Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Libertad de expresión


Cinco reflexiones de Ai Weiwei sobre democracia




Al participar en Berna en un debate para promover en Suiza una exposición de arte contemporáneo de su país, el artista chino Ai Weiwei se refirió a la situación de la democracia, la censura y libertad de pensamiento en China. He aquí cinco de sus reflexiones.

Sobre la falta de democracia en China: “China es una sociedad en la que todas las decisiones las toman las autoridades. No es una sociedad democrática. No hay discusión a ningún nivel. Hasta ahora, la gente no puede ni siquiera votar, no tiene esa responsabilidad social básica. Los ciudadanos deben preguntarse qué tipo de sociedad quieren crear”.

Sobre los movimientos prodemocráticos como el de las sombrillas en 2014: “En todo el mundo podemos ver esos movimientos. En China es todavía una lucha. Requiere mucho tiempo un logro significativo. Es muy difícil decir cuándo llegará el momento en que podamos ser democráticos o establecer las bases de la democracia”.

Sobre la próxima votación en Suiza para la introducción de una renta básica incondicional: “Es un tema totalmente nuevo para mí. Suena como una apoteosis, una idolatría y me parece un poco irreal. En la sociedad actual, con excepción de los ancianos y los enfermos, la lucha por la supervivencia es la base de nuestra riqueza social. Entonces, si todo el mundo recibe 2 500 francos, podría haber un problema”.

Sobre la censura en China: “Construyeron un amplio y eficaz cortafuegos. Pueden censurarlo todo. Yo mismo me convertí en su primer objeto de prueba. Mi nombre no puede ni siquiera ser tecleado en el Internet chino. Es rechazado con avisos de que se trata de “palabras sensibles o ilegales” y desaparece todo el artículo. Hay una aplicación china para hacer traducciones, si usted escribe Ai Weiwei le aparecerá la palabra “tipo gordo”. El sistema es muy sofisticado. En Internet, muchas personas me llaman “el tipo de la barba” o “el gordo”.

Sobre la prisión como metáfora de la libertad de pensamiento en la sociedad: “Todos somos prisioneros de alguna manera. Algunos son más conscientes, algunos son controlados por las reglas de otras personas, algunos lo son por su propia estructura de conocimiento o de comprensión del mundo. Es así como obtenemos la libertad. En ese sentido, todos somos prisioneros. No conozco el significado de la libertad sin restricciones”. 

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×