Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Revista de prensa


Theresa May, comparada con Margaret Thatcher




 Otros idiomas: 5  Idiomas: 5
Therese May, actual primera ministra de Inglaterra, con la Reina Elizabeth II. (Keystone)

Therese May, actual primera ministra de Inglaterra, con la Reina Elizabeth II.

(Keystone)

Apodos y comparaciones son utilizados por los diarios suizos para describir a la nueva primera ministra británica, Theresa May. Sin embargo, la mayoría de los editorialistas no osan especular sobre el impacto que tendrá en el país.

Margaret Thatcher o Angela Merkel. Antes de que sea investida oficialmente, la prensa suiza compara a Theresa May, sea con una de sus predecesoras, la ‘dama de hierro’, sea con la canciller alemana.

“May es más bien Merkel que Maggie”, comenta el tabloide ‘Blick’. Por su parte, el ‘Tages-Anzeiger’ y el ‘Bund’ titulan: “El verano de la reina del hielo”. El corresponsal de los dos periódicos destaca la rigurosa disciplina personal de Theresa May.

Para el ‘Neue Zürcher Zeitung’ (NZZ), Theresa May es "la dama de madera". El artículo señala que la sucesora de David Cameron pide una mayor intervención del Gobierno en la economía.

Al igual que muchos otros periódicos, el NZZ describe a la nueva inquilina del número 10 de Downing Street como una negociadora dura y pragmática, pero también como una mujer de carácter.

Theresa May y Suiza

“Theresa May, un ovni en Downing Street”, escribe ‘Le Temps’. El cotidiano ginebrino explica que la nueva primera ministra es diferente de sus predecesores, especialmente los del Partido Conservador, y que no comparte necesariamente los valores de las clases altas.

‘Le Temps’ cita un comentario del alcalde de Ginebra y diputado nacional, Guillaume Barazzone, quien se reunió con Theresa May hace un año en Londres, durante un encuentro del Grupo de Conservadores Europeos. “Me dijo que le gustaban Suiza, sus instituciones y sus magníficos paisajes”.

Guillaume Barazzone señala que explicó a la entonces ministra del Interior, el problema de la libre circulación y de las relaciones con la Unión Europea. Sin embargo, May no manifestó su posición sobre el tema, de acuerdo con el alcalde de Ginebra.

Los medios de comunicación suizos reproducen también una declaración de May publicada por la prensa británica en 2007: “Visitamos el país hace 25 años [...] y regresamos con regularidad para pasear”.

Antes de Theresa May, Margaret Thatcher había expresado su amor por las vacaciones en los Alpes suizos. La ‘dama de hierro’ vacacionaba en los Grisones y visitaba a un amigo que vivía en la Suiza central. Theresa May parece preferir Zermatt y el Oberland Bernés.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducida del inglés por Marcela Águila Rubín

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×