Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Seguridad Interna


Terrorismo y dependencia de China, amenazas para Suiza


El Servicio de Inteligencia de la Confederación (SRC) no solamente puso en guardia contra el terrorismo islámico, sino también contra la pretensión china de extender más y más influencia en Suiza.

El informe 2016 del SRC, dado a conocer el lunes en Berna, precisa que ese organismo monitorea la actividad en los medios sociales de unos 400 yihadistas potenciales, pero que este año ninguna persona ha salido de Suiza en relación con ese movimiento.

El terrorismo derivado del yihadismo sigue siendo una amenaza importante para Suiza y Europa, como lo muestran los recientes ataques en París y Bruselas, indicó Markus Seiler, responsable del SRC.

Suiza, dijo, no es un objetivo primordial de las organizaciones yihadistas. Al SRC le preocupan básicamente los ataques efectuados por individuos o pequeños grupos con herramientas simples y logística mínima.

¿Una pausa en la actividad?

Hasta ahora, el SRC ha registrado 73 personas que salieron de Suiza para luchar con el yihadismo. Sin embargo, no hay informes de actividad alguna desde el inicio de 2016, lo que hace suponer una posible pausa.

Desde comienzos de este año, 12 personas han regresado a Suiza tras participar en actividades yihadistas, y son procesadas. La fiscalía federal trabaja en 60 casos generales, según el informe.

El mes pasado, tres ciudadanos iraquíes fueron condenados a prisión por delitos de terrorismo por el Tribunal Penal Federal en Bellinzona. Las autoridades señalaron que analizan la manera de proceder con ellos una vez que cumplan sus sentencias de prisión dentro de algunos años.

La actitud que prevalece, de acuerdo con Seiler, es que deben ser tratados como ciudadanos ordinarios tras su liberación, pero que deben ser sujetos a un determinado control, con base en las leyes pertinentes.

La amenaza de la influencia china

El informe 2016 sobre la seguridad nacional advierte, por otra parte, del peligro que representa para Suiza la voluntad china de intensificar su influencia en este país.

La investigación se da a conocer apenas un mes después de la ofensiva económica del presidente y ministro suizo de Economía, Johann Schneider-Ammann, en China. Ese país es el tercer socio comercial de Suiza, y la agenda bilateral incluye muchos y muy variados rubros, incluido un acuerdo de libre comercio.

De acuerdo con el SRC, las empresas y los inversores chinos muestran un interés particular en la industria y el sector financiero suizos, sobre todo en las firmas innovadoras.

A guisa de ejemplo: en marzo pasado el gigante químico chino ChemChina anunció la compra del grupo agroquímico Syngenta, de Basilea, por 43 700 millones de francos. En abril, una compañía del país asiático se hizo del ‘Gategroup’, que suministra comidas a las líneas aéreas.

Para el SRC, China no solamente busca tener una influencia económica, sino también ideológica, por ejemplo, con los Institutos Confucio de Ginebra y Basilea, los cuales son “una parte de una estrategia global para ganar más influencia”, según declaró Markus Seiler al diario ‘Aargauer Zeitung’.

“Dependencia económica”

“El verdadero peligro para Suiza es que se encuentra en una cada vez mayor dependencia económica de China”, anota el periódico. “Al adquirir las empresas suizas, China trata de hacerse de los conocimientos suizos. Si una multinacional agrícola como Syngenta es vendida, el destino de miles de puestos de trabajo locales quedan en manos chinas”, agrega el diario.

“Si hay un punto en el que la política suiza debe prestar más atención, es la protección de Suiza como un lugar de trabajo, más que la lucha contra organizaciones como los Institutos Confucio”, de acuerdo con el cotidiano.

Por su parte, el diario ‘Le Matin’, en un artículo intitulado “Suiza teme al peligro amarillo”, considera que “China forma parte, cada vez más, de la realidad suiza. Esto no debe impedir mantener la distancia crítica frente a un país cuya cultura está en la antípoda de la nuestra en materia de derechos humanos, la libertad individual y el Estado de derecho”.

Censura reforzada

De acuerdo con el informe de la SRC, China logró el año pasado evitar el surgimiento de una sociedad civil con “métodos rudos” como oleadas de detenciones, ideologización y confinamiento de la población. A lo que se añade un reforzamiento masivo de los controles y la censura en los medios de comunicación e Internet.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

swissinfo.ch y agencias



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×