Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Peter Bodenmann, a 25 años del ‘no’ al EEE "La UE se ha desarrollado mejor que Suiza"

Ein Mann

Peter Bodenmann.

(Thomas Egli/Lunax)

Una pequeña isla rodeada de la poderosa Unión Europea (UE) ¿El caso de la testaruda Suiza es lamentable o envidiable? El país alpino decidió el camino en solitario hace 25 años, cuando se inclinó por el ‘no’ al Espacio Económico Europeo (EEE). Para muchos ciudadanos la adhesión al EEE significaba un paso previo a formar parte de la UE. swissinfo.ch conversa con los exponentes en favor y en contra del ingreso al EEE a un cuarto de siglo de ese histórico ‘no’ en las urnas.

+ Más detalles sobre ese 'no' al ingreso en el EEE

La votación del 6 de diciembre de 1992 fue una debacle para el ‘establishment’ político de Suiza. El Gobierno, el Parlamento y la gran mayoría de los grandes partidos se habían pronunciado por el ingreso de Suiza al EEE y habían presentado una solicitud de adhesión de Suiza a la Unión Europea. Pero la muy emocional campaña de los adversarios conservadores de derecha, que profetizaban el fin de la unidad suiza con el ingreso al EEE, resultó un éxito que paró en seco esas intenciones. A Christoph Blocher, figura líder del partido Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), se debe ese triunfo del ‘no’. Un hecho que para Blocher significó su proyección meteórica en la política suiza.

El ‘no’ al EEE fue una gran derrota para Peter Bodenmann, entonces presidente del Partido Socialista (PS) y comprometido en primera línea con establecer una cooperación más fuerte con los socios europeos de Suiza. El hotelero del Valais todavía hoy, a 25 años de distancia, está convencido de su posición.

swissinfo.ch: Su exadversario Christoph Blocher conmemora cada aniversario del ‘no al EEE’ y la prensa habla de usted como el gran perdedor en ese momento. ¿Le molesta?

Peter Bodenmann: No lo veo así. Lo que sí me enoja es que en esa época perdimos el respaldo mayoritario en las urnas porque el partido de los Verdes y parte de los socialistas, con Rudolf Strahm y Andreas Gross a la cabeza, también se posicionaron en contra.

swissinfo.ch: En Suiza se prestó más atención a la protección ambiental, a diferencia de otros países, y Los Verdes temían que sus preocupaciones fuesen olvidadas con la adhesión al EEE…

La pequeña Suiza, rodeada por la UE.

(swissinfo.ch)

P.B.: Y ocurrió lo contrario: ¿Qué país recibió las mejoras calificaciones en la Conferencia sobre el Clima en Bonn? Suecia, miembro de la UE. Nosotros en Suiza tenemos la impresión de que firmar acuerdos bilaterales o pertenecer al EEE o incluso ser parte de la UE significa no tener ningún margen de maniobra.   

swissinfo.ch: Pero Suiza, tras el ‘no’ al EEE firmó los acuerdos bilaterales con la UE, lo que la ha hecho salir adelante sin inconvenientes.

P.B.: Porque hoy tenemos, en primer lugar, el Acuerdo de Libre Circulación de Personas. En segundo lugar, las medidas de acompañamiento. En tercer lugar, la inteligente regulación para el transporte pesado y un amplio acceso al mercado europeo. En realidad, todo lo que hubiera alcanzado con su ingreso en el EEE.

swissinfo.ch: Entonces, ¿fue adecuado no adherirse al EEE?

P.B.: No. Los países en la UE se han desarrollado mejor que Suiza. Solo que aquí los medios y la política no quieren verlo. Todo el discurso hostil al extranjero se ha desarrollado como una  grave enfermedad mental, pero curable.

swissinfo.ch: El paro en Suiza es menor al que registran los otros países europeos.

P.B.: Este absurdo solo lo difunde aquel que no conoce de estadísticas. Solo existe una que realiza las comparaciones de modo correcto: la del desempleo en la que se observa cómo hoy estamos peor que Baviera o Baden-Württemberg (Alemania).

swissinfo.ch: No se pueden comparar las regiones económicamente más fuertes de Alemania con otro Estado. A no ser que se comparen con las regiones más fuertes de Suiza.

Peter Bodenmann

El abogado del Valais es uno de los políticos más conocidos de Suiza, a pesar de que se retiró a finales de 1999 de los reflectores y desde entonces dirige un hotel en su comuna natal, Brig.

Bodenmann fue de 1987 a 1997 consejero nacional (diputado en el Parlamento Federal) y de 1990 a 1997 presidente del Partido Socialista (PS).

Fin del recuadro

P.B.: Eso solo lo puede decir alguien que no conoce la geografía económica de Europa. En Suiza viven ocho millones de personas, en Baviera, doce. También existen en Baviera regiones más débiles coyunturalmente hablando como, por ejemplo, la zona boscosa bávara. Por eso la comparación es válida.

