Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Suiza- Unión Europea


El jefe de la diplomacia suiza visita Madrid




Los ministros de Exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, y España, José Manuel García Margallo, en Madrid. (Keystone)

Los ministros de Exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, y España, José Manuel García Margallo, en Madrid.

(Keystone)

Durante la entrevista que sostuvo el martes con su homólogo español, Didier Burkhalter expuso las razones por las que Suiza defiende la vía de negociación bilateral en sus relaciones con la Unión Europea (UE).

España es el décimo cuarto Estado miembro de la UE al que ha viajado en los últimos meses el jefe de la diplomacia suiza, con el fin de hallar una solución a asuntos en los que Berna y Bruselas no coinciden.

Una de las divergencias reside en la negativa helvética a adoptar el acervo comunitario.

La democracia directa no permite “retomar el derecho europeo, ya que es el pueblo quien tiene la última palabra”, recalcó Didier Burkhalter, tras reunirse con su homólogo José Manuel García Margallo.

Además, los denominados derechos populares constituyen uno de los fundamentos de Suiza y como tales “deben seguir existiendo”.

En cambio, Suiza está de acuerdo en crear una autoridad independiente encargada de supervisar la aplicación de los acuerdos bilaterales, que rigen desde 2002 las relaciones con la UE, siempre y cuando no sea de carácter “supranacional”.

Berna busca una solución satisfactoria para ambas partes y desea entablar un diálogo constructivo con sus socios comunitarios, a los que ha sometido una hoja de ruta que contiene “propuestas sustanciales”.

Concretamente, propone hacer la prueba con un acuerdo bilateral en materia de electricidad, que posteriormente podría aplicarse a otros convenios.

Tras citar las inversiones de empresas suizas en instalaciones solares y de energías renovables, Burkhalter destacó que es importante que Berna y Bruselas concluyan un acuerdo bilateral en materia de electricidad para estimular esas inversiones.

Estrechar la colaboración con España

Suiza es el sexto inversor extranjero más importante en España. Recientemente, invirtió 200 millones de euros (241 millones de francos) en un sistema de central solar y confía en desarrollar la colaboración con el país ibérico.

El jefe de la diplomacia helvética ha propuesto a Madrid desarrollar proyectos comunes en el ámbito de la inmigración, entre otras razones, por los contactos estrechos que sostienen España y Marruecos, y que podrían ayudar a Suiza en la problemática de las readmisiones.

Otro de los asuntos que abordaron Burkhalter y García Margallo fueron el denominado acuerdo Rubik, que Suiza ha suscrito con Alemania, Gran Bretaña y Austria. Su objetivo es regularizar las cuentas no declaradas en Suiza cuyos titulares son ciudadanos de esos tres países.

España manifestó en junio pasado su interés en negociar un acuerdo análogo. A finales de noviembre expira la amnistía fiscal: los españoles pueden regularizar sus cuentas bancarias en el extranjero, hasta ahora no declaradas, a cambio del pago de un impuesto del 10% sobre el valor del patrimonio.

Datos clave

Los intercambios comerciales entre Suiza y España se han duplicado en la última década.

En 2011, España era el 10º destinatario más importante de las exportaciones suizas (2,8%) y el 11º destinatario de las importaciones españolas (2,8%).

Suiza es el sexto inversor directo en España.

Un total de23.886 suizos viven en España, de los cuales 12.571 tienen la doble nacionalidad.

En Suiza viven 90.142 españoles, según el Padrón de Españoles residentes en el extranjero.

swissinfo.ch y agencias



Enlaces

×