Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Naturalización facilitada Pocos nietos de inmigrantes pidieron ser suizos

Ein Schweizer Pass steckt in einer Brusttasche eines Hemdes.

Naturalización facilitada: esta posibilidad existe desde hace un año para los nietos de inmigrantes.

(© Keystone / Christian Beutler)

Un año después de la entrada en vigor de la naturalización facilitada para los jóvenes extranjeros de la tercera generación, la situación es clara: no ha habido ninguna prisa por este nuevo derecho. De los 25 000 jóvenes concernidos, 1000 depositaron una solicitud y 300 se han naturalizado.

La Comisión Federal de Migraciones (CMF) presentó esta semana los resultados de su investigación desde la entrada en vigor, el 15 de febrero de 2018, de las nuevas disposiciones legislativas resultantes de una iniciativa parlamentaria de Ada Marra (PS/VD), destinada a establecer una reglamentación uniforme a nivel nacional. La ciudadanía la aceptó con el 60,4% de los votos el 12 de febrero de 2017.

De los 25 000 jóvenes extranjeros de tercera generación que cumplen con los criterios restrictivos de los textos de aplicación de la iniciativa, cerca de 3 000 mostraron un claro interés en la naturalización durante este primer año, se presentaron 1 065 solicitudes y 309 personas se naturalizaron de esta manera, dijo la CFM en un comunicado, con base en cifras de la Secretaría de Estado de Migraciones (SEM).

Italia, Kosovo, Turquía y España a la cabeza

De las 1065 solicitudes presentadas, alrededor del 80% procedieron de cuatro países: Italia, Turquía, Kosovo y España. Alrededor del 55%, de nacionales de la Unión Europea (UE)/Asociación Europea de Libre Cambio (EFTA). El 72% de las personas naturalizadas eran ciudadanos de la UE/EFTA.

La duración promedio del proceso de naturalización facilitada aún no ha sido establecida, dijo la SEM a la agencia de noticias Keystone-ATS. El costo es de 500 francos para los adultos y de 250 francos para los menores.

Dos tercios de todas las solicitudes de naturalización proceden de jóvenes de seis cantones -Argovia, San Gall, Solothurn, Turgovia, Basilea y Berna. Los cantones francófonos están todos por debajo de la media suiza en cuanto al número de solicitudes.

Gracias a esta naturalización facilitada, los jóvenes y los adultos jóvenes candidatos tienen la oportunidad de sortear la legislación cantonal restrictiva, acoge con satisfacción el informe.

Una laguna jurídica

Preguntada por Keystone-ATS, Sybille Siegwart, del CFM, reconoce que no ha habido “muchas solicitudes”, pero que las aproximadamente 1000 son “positivas” en sí mismas. Según un estudio citado por la SEM, en los próximos diez años, 2 300 jóvenes al año podrían verse concernidos por esta naturalización facilitada.

El CFM señala un “escollo” que sin duda ha “causado la mayor dificultad” para los candidatos potenciales: muchas personas no han podido probar que uno de los padres asistió a la escuela obligatoria en Suiza durante cinco años, uno de los requisitos de la ley de aplicación.

“Esto puede explicarse por la realidad de esos migrantes de primera generación: la mayoría de ellos trabajaron durante años como temporeros. La reunificación familiar solamente era posible cuando el permiso de temporada se transformaba en permiso de residencia. Muchos de los padres de los jóvenes concernidos llegaron a Suiza en su adolescencia. Asistieron a la escuela obligatoria solamente durante unos pocos años antes de comenzar la formación profesional”, dice la CFM.

“Una necesidad real”

“Los requisitos establecidos no son óptimos para esta generación de inmigrantes”, concluye la CFM. Por lo tanto, recomienda tener también en cuenta la formación profesional seguida por los padres como prueba de integración y que la legislación sea adaptada en consecuencia. También considera “importante que los cantones y las comunas contribuyan activamente a la difusión de la información necesaria".

La autora de la iniciativa "no está ni decepcionada ni no decepcionada”. Ada Marra acoge con satisfacción la publicación de un informe. Considera que la naturalización facilitada “corresponde a una necesidad real en los cantones que eran los más restrictivos”.

También señala la “brecha entre la ley de aplicación teórica aprobada por el Parlamento y la realidad de la historia de la inmigración en Suiza”, especialmente en lo que se refiere a los trabajadores temporeros de la época.

SRF y Keystone/ATS

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes