Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Ferrocarril a través de los Alpes


El Gotardo, un túnel sin fronteras




El Túnel del Gotardo, una obra de la que también dieron cuenta periodistas y fotógrafos extranjeros. (Reuters)

El Túnel del Gotardo, una obra de la que también dieron cuenta periodistas y fotógrafos extranjeros.

(Reuters)

Entre las más grandes obras de Suiza, el túnel de base del San Gotardo atrae el interés y la curiosidad incluso en el extranjero. Centenares de periodistas internacionales han informado sobre la manera en que los suizos han construido la galería ferroviaria más larga del mundo. Un año antes de su inauguración, swissinfo.ch recoge las impresiones de algunos de ellos.

“Recuerdo haber recorrido una larga galería de acceso al túnel y que luego bajamos a una gran profundidad. El ascensor era más largo que la altura del ‘Empire State Building’, cuenta Roff Smith, reportero gráfico y autor de un artículo para el  National Geographic.

Una fiesta de 12 millones

Los festejos con motivo de la inauguración de la galería de base del San Gotardo se realizarán entre el 2 y el 5 de junio del 2016. El Gobierno suizo prevé invitar a 1 200 personas, entre parlamentarios nacionales y extranjeros, ministros, jefes de Estado, y representantes de instituciones internacionales.

El costo de la actividad, que será asumido por los patrocinadores y el ferrocarril federal suizo, oscilará en torno a los 12 millones de francos.

Fue increíble “llegar al corazón de una enorme montaña, con miles de metros de roca sobre la cabeza, en un túnel de 57 kilómetros excavado en los Alpes”, escribe en un correo electrónico enviado a swissinfo.ch. El periodista estadounidense se sintió particularmente impresionado por el “milagro” de las enormes cortadoras mecánicas y por el ingenio de los responsables de la excavación. “Avanzaron excavando por diferentes galerías hacia el interior de la montaña y lograron encontrarse al final en el mismo punto, con una de diferencia de apenas pocos milímetros”

Vito Tartamella, periodista de la revista mensual de ciencia y tecnología Focus, tuvo la oportunidad de visitar las obras en el 2014. Le impresionó la gestión del agua al interior de la obra. “Durante los trabajos de excavación, el tratamiento del agua era un aspecto de gran preocupación. Pero al mismo tiempo constituye un recurso importante” observa. El agua caliente proveniente del túnel será utilizada como una fuente de calefacción y para la cría de peces y crustáceos en los predios de la entrada norte. “Es una forma de valorizar todavía más la obra”, señala Vito Tartamella.

Centenares de periodistas en el túnel

“El interés en el extranjero ha sido muy grande”, subraya Ambros Zgraggen, responsable de prensa de Alptransit, sociedad responsable del proyecto. La BBC, la CNN, National Geographic, Discovery Channel, televisiones japonesas y ecuatorianas... son centenares los periodistas extranjeros que visitaron la construcción, enfatiza a swissinfo.ch. La atención mediática, subraya, se centró especialmente en el momento de abrir el último boquete en la roca, en el 2010.

Como era previsible, los periodistas más numerosos fueron los que llegaron de la región germano hablante y de Italia, indica el portavoz de Alptransit. “El proyecto del siglo, por sus dimensiones, suscita un particular interés en Alemania, donde se impulsaron grandes proyectos como el de Stuttgart 21 (obra ferroviaria y urbanística en la ciudad alemana del mismo nombre, ndr.) o el del aeropuerto de Berlín”. El tema de la movilidad, prosigue Zgraggen, constituye un aspecto sensible, especialmente en el sur de Alemania, una región particularmente confrontada a la problemática del transporte.

Apasionado de trenes y galerías, Vito Tartamella explica que el desarrollo de las obras del Gotardo concita la atención de los habitantes de la región de Lombardía. “Sea para el turismo como por razones profesionales, el hecho de reducirse significativamente en el futuro el tiempo del viaje, por ejemplo para llegar a Zúrich, motiva un gran interés”, señala.

Cuando el túnel de San Gotardo sea operativo (la inauguración está prevista para el 2 de junio del 2016)  y luego de la apertura del túnel del Monte Ceneri (en 2020), el tiempo necesario para atravesar los Alpes se reducirá unos 45 minutos. Se necesitarán solo cerca de tres horas para viajar de Milano a Zúrich.

La excepción del Gotardo

La galería de base del San Gotardo, que entrará en funciones el 11 de diciembre del 2016 con la introducción del nuevo horario ferroviario, constituye el elemento central de la Nueva Transversal Ferroviaria de los Alpes. El proyecto global que incluye también el túnel del Lötschberg, abierto en el 2007, busca favorecer el transporte sobre los rieles entre el norte y el sur de Europa. Para completar la excavación fueron necesarios más de quince años y una inversión superior a los 12 billones de francos.   

Klaus C. Koch, periodista del  Süddeutsche Zeitung, subraya la rapidez de la construcción. En los grandes proyectos, señalaba en un artículo del 2011, los retrasos son usuales. El túnel de base del Gotardo, en cambio, “rompió las reglas” y los trabajos de excavación se concluyeron casi con un año de anticipación.

También James Bedding, que visitó las obras en el 2013 y escribió para el cotidiano inglés Telegraph, se muestra impresionado por la planificación a largo plazo y la organización de Suiza. “Creo que es esta visión de largo plazo lo que más impresiona en Gran Bretaña, país en el cual se dan continuas discusiones y litigios especialmente en materia de transporte público”, afirma a swissinfo.ch.

Implicación del pueblo

Si el proyecto del Alptransit pudo realizarse expeditamente se debe también a que contó desde su inicio con el apoyo del pueblo suizo, un aspecto que atrae mucho interés en Italia, observa Vito Tartamella.

“El proyecto fue tema de una consulta popular (y aceptado en el 1992 con el 64% de los votos, ndr) y fueron organizados encuentros con la población más afectada por los trabajos. De esta manera se evitaron, probablemente, movimientos de protesta, incluso violentos, como los que se dieron en Italia contra la línea ferroviaria de alta velocidad TAV”, enfatiza el periodista de Focus.

La implicación de la población es un aspecto reconocido también en Rusia, observa Igor Petrov, responsable de la redacción rusa de swissinfo.ch. “Las discusiones en torno a la necesidad de construir túneles son de gran actualidad en Rusia, donde los proyectos edilicios se ejecutan siempre contra la voluntad de la gente”, señala.

Japoneses desplazados

Los aspectos técnicos y de seguridad motivan la curiosidad de los japoneses, asiduos usuarios del tren, subraya Kuniko Satonobu, responsable de la redacción japonesa de swissinfo.ch. “Un importante periódico nipón se interesó en el túnel suizo, interrogándose qué se haría en caso de un accidente”, observa.

Viendo la obra del Gotardo, les interpela el orgullo nacional, analiza Satonobu. “Los japoneses están orgullosos de su tecnología y adoran las estadísticas. El hecho que dentro de un año perderán el récord de contar con el  túnel ferroviario más largo del mundo les causa una cierta desilusión, algo de vergüenza”.

Sin embargo tienen motivos para seguir sintiéndose orgullosos. El récor de velocidad le corresponde a un tren nipón que alcanzó los 603 km/h. Una marca inalcanzable para los trenes suizos, que en el Gotardo circularán “solamente” a 250 km/h...


Traducido del italiano por Sergio Ferrari, swissinfo.ch

×