Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Objetivos de Desarrollo Sostenible


La Agenda 2030 podría ser demasiado ambiciosa


Por Urs Geiser, con la colaboración de Rita Emch


 Otros idiomas: 5  Idiomas: 5
Uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible es lograr de aquí al año 2030 el acceso universal y equitativo al agua potable. (Keystone)

Uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible es lograr de aquí al año 2030 el acceso universal y equitativo al agua potable.

(Keystone)

Un grupo de ONG asegura que a Suiza le resultará difícil aplicar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Se necesita un mayor compromiso por parte de clase política, la comunidad empresarial y la sociedad civil para que las palabras se traduzcan en hechos.

Alliance Sud, que agrupa a seis organizaciones líderes en desarrollo, da la bienvenida a la nueva Agenda 2030 de Naciones Unidas como una forma de compromiso. Se espera que los líderes del mundo aprueben esta semana en Nueva York los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Según Eva Schmassmann, experta en política de desarrollo de Alliance Sud, “se trata de un documento que aún está lleno de contradicciones. Pero es el resultado de tres años de trabajo y consultas entre los Estados y la sociedad civil. Así que es un gran logro haber logrado acuerdo para este documento”.

Schmassmann considera muy importante que se aclare cómo se cumplirán estos retos y en qué medida los gobiernos y el sector privado pueden ser llamados a rendir cuentas.

La especialista recuerda que los detalles relativos a los procesos de control están por definirse. “Existe un compromiso moral de cumplir con ellos, pero la rendición de cuentas será compleja, porque el cumplimiento de los objetivos no es vinculante”. Será pues tarea de la sociedad civil vigilar y asegurar que las promesas se cumplan en el terreno práctico, añade.

La Agenda 2030 trae consigo un cambio de paradigma, señala la experta, ya que la lucha contra la pobreza forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), al igual que los retos de carácter medioambiental y económico, especialmente para los países del hemisferio norte.

Suiza, en particular, tiene un gran trabajo por delante para reducir su producción de desechos y disminuir la brecha entre los ricos y los pobres del país, recalca la experta.

Los retos 

Eva Schmassmann llama a su país a aplicar políticas coherentes para incluir el principio de sostenibilidad en otras áreas legislativas, así como el cambio climático, las contrataciones públicas o la cooperación al desarrollo.

Mark Herkenrath, director de Alliance Sud, advierte de que el gobierno suizo no será capaz de alcanzar en el plazo pactado los objetivos que se ha fijado.

Y cita como ejemplo un programa de reducción del gasto público en los próximos años que es incompatible con el cumplimiento de los nuevos retos globales.                                                           

 El rol del gobierno suizo

Suiza ha desempeñado un rol activo en los preparativos de la cumbre de las Naciones Unidas, particularmente en el grupo de trabajo que preparó los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y como coordinador del proceso mundial de consulta.

Las prioridades suizas fueron la salud, la igualdad de género, el abastecimiento de agua, la justicia y la paz, según Michael Gerber, negociador jefe de esta agenda de desarrollo.

Suiza también se comprometió en temas como consumo sostenible, lucha contra la pobreza y migración, declaró Gerber en una conferencia de prensa el pasado martes en Berna.

La presidenta Simonetta Sommaruga pronunciará ofrecerá un discurso en Nueva York sobre el rol de la democracia directa.

El director de Alliance Sud critica, además, las posiciones de representantes suizos, como el ministro de Asuntos Exteriores, Didier Burkhalter, cuando elogian el papel activo de Suiza en las negociaciones de la nueva Agenda, pero no mencionan los recortes previstos.

A Herkenrath le inquieta también que se reduzca el presupuesto destinado a la cooperación al desarrollo con miras a disponer de más fondos para financiar la política climática internacional, ayuda humanitaria y proyectos de asilo.

"Hay menos dinero en las arcas y más jugadores que quieren obtener recursos de las mismas”, dice.

Se estima que el cumplimiento de la nueva agenda requerirá entre 3 400 y 4 900 millones de francos suizos anuales.

Recorte de gastos

Suiza es uno de los países más ricos del mundo y como tal tiene una responsabilidad especial en la financiación de la agenda de desarrollo sostenible, sostiene Alliance Sud.

Le preocupa que Suiza no sea capaz de destinar el 0,7% del PIB cada año a costear el desarrollo sostenible, aunque se comprometió a cumplir este objetivo en la Agenda 2030. La organización también critica el papel que el sector privado podría jugar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo en los programas que tendrán a cargo las llamadas asociaciones público-privadas.

"La educación y la salud deben mantenerse fuera del alcance de los inversores privados. El principal pilar de su financiación debe ser público”, refiere.

Otro aspecto crucial es vigilar los flujos de fondos de los países en desarrollo a los industrializados para evitar que las grandes multinacionales encuentren caminos para beneficiarse de los paraísos fiscales.

Cumbre sobre Desarrollo Sostenible

Más de 150 líderes mundiales se reúnen del 25 al 27 de septiembre en la sede neoyorquina de Naciones Unidas para adoptar la nueva Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Suiza estará representada por su presidenta, Simonetta Sommaruga, tanto en la cumbre como en el debate de la 70ª sesión de la Asamblea General de la ONU.

La ambiciosa Agenda 2030 da seguimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y busca ser el punto de partida para una política internacional en la que participen los gobiernos, las empresas y la sociedad civil en aras de una mayor prosperidad para el mundo.

El nuevo conjunto de objetivos y normas abarca más temas que los ODM. La meta es encontrar un equilibrio entre las tres dimensiones – económica, social y ambiental – del desarrollo sostenible.

En la Cumbre del Milenio de 2000, los líderes mundiales se comprometieron a reducir a la mitad las tasas de pobreza extrema hasta el año 2015.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×