En la UE todo se ha desarrollado de modo distinto a lo que los adversarios del EEE nos quisieron hacer creer entonces.

swissinfo.ch: En su opinión, ¿qué perdimos exactamente al no adherirnos al EEE?

P.B.: No fue una catástrofe rechazar el EEE. Se trataba de una buena oportunidad. Pero Suiza tuvo otra con los acuerdos bilaterales: Esos convenios nos han salido caros y la factura la hemos pagado en términos de crecimiento.

Los suizos siempre van con reazago, pero todavía a tiempo de evitar mayores daños. Por eso hemos establecido [el PS] un punto central en la disyuntiva sobre el EEE, tal y como lo habíamos propuesto entonces. Es decir: ‘Sí’ a la libre circulación y, al mismo tiempo, sí a las medidas de acompañamiento, que siempre han sido combatidas por el partido de la UDC.

Demonstrierende Leute

"Christoph Blocher en esa lucha para convencer al electorado de votar en contra del ingreso al EEE conoció una Suiza que no conocía. Se dio cuenta que existe ese potencial reaccionario, y que puede organizarse de modo político y partidario.

(Keystone)

swissinfo.ch: Si Suiza se hubiera adherido al EEE, hubiera perdido parte de su independencia. No hubiéramos podido, por ejemplo, votar sobre la iniciativa contra la inmigración en masa…

P.B.: Por supuesto que hubiéramos podido votarla y por supuesto que Suiza hubiera podido aplicarla tal y como lo ha hecho ahora, es decir, en compatibilidad con la UE.

swissinfo.ch: Dicho de otro modo: ¿no ha tenido un gran significado el hecho de que no pertenezcamos ni al EEE ni a la UE?

P.B.: Totalmente falso: digo que no hay una gran diferencia entre el EEE y los acuerdos bilaterales. El EEE habría tenido algunas pequeñas ventajas, pero no decisivas.

Hubiera sido muy diferente con un ingreso a la UE. Como miembro de la UE se puede participar en las decisiones.

En principio, esto es absolutamente claro: En un pueblo, donde 28 personas pertenecen a la asociación de tiro, usted solo puede disparar, sin ser miembro, si los afiliados se lo permiten. Cada comuna suiza funciona así.

swissinfo.ch: Esa es una opinión minoritaria. Hoy hay menos respaldo que hace 25 años al ingreso a la UE.

P.B.: Sí, pero el secreto de la evasión fiscal [se refiere al secreto bancario suizo, ndr] nos enseña que esa vaca sagrada pudo ser abatida por los estadounidenses. Y que en las oficinas de los directivos de Credit Suisse, los abogados americanos controlaron cada transacción negociada y cobraron por ello 600 millones de francos suizos.

Suiza tiene una gran habilidad para adaptarse a las nuevas circunstancias.

swissinfo.ch: Desde hace cuatro años, Suiza negocia con la UE un acuerdo marco. Christoph Blocher y sus correligionarios de la UDC lo combaten y lo consideran como una adhesión al EEE. ¿Usted también lo veasí?

P.B.: Nunca he visto un proyecto de un acuerdo marco semejante. Discutimos de fantasmas que dibuja en la pared la UDC y que retoman los medios. Suiza y la UE resolverán también ese problema. La UE no es una simple burocracia centralizada sino un bazar donde se negocia hasta encontrar una solución.

swissinfo.ch: Para algunas industrias suizas, la larga espera para alcanzar una solución de bazar no es razonable.

P.B.: Al sector económico – excepto el turismo– le va bien. Las empresas tienen acceso a la fuerza laboral europea. Por otra parte, pueden comprar las materias primas que requieren a precios del mercado mundial. Sus productos certificados son aprobados en todo el espacio de la UE. No hay presión alguna para tomar una decisión precipitada.

La votación sobre el EEE

El Consejo Federal, los gobiernos locales, el Parlamento, los grandes partidos, casi todos estaban a favor del ingreso de Suiza al Espacio Económico Europeo (EEE). Como el Gobierno Federal no contaba con el rechazo, presentó ya en mayo de 1992 una solicitud de adhesión a la Unión Europea. Con ello señalaba que el ingreso al EEE era solo un paso en dirección la adhesión a la UE. Hoy esto se considera un error decisivo. Así, las fuerzas opositoras en torno a Christoph Blocher transformaron el voto en un asunto altamente emocional sobre la cultura y la tradición helvéticas. Alegaron que muchas particularidades suizas solo podían ser preservadas si el país optaba por un camino en solitario. Suiza debía asirse a su independencia y protegerse de la burocracia europea. La votación el 6 de marzo de 1992 se tornó en un desastre para el ‘establishment’ político. El 50,3 % de los votantes se pronunciaron en contra. Además, la mayoría de los cantones (16 de 23) también se inclinaron por el ‘no’ al EEE. En junio de 2016, Suiza retiró oficialmente su solicitud de adhesión.


(Traducción del alemán: Patricia Islas)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×