Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Exportaciones de relojes suizos Las protestas en Hong Kong sacuden también a la relojería suiza

 turistas asiáticos saliendo de una tienda de relojes de lujo

La oleada de manifestaciones antigubernamentales en Hong Kong tienen un fuerte impacto en la economía de la isla. Esta megápolis, con más de 7 millones de habitantes, entró en recesión a finales de octubre.

(Keystone)

Desde octubre Hong Kong ha dejado de ser el primer destino de las exportaciones de relojes suizos. Los turistas chinos parecen haber dado la espalda a la excolonia británica, que se encuentra sumida en manifestaciones violentas e inestabilidad política. La venta de relojes suizos ha caído más del 50% en la isla.

Esta semana, la Federación de la Industria Relojera Suiza (FH) ha publicado un análisisEnlace externo sobre las exportaciones de relojes en el mes de octubre. Con 2 000 millones de francos de relojes exportados en un mes y un aumento anual del 1,5%, los relojeros helvéticos aún mantienen la sonrisa.

No obstante, la expansión general se ha visto frenada por el descalabro que vive Hong Kong. Sacudida por manifestaciones prodemocráticas, la megalópolis del sudeste asiático importó casi un 30% menos relojes suizos en octubre pasado con respecto al mismo mes de 2018.

Hong Kong, que durante una década lideró la clasificación de los principales países importadores de relojes suizos, ocupa ahora el tercer puesto, después de Estados Unidos y China.

Principales mercados de exportación de relojes suizos

En el balance global del 2019 –faltan aún los resultados de noviembre y diciembre–, Hong Kong parece resistir relativamente bien, con una caída de solo el 8,8%. Pero estas cifras deben ser manejadas con “pinzas”, ya que solo reflejan las exportaciones y no las ventas finales de relojes suizos entre los consumidores.

Debido a la exención del pago de aranceles y del IVA, Hong Kong es una plataforma fundamental para la distribución logística de productos hacia otros países asiáticos, como China. “Las ventas en el mercado hongkonés han caído entre un 50% y un 70%, dependiendo de las marcas y los segmentos de precios”, explica Olivier Müller, experto en relojería de  LuxeConsultEnlace externo.

El largo camino hacia la normalidad

El clima de inseguridad e inestabilidad que vive Hong Kong inciden en el ánimo de los turistas chinos que antes solían ir de compras allí. Cabe recordar que esta ciudad ya se vio afectada en 2015 por manifestaciones que llevaron al cierre de tiendas y  una disminución del turismo.

"Si la situación actual, que dura ya varios meses, sigue empeorando, el declive seguirá su curso. Sea como fuere, el regreso de Hong Kong a la senda del crecimiento será largo y solo comenzará una vez que el clima se serene”, afirma Jules Boudrand, director del área de relojería en DeloitteEnlace externo.

Olivier Müller es más optimista: “La situación es inquietante en el corto plazo, pero estoy convencido de que una vez que se restablezcan el orden y la calma en Hong Kong, los negocios retomarán su curso normal. Idealmente, antes del Año Nuevo chino [25 de enero], que es el periodo de más ventas en Hong Kong”, dice.

Otros se benefician

Afortunadamente para los relojeros suizos, la caída de las exportaciones hacia Hong Kong no está afectando el apetito de los consumidores chinos por los artículos de lujo. "El resto de los grandes mercados asiáticos está bien. China, Japón y Singapur, que se benefician del desplazamiento del turismo de compras desde Hong Kong, registran un crecimiento de dos dígitos”, señala Jules Boudrand.

 Manifestantes con mascarillas en Hong Kong y miembros de las fuerzas antidisturbios

Desde marzo, Hong Kong ha sido escenario de manifestaciones multitudinarias contra una enmienda a la Ley de Extradición a China decidida por el gobierno hongkonés. 

(Keystone)

Para Olivier Müller, Hong Kong, con su avenidas y templos comerciales dedicados al lujo, seguirá siendo el destino de compras favorito de los turistas chinos, que son los que compran uno de cada dos relojes suizos vendidos en el extranjero.

Al igual que Singapur, Seúl y Tokio, la antigua colonia británica está bajo la presión de Pekín, que en los últimos años ha adoptados medidas que afectan a sus vecinos, como prohibir a sus connacionales importar más de un reloj para uso personal, bajar los aranceles, etc., para que los chinos gasten su dinero en el país y no durante sus viajes relámpago al extranjero.

Inquietante caída en los volúmenes

Pese a los disturbios en Hong Kong se espera que el valor de las exportaciones de relojes suizos crezca cerca de un 3% en 2019. El número de piezas exportadas, no obstante, está en caída libre: los relojeros exportarán poco más de 20 millones de relojes, 3 millones menos que en 2018.

Significa que Suiza vende cada vez menos relojes, pero cada vez más caros. Al igual que el conocido Swatch, los relojes de gama básica están expuestos a la competencia de los llamados relojes conectados y una regulación más estricta para obtener la marca Swiss Made.

"Es el principal problema del sector relojero suizo porque ninguna industria puede apoyarse solo en su gama alta, que salvo contadas excepciones, como Rolex (1 millón de unidades al año) u Omega (750 000 unidades), es sinónimo de volúmenes limitados. Para hacer funcionar la maquinaria y financiar las inversiones se necesita volumen”, es decir, fabricar a gran escala”, dice Olivier Müller.

Opinión que comparte Jules Boudrand: "Dado que los relojes de cuarzo todavía representan la mayor parte del volumen de las exportaciones (alrededor del 70%, pero solo el 20% de los ingresos), esta caída podría impactar al sector. Las principales marcas activas en el sector relojero podrían ver incrementados sus precios de producción”, dijo.

Además, al abandonar el segmento de los relojes de nivel básico, la industria relojera suiza permite que la competencia conquiste un mercado en el que los márgenes son más importantes, lamenta Olivier Müller. "Los relojeros deberían estudiar la historia de la industria automotriz y poner atención en lo que sucedió a los fabricantes de automóviles europeos o estadounidenses que se rieron de sus competidores japoneses y coreanos”, advierte el experto.

Fin del recuadro


Traducción del francés: Andrea Ornelas

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes