Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ordenadores para luchar contra el paludismo

La malaria se transmite por la picadura de la hembra del mosquito Anofeles. 

(CDC)

Unos 2.000 usuarios participan en un proyecto suizo destinado a desarrollar nuevas estrategias en la lucha contra la malaria en África.

El Instituto Tropical de Basilea aprovecha el potencial inutilizado de los ordenadores privados para simular la propagación de la dolencia que mata a más de un millón de personas cada año.

El proyecto es el resultado de la asociación Africa@home que agrupa al Instituto Tropical Suizo (ITS), la Universidad de Ginebra, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) y las organizaciones no gubernamentales International Conference Volunteers y Software Without Borders.

Los estudios preliminares, basados en un modelo informático para la epidemiología de la malaria desarrollado en el Instituto Tropical Suizo (ITS), comenzaron en noviembre pasado en Basilea, con una red de 40 ordenadores.

A medida que crecía el volumen de cálculos, se fue incrementando el número de ordenadores conectados a la Red. En la segunda fase, iniciada en marzo de este año, se sumaron unos 500 nuevos usuarios y su número ya ha alcanzado los 2.000.

El 'voluntariado' informático parte de la idea de que los ordenadores privados permanecen la mayor parte del tiempo 'inactivos' y pueden ser aprovechados para resolver problemas científicos que requieren una enorme capacidad de memoria.

Los resultados del programa MalariaControl.net servirán para entender mejor los efectos de los nuevos tratamientos contra el paludismo y mejorar su eficacia.

"Hay muchas personas que quieren aportar su granito de arena a la ciencia poniendo a disposición el potencial no utilizado de su ordenador", explica a swissinfo Nicolas Maire, investigador del ITS. "Estamos realmente muy satisfechos con el éxito que ha tenido hasta ahora esta iniciativa".

Proyecto de tres años

La respuesta ha sido tan positiva que el proyecto MalariaControl.net tiene hoy más de 2.000 ordenadores a su disposición, es decir, más de los que necesita el proyecto que durará tres años.

Hasta 300 personas llegaron a registrarse en un solo día, agrega Maire. Esta abundancia de medios, sin embargo, no es excesiva, ya que en los próximos meses el proyecto necesitará una capacidad de memoria cada vez mayor.

"Existe un enorme potencial a disposición para proyectos similares al nuestro", subraya el investigador. "Cientos de millones de ordenadores están conectados a Internet, pero la mayor parte del tiempo efectúan operaciones que requieren sólo una capacidad mínima de memoria".

Todo voluntario que se anime a participar puede descargar el software correspondiente (que realiza los cálculos científicos) de Internet. De vez en cuando el programa solicitará la aplicación para transmitir los resultados o bajar más datos para su procesamiento.

Todo se desarrolla de forma anónima. Maire subraya que los investigadores que analizan los datos no tienen acceso a los datos privados de los usuarios, ya que es el mismo ordenador que establece el contacto con el servidor de la Universidad de Ginebra.

swissinfo, Adam Beaumont
(Traducción del inglés: Belén Couceiro)

Datos clave

El 90% de las muertes por paludismo se producen en África.

Esta dolencia ocasiona pérdidas por más de 12.000 millones de dólares (15.000 millones de francos suizos) al PIB del continente negro.

Cada año se registran más de 300 millones de casos agudos de malaria en el mundo. La enfermedad se cobra un millón de víctimas mortales cada año.

Fin del recuadro

Contexto

El Instituto Tropical de Basilea no es la primera organización que recorre los ordenadores de usuarios privados.

El potencial de cálculo que proporciona esta red de ordenadores privados se utiliza con fines muy diversos, por ejemplo en la investigación contra el cáncer.

El proyecto más conocido es el programa SETI (Search for Extra Terrestrial Intelligence), que evalúa los datos recopilados por el telescopio más grande del mundo, en Arecibo, con el fin de descubrir una eventual civilización extraterrestre.

Más de 3 millones de personas en 226 países participan en el SETI, programa que dirige la Universidad de Berkeley, en Estados Unidos.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes