Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Recorta el gobierno el paquete de apoyos contra el "superfranco"


Por Andrea Ornelas


Los ministros de Finanzas, Eveline Widmer-Schlumpf y el de Economía, Johann Schneider-Ammann en la conferencia de prensa de hoy. (Keystone)

Los ministros de Finanzas, Eveline Widmer-Schlumpf y el de Economía, Johann Schneider-Ammann en la conferencia de prensa de hoy.

(Keystone)

Dos semanas después de anticipar estímulos por CHF 2.000 millones a los sectores vulnerados por el franco fuerte, las autoridades económicas de Suiza anuncian que por el momento serán de sólo 870 millones. Y la prioridad será el desempleo.

El gobierno suizo revisó a la baja el ambicioso programa de apoyos que prometió hace dos semanas a los sectores productivos que han sido más dañados por la fortaleza del franco.

La divisa helvética, cabe recordar, ha visto incrementar su valor más de 20% frente al euro y al dólar en solo ocho meses.

Este miércoles (31.08), el Ministro de Economía, Johann Schneider-Ammann, y la ministra de Finanzas, Eveline Widmer-Schlumpf, anunciaron que pedirán al Parlamento su respaldo para destinar 870 millones de francos suizos a este objetivo.

En principio se habían contemplados 2.000 millones de francos. El gobierno suizo afirma que el actual anuncio corresponde con un primer tramo de medidas, que será complementado por un nuevo paquete a anunciarse antes de que concluya diciembre.

Desempleo, la prioridad

El DFF reveló que de los 870 millones de francos suizos totales, 500 millones de francos se destinarán a paliar los efectos del paro “Son recursos que permitirán enfrentar un eventual repunte en los desembolsos del seguro de desempleo y a cubrir las indemnizaciones derivadas de reducciones involuntarias de horarios de trabajo”, afirmó Schneider-Ammann.

La segunda prioridad del gobierno suizo será el financiamiento para capacitación y desarrollo tecnológico, que recibirá 212,5 millones de francos suizos. Los programas de investigación internacional y las escuelas politécnicas serán eje de este presupuesto.

El turismo, por su parte, uno de los sectores más dañados por la apreciación de la divisa helvética, recibirá 100 millones de francos, para “reaccionar ágil y eficazmente a las necesidades que presenta el mercado, como un mercado en el que habrá menos crédito para nuevos proyectos”, detalló por su parte la ministra Widmer-Schlumpf.

La sorpresa fue el sector exportador, a quien los ministerios de finanzas y economía solo le anunciaron un incremento de 10 millones de francos para el presupuesto de promoción.

El resto de los recursos del paquete general se distribuirán entre el sector del transporte y otras actividades.

Ajuste de expectativas

En conferencia de prensa, los dos miembros del gobierno suizo debieron explicar el porqué del cambio de señales de la administración.

Johann Schneider-Amman aseguró que “era importante anunciar los 2.000 millones de francos suizos a mediados de agosto para enviar una señal firme sobre la posición del gobierno. Pero quizás la comunicación no fue óptima. El gobierno se ha confrontado a presión y a expectativas elevadas llegadas desde distintos frentes, esperar tanto tal vez era poco realista”, dijo.

En tanto, la ministra Widmer-Schlumpf adelantó que el segundo paquete de medidas –a anunciarse antes de fin de año- ascenderá como máximo a 1.000 millones de francos. El presente tramo y el que está por venir serán sometidos al aval del Parlamento como “suplemento extraordinario del presupuesto”.

El plan original

Cabe recordar que el pasado 17.08, el gobierno suizo anunció que en lugar de un déficit por 600 millones de francos suizos, las cuentas del gobierno obtendrían un superávit por alrededor de 2.500 millones de francos.

Recursos extraordinarios que le permitían comprometer 2.000 millones de francos suizos en la tarea de “atenuar los efectos de un franco suizo fuerte vía el apoyo a la economía”.

En aquel momento se evocó que se blindaría sobre todo a los sectores más dañados por una “situación cambiaria desfavorable”, como la llamó el propio Schneider-Ammann. El ex empresario agregó que el gobierno suizo deseaba evitar que las empresas nacionales se muden al extranjero para reducir sus costos, ya que esto implicaría una pérdida masiva de empleos.

El próximo tramo de apoyos, se prevé, dará noticias adicionales a los exportadores.

swissinfo.ch



Enlaces

×