Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

La prueba de los hechos


¿Tiene Suiza realmente el mejor servicio público del mundo?




Ningún otro país en el mundo puede presumir de un servicio público de tanta calidad como el que ofrece Suiza, sostiene la ministra Doris Leuthard. Una afirmación que swissinfo.ch ha sometido a la prueba de los hechos.

“Tenemos el mejor servicio público del mundo. Los suizos, por ejemplo, pueden llegar a cualquier valle del país en tren o autocar postal”. En una entrevista publicada el 12 de mayo en el diario gratuito ‘20 Minuten’, Doris Leuthard no hizo alarde de humildad al elogiar la calidad del servicio público en Suiza.

Según la ministra de Energía, Transporte y Medio Ambiente, esta situación cambiará si los suizos aprueban la iniciativa ‘A favor del servicio público’, que se somete al veredicto de las urnas el 5 de junio. “Esta iniciativa es engañosa, porque debilitará el servicio público, en lugar de fortalecerlo, y generará un agujero en las arcas del Estado”, subrayó Doris Leuthard.

¿En qué se basa la ministra al afirmar que Suiza dispone del mejor servicio público en el mundo? Como no existe un indicador internacional que mida las prestaciones del servicio público en los diferentes países, las declaraciones de Doris Leuthard se pueden verificar solo parcialmente y únicamente por sector.

Trenes suizos: los mejores

En marzo de 2015, el Boston Consulting Group publicó un informe que evalúa el desempeño de los ferrocarriles en diferentes países europeos. Los expertos de la multinacional en el ámbito de la consultoría se centraron en tres criterios: la intensidad de la utilización de los trenes, la calidad del servicio (incluida la puntualidad) y la seguridad. Resultado: al igual que el estudio precedente de 2012, Suiza encabeza la lista, con una nota final de 7,1 sobre 10, delante de Suecia y Dinamarca.

Una extensa red de correos

Evaluar el desempeño del servicio postal resulta más complicado. Los datos de la Unión Postal Universal (UPI), sin embargo, permiten comparar la densidad de la red de oficinas de correos.

En los últimos quince años, los Correos suizos han reestructurado la red. Si en el año 2000 había 3 383 oficinas en todo el país, su número disminuyó a 2 222 en 2014. En varios pueblos se han introducido servicios alternativos. Los habitantes, por ejemplo, pueden efectuar ciertas operaciones postales en los comercios.

Si en el año 2000 había una oficina de correos por cada 2 146 habitantes, en 2014 la proporción era de una oficina por cada 3 500 habitantes. El siguiente gráfico ilustra cómo la red de oficinas de correos sigue siendo bastante densa en comparación internacional, a pesar de que Suiza no figura entre los mejores de la lista.

En lo que a la entrega de los envíos postales, los Correos suizos se sitúan entre los mejores. En 2013, el 97,6% de las cartas enviadas por correo prioritario se entregaron al día siguiente (días laborales), según la Comisión Federal de Correos. En la Unión Europea, aunque las diferencias son mínimas (la mayoría de los países se sitúan por encima del 90%), solamente Luxemburgo puede presumir de un porcentaje similar.

Otra cifra interesante es la superficie media que cubre una oficina de correos. También en este caso igualmente puede decirse que la red postal suiza es excelente: en promedio, hay una oficina postal por cada 18,5 kilómetros cuadrados. Solo Alemania y los Países Bajos registran mejores resultados. 

¿Tiene Suiza realmente el mejor servicio público del mundo, como sostiene Doris Leuthard? No seremos tan categóricos, pero sin duda el país alpino figura entre los primeros de la lista.


Traducción del italiano: Belén Couceiro, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×