

De hecho, es problemático que los tribunales más altos se vean obligados a emitir su dictamen sobre estas cuestiones pedagógicas como en el caso de Basilea sobre la enseñanza sexual. O en el caso de un padre musulmán inflexible que tuvo que enfrentar el pago de multas y gastos judiciales de varios miles de francos, y que incluso tuvo que entrar en prisión al no poder pagar. Todo porque quiso evitar que su hija participara en clases de natación. Es algo que realmente no alcanzo comprender.  


Traducido del alemán por Antonio Suárez Varela

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes