Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Restitución de haberes: Suiza marca la pauta


París acoge un foro sobre la recuperación de activos robados. (imagepoint)

París acoge un foro sobre la recuperación de activos robados.

(imagepoint)

Suiza organiza los días 8 y 9 de junio en París, con el Banco Mundial, un Foro Global sobre la recuperación de activos robados. ¿Puede nuestro país hacer escuela dada su práctica en el ámbito?

Un leve aroma de revancha flotará el martes en las oficinas del Banco Mundial en París. No realmente de fiesta en lo que toca a sus instituciones financieras, Suiza podrá finalmente predicar con el ejemplo.

En la Avenida d'Iéna, la ministra suiza de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, podrá enumerar con orgullo los múltiples éxitos helvéticos en la restitución de haberes robados: Filipinas, Perú, México, Nigeria ...

Lo anterior, bajo la mirada recelosa de la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, tan crítica hace poco sobre la cooperación en materia fiscal, pero con un balance bastante magro en la lucha contra la corrupción.

Un estreno

Será una novedad. Un Foro Global sobre la recuperación de activos robados, organizado conjuntamente por Suiza y el Banco Mundial. Hablarán Calmy-Rey y Lagarde, pero también la directora del Banco Mundial, Ngozi Okonjo-Iweala, así como los ministros de Noruega, Sudáfrica y otros países. La idea es compartir las experiencias nacionales y hacer una primera evaluación de la iniciativa StAR (Stolen Asset Recovery), lanzada en 2007 por el Banco Mundial.

Este Foro es oportuno. Suiza puede jactarse de una incomparable trayectoria en el campo. Como señaló recientemente Valentin Zellweger, jefe de la División de Derecho Internacional Público del Ministerio suizo de Exteriores, en los últimos 15 años, Suiza ha restituido a los Estados concernidos más de 1.700 millones de francos escondidos por potentados.

En total, 5 mil millones de francos han sido devueltos por los mercados financieros a los países afectados. Una gota de agua, cuando sabemos que entre el 20 y 40 mil millones de dólares de activos mal habidos salen cada año de los países en desarrollo.

Aumenta potencialidad

“No se trata de decir que somos los mejores. Hemos recibido muchos fondos de origen delictivo. Intentamos devolver una parte”, resumió Thelesklaf Daniel, director ejecutivo del Instituto de Basilea sobre la Gobernanza. Otros centros financieros tratan de hacer lo mismo - Luxemburgo, Liechtenstein, Reino Unido y Estados Unidos. Con relativo éxito”.

“Se fortalece una especie de coalición que intenta hallar soluciones jurídicas adaptadas”, señaló un funcionario del Banco Mundial. Una coalición formada por Suiza, Estados Unidos, Reino Unido, pero también por Sudáfrica y algunas plazas financieras tipo Islas Caimán”.

¿El modelo suizo hace escuela? “El ejemplo de Suiza muestra en principio a los países en desarrollo, que podrían estar desalentados por todos los obstáculos legales, que es posible recuperar los fondos sustraídos", hizo notar el responsable del BM. "Las múltiples experiencias suizas proporcionan también un arsenal jurídico del que esos Estados podrán servirse”.

Tenemos en Suiza un cierto avance con respecto a los demás. La legislación antimafia nos ha ayudado en esta lucha”, dijo Daniel Thelesklaf. “Sin embargo, dejemos de adornarnos. Hablan de Suiza, pero se trata en gran parte de un logro ginebrino derivado de la labor del ex procurador Bernard Bertossa”.

Francia participa activamente

Francia, anfitriona del foro, tiene mucho que aprender en este campo. El lunes pasado (31.05) en Niza, el presidente Nicolas Sarkozy, recibió, entre otros jefes de Estado africanos invitados a la cumbre África-Francia, a Denis Sassou Nguesso, del Congo; al presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang y al gabonés Ali Bongo.

Al mismo tiempo, contra los dos primeros y la familia Bongo había una denuncia penal. Una denuncia presentada por la ONG Transparency International, sobre las condiciones de adquisición de haberes en Francia de esas “dinastías” africanas: casas, apartamentos, coches de lujo.

Una considerable riqueza que representa 160 millones de euros. Cualesquiera que sean los méritos y las competencias de esos líderes, nadie puede creer seriamente que los activos son el fruto de su trabajo”, comentó recientemente el abogado William Bourdon, en el diario Liberation. Considerada en primer lugar admisible, la denuncia fue desestimada posteriormente por la Corte de Apelación de París. Ahora espera la decisión de la Corte de Casación.

Años de retraso

“En este caso, el fiscal debería haber actuado. Dada la ineficacia, nosotros actuamos”, explicó Daniel Lebegue, presidente de la sección francesa de Transparency International.

Francia tiene quizá años de retraso con respecto a Suiza en este campo, lo que no impide que las asociaciones suizas sigan este caso con gran interés. “En nuestro país, la nueva ley, que pronto se debatirá en el Parlamento, excluye que la iniciativa proceda de la sociedad civil”, lamentó la abogado de Ginebra Sandrine Giroud, una especialista en el tema. La ley privilegiará la relación de Estado a Estado. Sin embargo, sin la intervención de las víctimas de los regímenes corruptos y de aquellos que los defienden, no iremos muy lejos”.

La nueva ley, gran estreno mundial, constituye un avance importante, reconoce Giroud. La idea es, en particular, evitar que los casos de Duvalier y Mobutu se reproduzcan. En ambos ejemplos, dada la falta de una respuesta adecuada por parte de los gobiernos del Congo y Haití, Suiza no podía devolver el dinero bloqueado.

Otra pregunta: ¿a quién devolver el dinero malversado? “Es un gran problema. Los poderes actuales en los países afectados suelen ser tan corruptos como los dictadores caídos”, comentó un observador suizo.

Una solución es devolver el dinero en forma de ayuda al desarrollo, lo que hace Suiza, sobre todo en Kazajstán.

Mathieu van Berchem, París, swissinfo.ch
(Traducción, Marcela águila Rubín)

Casos de fondos de dictadores en Suiza

Marcos, Filipinas (1986 - 2003): 684 millones dólares devueltos al país.

Abacha, Nigeria (1999-2005): 700 millones de dólares regresaron al país.

Montesinos, Perú (2002-2006): 92 millones de dólares regresaron al país.

Angolagate, Angola (2000-2005): 21 millones millones restituidos al país.

Kazajstán (1999-2007): 84 millones (60 millones de personas siguen congelados)

Salinas, México (1996-2008): 74 millones dólares devueltos al país.

Mobutu, Congo (1997-2009): 6,7 millones devueltos a los herederos de Mobutu.

Duvalier, Haití (1986-2010): 5,7 millones siguen congelados.

Nuevo proyecto de ley

Mobutu. La necesidad de cambiar la ley se hizo evidente con los casos de los fondos depositados en Suiza por el ex presidente de Zaire, Mobutu Sese Seko, y por la familia del dictador haitiano François Duvalier.

Confiscación. La nueva ley autoriza al Tribunal Administrativo Federal el decomiso de los bienes congelados que hayan sido adquiridos ilegalmente, si el país no puede establecer un procedimiento legal para la restitución. Estos fondos podrían utilizarse para financiar programas que beneficien a la población local.

Entrada en vigor. Bajo la nueva ley, corresponderá al depositario demostrar el origen de los fondos y no a la parte demandante, el robo de los mismos. Si la nueva ley es aprobada por el Parlamento y un posible referéndum, entrará en vigor a principios de 2011 lo más pronto.



Enlaces

×