Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

QUINTA SUIZA Ayudas sociales para los suizos residentes en el extranjero

Tailandia

Los expatriados que viven en Tailandia (Bangkok, en la foto), junto con los de Filipinas, Estados Unidos, Brasil y España, son los suizos residentes en el extranjero que más ayudas sociales obtienen.

(Sakchai Lalit / AP Photo / AFP)

En comparación con los estándares internacionales, Suiza es un país muy solidario con sus expatriados, que pueden solicitar prestaciones de asistencia social en Suiza si atraviesan dificultades económicas. No obstante, hay ciertos impedimentos para ello.

Un alemán apodado “Florida-RolfEnlace externo” fue noticia en 2003. El hombre, que había emigrado a los Estados Unidos en 1979, cayó enfermo tiempo después y tuvo problemas económicos. Por lo que cobra ayudas sociales del Estado alemán.  

Su país de origen le ofreció apoyo porque Alemania aprobó tras la guerra normas que permitían a las víctimas del Holocausto en situación de necesidad no volver al país en el que se habían cometido actos contra los judíos.

Pero el caso “Florida-Rolf” ha hecho cambiar las cosas. Las protestas se han sucedido en los medios de comunicación, mientras el joven pensionista disfrutaba, a expensas de los contribuyentes alemanes, bajo el sol de Miami. A raíz de este caso, Berlín ha dejado de ofrecer ayudas sociales a los alemanes que residen en el extranjero.  

Portadas de prensa

El caso “Florida-Rolf” generó polémica en la prensa alemana.

(Rainer Steußloff/ullstein bild)

La Confederación Helvética, en cambio, sí brinda ayuda a los suizos que residen fuera del país y que atraviesan por dificultades económicas. Una práctica única en el mundo.

La asistencia social, sobre todo para los pensionistas

Suiza no solo apoya a sus ciudadanos en el extranjero, sino que es un Estado muy generoso. Las personas que reciben ayuda de los servicios sociales en su país de residencia también pueden percibir (en determinadas condiciones) una aportación adicionalEnlace externo de Suiza.    

El año pasado 471 personas que viven en el extranjero obtuvieron asistencia social suiza. Cada año el Gobierno helvético paga casi un millón de francos a la denominada Quinta Suiza: el equivalente a unos 2 100 francos por receptor. La mayoría de quienes consiguen estas ayudas viven en Tailandia, Filipinas, Estados Unidos, Brasil y España.

“A menudo son las personas mayores quienes perciben ayuda porque las prestaciones sociales del país de residencia son inexistentes o insuficientes para garantizar su vejez”, explica Noémie Charton, del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores. Los pensionistas del seguro de vejez y supervivencia (AHV/AVS) que residen en el extranjero (a diferencia de las personas domiciliadas en Suiza) no pueden solicitar prestaciones adicionales.

Según Noémie Charton, algunas personas subestiman los peligros de la emigración y se quedan sin ahorros con demasiada rapidez. A esto se añade el hecho de que no todos los países tienen buenas prestaciones sociales. Noémie Charton narra los casos más frecuentes. “Las personas que logran apoyo son personas enfermas que no perciben prestaciones sociales in situ o que pierden su empleo y ya no pueden garantizar su subsistencia”.

Qué hay que saber

Dominic Etienne ha redactado, para un seminario de derecho en la Universidad de Friburgo, una ponencia sobre la ayuda social a los suizos en el extranjero. swissinfo.ch repasa con él las cuestiones más importantes al respecto.

Las condiciones

Los suizos residentes en el extranjero que quieran solicitar prestaciones sociales tienen que cumplir una serie de condicionesEnlace externo, como son:

  • Estar inscritos en el registro de suizos residentes en el extranjero.
  • En caso de tener doble nacionalidad, debe “prevalecer” la nacionalidad suiza. Para determinar que esto es así, se comprueba en qué país ha crecido la persona solicitante de la ayuda, cómo ha adquirido la nacionalidad helvética, durante cuánto tiempo no ha vivido en Suiza y qué relaciones tiene con el país. En un formularioEnlace externo debe indicar, por ejemplo, si tiene contactos con suizos, si es miembro de alguna asociación suiza, si ha asistido a una escuela suiza, si lee con regularidad la prensa suiza o en qué país ha hecho el servicio militar.
  • No poder mantenerse en su país de residencia. Haber agotado todo su dinero hasta un importe disponible librementeEnlace externo.  
  • No se le puede exigir volver a Suiza porque ha vivido en el extranjero durante mucho tiempo o tiene lazos familiares en el país. Si no se cumplen estas condiciones, Suiza puede sugerir la devolución y cancelar los pagos.

