Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Plaza financiera en cifras


¿Es Suiza realmente el país de los banqueros?





Las profesiones no suelen estar asociadas a un país en particular, pero todo el mundo ha oído hablar del famoso banquero suizo. Un cliché omnipresente en la prensa, la literatura y el cine. En los últimos años, el secreto bancario, la evasión fiscal y las multas a bancos suizos en Estados Unidos han alimentado la polémica. ¿El estereotipo del banquero suizo corresponde a la realidad? La respuesta está en los siguientes gráficos.

Bancos y empleo

Es moneda corriente que se considere a Suiza como la tierra de los banqueros. ¿Pero son tantos como muchos creen? El siguiente gráfico ilustra el número de empleos en función de los sectores productivos. El tamaño de cada cuadro es proporcional al número de puestos de trabajo.

 (swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)

Este gráfico no contiene ninguna categoría específica para los banqueros. El término “intermediación financiera” incluye todos los empleos vinculados a los servicios de este sector: banca, seguros, fondos de pensión, etc.

  • El 5,8% de los empleados trabaja en los servicios financieros, es decir, 1 de cada 17 empleos. Los datos que revelan que se trata de una fuerza productiva más pequeña que la de sectores como la hostelería o la restauración.
  • Del conjunto de empleados en el sector de la mediación financiera, alrededor de un tercio trabaja en unas compañías de seguros, lo que equivale a 1,6% de la población activa en Suiza en 2012.
  • Ese mismo año, los bancos empleaban a 105.166 personas, es decir, 2,2% del total de la mano de obra total en Suiza (1 de cada 46 empleos).

¿En qué posición figura Suiza? El gráfico inferior muestra la proporción de empleos en el sector de la mediación financiera que existe en distintos países.

Aunque Suiza cuenta con una de las fuerzas laborales más importantes del mundo en los servicios financieros, hay países como EEUU en los que proporcionalmente existe casi el mismo número de empleos en este sector.

Importancia económica de los bancos

Con respecto a la contribución que hacen las actividades financieras a la economía del país, el gráfico inferior ilustra el peso que tienen la banca y los seguros dentro del Producto Interno Bruto (PIB):

La aportación de las actividades financieras al PIB es un tema polémico. Las cifras aquí presentadas forman parte de las estimaciones más elevadas. Algunos observadores consideran que en Suiza el valor agregado que aportan las instituciones financieras es más cercano al 6% que al 11% (similar al sector de la construcción). La ONU, la OCDE, Eurostat y el Banco Central Europeo crearon un grupo de trabajo conjunto que definirá un nuevo método para medir la aportación del sector financiero al PIB. La principal controversia gira en torno a la evaluación de la prima de riesgo, es decir, los ingresos por las tasas de interés que obviamente representan una parte importante de la cifra de negocios de un banco. Otros argumentan que no aportan ningún valor al PIB, por lo que deberían excluirse de la medición.

Debido a la elevada proporción de empleos que genera el sector financiero, no sorprende que esta actividad tenga un peso relevante el PIB de Suiza.

Otra forma de medir la importancia del sector bancario para la economía suiza consiste en analizar el nivel total de activos de los bancos. Los activos bancarios figuran generalmente en el lado izquierdo de la hoja de balance e incluyen los haberes del banco: créditos otorgados, acciones u activos físicos como edificios. El siguiente cuadro interactivo presenta el total de activos bancarios por país, por habitante, en términos absolutos y con relación al PIB: 

El valor de los activos bancarios generalmente supera el 100% del PIB en las economías desarrolladas. En el caso de los países europeos, dichos activos equivalen frecuentemente a varias veces el PIB anual de las economías. Suiza es, proporcionalmente, uno de los países con mayor nivel de activos bancarios, tanto por habitante como en proporción a su PIB.

Los bancos suizos en el mundo

Es evidente que las actividades financieras tienen un papel preponderante en la economía suiza. ¿Pero dónde se ubican los grandes bancos en la clasificación internacional? El siguiente cuadro presenta el nivel de capitalización de mercado de los 25 bancos más grandes del mundo en 2014:

 ( )
( )

Analizados individualmente, los bancos suizos son los ‘pesos pesados’ del sector cuando se considera su nivel de capitalización. Los dos gigantes bancarios helvéticos figuran ‘solamente’ en los puestos 21 (UBS, 78.000 millones de dólares) y 35 (Credit Suisse, 51.000 millones) en una comparación internacional. Las compañías de seguros suizas cuentan con un peso ligeramente mayor a escala global. Zurich ocupa el 7º puesto (39.000 millones de dólares) y wiss Re el 17º (23.000 millones de dólares).

Como comparación, el nivel de capitalización de Apple a finales de 2013 era de 415.700 millones de dólares. El de compañías suizas emblemáticas como Roche o Nestlé fue de 202.000 y 234.000 millones de dólares, respectivamente.

Estas cifras y la clasificación mundial de las entidades financieras suizas explican la razón por la que los bancos helvéticos tienen tanta notoriedad.

La industria de la banca moderna tiene sus orígenes en la banca privada. Los primeros bancos de Venecia se dedicaban a administrar las fortunas de las familias adineradas. Más adelante, los bancos privados decidieron llamarse así para diferenciarse de la banca minorista y de las cajas de ahorro. Históricamente, la banca privada ha sido considerada un nicho destinado exclusivamente a personas con grandes fortunas y más de 1 millón de dólares de liquidez. Hoy es posible abrir una cuenta en un banco privado con 250.000 dólares. Por sus servicios los bancos privados suelen cobrar una comisión variable basada en el desempeño de los portafolios que administran, o una tarifa fija generalmente calculada como un porcentaje del capital invertido.

Banca privada

La banca privada, o gestión de patrimonio, es una de las actividades financieras en las que Suiza es líder mundial actualmente. El término ‘privada’  hace referencia a que sus servicios son más personalizados que en el mercado de la banca minorita, gracias al apoyo de asesores financieros especializados.

Este tipo de servicios personalizados no necesariamente son otorgados por una institución bancaria de propiedad de privada (banco privado), aunque puede ser el caso. Los asesores ofrecen esencialmente alternativas atractivas para invertir el patrimonio de sus clientes, pero también pueden ofrecerles un servicio integral de banca (crédito y otro tipo de gestiones financieras).

En la clasificación internacional por nivel de activos que gestiona de la banca privada figuran seis bancos suizos entre los 20 primeros. En 2013, el UBS fue el líder mundial del sector, al administrar más de 1.700 billones de dólares de sus clientes adinerados. Es difícil imaginar una cifra de más de un billón de dólares, así que el siguiente gráfico la pone en perspectiva:

 (swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)

Los activos que administra la división de Banca Privada del UBS equivalen a más de 20 veces la capitalización bursátil del banco y representa tres veces el PIB anual de Suiza.

Se estima que el total de los activos gestionados por los bancos helvéticos en 2012 sumó 6,15 billones de dólares, lo que equivale a más de un tercio del PIB anual de la Unión Europea o de EEUU. Dos bancos, UBS y Credit Suisse, gestionaron casi la mitad de estos fondos. Y más de la mitad de estos capitales corresponden a inversiones realizadas en el extranjero (off-shore), es decir, sus titulares no están domiciliados en Suiza.

Suiza es hoy líder mundial en la gestión de fortuna denominad ‘offshore’ (en el extranjero), un mercado cuyo valor se estima en 8.500 billones de dólares en el mundo.

El éxito de la banca privada suiza más allá de sus fronteras puede atribuirse, entre otras razones, a una larga experiencia en este campo, a la estabilidad política y económica de Suiza y, obviamente, a una legislación -muy criticada- favorable al secreto bancario que data de 1934.

Es imposible estimar a cuánto asciende la parte de esas fortunas por la que no se han pagado impuestos en los respectivos países. No obstante, el siguiente cuadro presenta la correlación entre las circunscripciones que dispone de alguna forma de secreto bancario (Suiza, Singapur, Islas del Canal, Caribe o Luxemburgo) y una elevada participación en el negocio mundial de la banca privada extraterritorial.

La Asociación de Banqueros Suizos estima que 54.000 personas estaban empleadas en la gestión patrimonial en Suiza en 2012 (1% de los empleos totales en el país). No sorprende que la productividad del sector sea elevada: la gestión de fortuna representa el 2,8% del PIB anual de Suiza (equivalente a un valor agregado de 16.000 millones de francos para la economía). Pero con la cada vez menor tolerancia internacional al fraude fiscal y la creciente presión para suprimir el secreto bancario, la pregunta hoy es cuán interesante será la gestión de patrimonios en el extranjero cuando se armonicen la banca internacional y su marco regulatorio fiscal.

Referencias

1. Asociación de Banqueros Suizos

2. Estudio de Referencia de la Banca Privada en 2013 de Scorpio partnership


Con la colaboración de Matthew Allen. Diseño: Filipa Cordeiro & Duc-Quang Nguyen. Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×