Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Videos sobre las votaciones


El temor a una propaganda camuflada




 Otros idiomas: 6  Idiomas: 6
La Confeferacion Suiza produce videos explicativos sobre los objetos sometidos a escrutinios federales. (bk.admin.ch)

La Confeferacion Suiza produce videos explicativos sobre los objetos sometidos a escrutinios federales.

(bk.admin.ch)

La Cancillería Federal ha producido nuevos vídeos explicativos en vista de las votaciones del 25 de septiembre. Un parlamentario busca prohibirlos bajo la consideración de que constituyen instrumentos de propaganda.

El 25 de septiembre, la ciudadanía suiza debe pronunciarse en las urnas sobre las iniciativas ‘economía verde y ‘AVSplus’, que prevé un aumento en las pensiones para el retiro, y en torno a una nueva ley sobre el servicio de inteligencia. La Cancillería Federal publicó en el canal de YouTube del Gobierno videos explicativos sobre esos tres controvertidos temas.

La divulgación de los videos da seguimiento a un proyecto piloto iniciado durante las votaciones de junio pasado.

De acuerdo con un comunicado de la Cancillería, el objetivo es explicar “de manera exacta, objetiva y fácilmente comprensible, las implicaciones de los temas sometidos al voto del pueblo”. Con ello se busca igualmente mejorar la relativamente baja participación ciudadana.

Los espectadores de los videos difícilmente pueden evitar una impresión de superficialidad. ¿Realmente permiten formarse una opinión? Lo cierto es que no agradan a todo el mundo: el consejero nacional de la UDC (derecha conservadora) Gregor Rutz presentó en junio una iniciativa parlamentaria, que exige al Gobierno renunciar a los videos explicativos y a “otras herramientas utilizadas para hacer campaña”.

El diputado formuló su iniciativa de la siguiente manera: “Es inapropiado que el Consejo Federal (Gobierno) busque, a través de medidas de propaganda, ejercer cualquier influencia sobre la campaña, bajo la cobertura de su misión informativa”. Dijo que la realización de campaña corresponde a los actores privados.

Esa iniciativa aún no ha sido tratada por el Gobierno. La Cancillería Federal no se dejó desalentar por ella y continuó su proyecto piloto. Su responsable de Comunicación, René Lenzin, indicó a swissinfo.ch que la Cancillería esperaba el posicionamiento del Gobierno y que en el primer semestre de 2017 decidirá si tiene sentido producir en el futuro videos explicativos para todos los temas sometidos a votación (lo que implicaría la continuación del proyecto piloto).

¿Propaganda estatal a expensas del contribuyente?

La producción de un video en tres de los cuatro idiomas nacionales costaría 9 500 francos, según declaraciones del Consejo Federal. Con tres elementos sometidos a votación, los costos sufragados por el contribuyente ascenderían a 28 500 francos. ¿El Gobierno hace propaganda de Estado a expensas del contribuyente?

La Cancillería Federal rechaza esa afirmación. “Los videos no son propaganda ni instrumentos de campaña, sino que complementan la información existente con medios modernos de comunicación”, indicó René Lenzin. Los principios legales de objetividad, exhaustividad y transparencia son válidos tanto para los videos como para el tradicional folleto informativo del Consejo Federal.

Asimismo, el vocero de la Cancillería justifica el carácter un tanto superficial de los videos con el señalamiento de que corresponden al “comportamiento de los usuarios”. En otras palabras, a la consideración de que los ciudadanos no tienen mucha paciencia.

Sin embargo, es cierto que, en sus videos para las votaciones de septiembre, la Cancillería Federal describe explícitamente “el objeto en detalle”, “los argumentos del comité de iniciativa” y “los argumentos del Consejo Federal y del Parlamento”. Esas producciones contienen, lo mismo que el folleto explicativo del voto, las recomendaciones explícitas de las autoridades. Es decir, también podría ponerse en tela de juicio la “neutralidad” de los cuadernillos impresos.

Las informaciones proporcionadas por la Confederación, los cantones y las comunas sobre las votaciones, regularmente dan lugar a conflictos, y exponen a las autoridades a procesos judiciales. Sin embargo, esos videos se resumen finalmente a hacer algo nuevo con lo viejo.

El deber de informar del Consejo Federal

La Constitución y las leyes suizas imponen al Gobierno el deber de informar al público. En particular, acerca de los objetos sometidos a votaciones federales, respetando los principios de objetividad, exhaustividad, transparencia y proporcionalidad. Desde 1977, el Consejo Federal cumplía con ese deber a través del folleto tradicional que se imprime en una tirada de 5,4 millones de ejemplares.

Luego de que diversos parlamentarios pidieran al Gobierno modernizar la información sobre los objetos de votación, la Cancillería Federal decidió producir videos didácticos desde junio de 2016. Se dirigen específicamente a jóvenes o personas con dificultades de lectura o audición. Hay videos sobre las votaciones del 25 de septiembre con subtítulos.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×