Cómo proceder

Los suizos residentes en el extranjero pueden dirigirse a la representación suiza competente más próxima. El formularioEnlace externo para ello puede encontrarse en la sección Ayuda social a los suizos en el extranjeroEnlace externo (ASE) de la página web del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores. Este documento también pueden entregarlo en la representación en el extranjero.

A la persona solicitante la representación le ayudará a rellenar los formularios. Además, hay que presentar documentos justificativos como documentos de identidad, documentos de estado civil, certificados médicos, nóminas, certificados fiscales, extractos bancarios, contratos de alquiler, recibos, etc.

Una vez recibidos, la representación verificará los documentos, preparará un informe y un presupuesto. Tras lo cual, someterá dicho informe al visto bueno de la Ayuda social de suizos en el extranjero, que finalmente será quien decida. La asistencia social de la Quinta Suiza la paga la Confederación, mientras que en el caso de los ciudadanos domiciliados en el país lo hacen los cantones. La representación local suiza se encarga de enviar la decisión, que puede ser recurrida.

temas

Quinta Suiza SUIZOS EN EL MUNDO

Más de 746 000 suizos viven fuera de su patria, la mayoría en países de la Unión Europea (UE). Conforman la denominada Quinta Suiza ¿Por qué estos descendientes de Guillermo Tell se han establecido en el extranjero? ¿Cuáles son sus preocupaciones?

Alcance de las prestaciones

La cuantía de la ayuda social recibida depende “de las condiciones particulares del Estado de residencia, teniendo en cuenta las necesidades vitales de un ciudadano suizo que viva en dicho Estado”Enlace externo. Por lo que los suizos residentes en el extranjero no reciben la misma ayuda que quienes viven en Suiza, ya que esta se adapta al coste de la vida en el país de residencia. La asistencia social garantiza un mínimo socialEnlace externo.

Habitualmente qué se consideran necesidades básicas es objeto de demanda ante los tribunales. Un suizo que vive en Tailandia, por ejemplo, cree que necesita tener un jardinero y que el salario de ese empleado tiene que pagarlo la asistencia social. El Tribunal Administrativo Federal, por su parte, ha dictaminado lo contrario.

En las directivas sobre la ayuda social a los suizos en el extranjeroEnlace externo puede encontrarse el método de cálculo, así como una lista de los costes extraordinarios que la asistencia social cubre, como son los gastos por asistencia odontológica, gastos por hospitalización, el mobiliario o las reparaciones. Si un ciudadano suizo que vive en el extranjero atraviesa por una situación económica difícil y desea regresar a su país, la Confederación, en determinadas condiciones, cubrirá los gastos de viaje.

¿Y después qué?

En teoría, si la situación financiera de quien ha recibido ayuda mejora, este debería devolver la asistencia percibida. La ley no establece ningún plazo ni tipo de interés. La ayuda social a los suizos en el extranjero examinará periódicamente las condiciones de un posible reembolso, ya que sigue las normas de la Conferencia Suiza de Instituciones de Acción SocialEnlace externo.   

Los suizos residentes en el extranjero se encuentran relativamente bien. Solo están obligadas a devolverlo aquellas personas que obtienen una gran fortuna, ya sea por herencia o a través de la lotería. En materia de cobro, algunos cantones son mucho más estrictos.

En caso de que a usted le reclamen que devuelva las ayudas recibidas, la representación local de la Quinta Suiza le ofrecerá todas las aclaraciones necesarias. La obligación de deuda caduca trascurridos diez años. La ASE también puede renunciar a reclamar la devolución si “las circunstancias así lo justifican”.

Consejos para los suizos residentes en el extranjero

Fin del recuadro


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes