Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

SALUD El burnout no será reconocido como enfermedad profesional

Una mujer llora frente a la pantalla de su computadora.

Un 30% de los suizos se sienten agotados en el trabajo y la proporción va en aumento. 

(Keystone / Oliver Berg)

El seguro de accidentes no cubrirá el desgaste profesional. El Parlamento considera que el vínculo de causalidad entre el trabajo y el síndrome de desgaste profesional (burnout) es difícil de probar.

La proporción de suizos que se sienten agotados en el trabajo es de alrededor del 30% y esa situación va en aumento, según el Job Stress IndexEnlace externo(Índice de estrés laboral) 2018. Las personas que sufren del también conocido como síndrome del trabajador quemado, están cubiertas actualmente por el seguro médicoEnlace externo. Sin embargo, el eurodiputado socialista Mathias Reynard considera que ese es un procedimiento inadecuado y pretende que ese desgaste sea reconocido como una enfermedad profesional y cubierto por un seguro de accidentes.

Su iniciativa parlamentariaEnlace externo no convenció al Consejo Nacional (cámara baja), que rechazó la propuesta. La mayoría de los diputados señalan que el vínculo causal entre el desgaste y la actividad profesional es difícil de probar. Prefiere favorecer los programas de prevención establecidos por el sector privado en lugar de transferir la responsabilidad al seguro de accidentes.

Entrevista con Mathias ReynardEnlace externo:

swissinfo.ch: ¿Cuál es su reacción frente a ese rechazo?

Mathias Reynard est conseiller national socialiste depuis 2011. Il s'engage notamment pour de meilleures conditions de travail pour les salariés et davantage d'égalité entre les femmes et les hommes.

(© Keystone / Alessandro Della Valle)

Mathias Reynard: Traté de convencer a mis colegas, pero es difícil porque para la derecha, es una cuestión de responsabilidad individual. Considera que la persona que sufre de desgaste profesional es alguien un poco frágil, que tiene un problema personal. La derecha prefiere esconderse detrás de la complejidad del fenómeno para no hacer nada.

swissinfo.ch: ¿Por qué cree que la situación actual no es satisfactoria?

M.R.: El seguro de salud no cubre directamente el desgaste profesional porque ese diagnóstico no existe en nuestra legislación ni en la práctica. Una persona que cae en ese caso trata de obtener licencia por depresión, cuando un burnout no es una depresión. En principio existe un problema de falta de reconocimiento. Estamos ante un fenómeno de sociedad de gran amplitud, y es una locura ver que es la primera vez que el Parlamento se pronuncia sobre una iniciativa de este tipo. Existe una brecha entre lo que la gente está viviendo y las reacciones políticas al respecto.

swissinfo.ch: ¿Cuál sería la ventaja de considerar ese síndrome como una enfermedad profesional?

M.R.: Eso permitiría reconocer el problema. Ese tipo de desgaste se incluiría en la lista de enfermedades profesionales y con ello se evitaría esa especie de culpabilidad que resienten las personas a las que les ocurre. La otra ventaja es que desde el primer día se estaría cubierto por el seguro de accidentes y se beneficiaría luego de mejores medidas de reinserción. Y entonces tendríamos cifras, porque se tiene la obligación de informar. Así que no solamente la empresa estaría al corriente, sino también la aseguradora. Si hay casos repetidos en la misma sociedad, habrá señales de alerta y la oportunidad de actuar.

El reconocimiento del desgaste profesional por parte del seguro de accidentes permitiría también responsabilizar a las empresas y las conduciría a aplicar medidas preventivas. Hoy en día, la comunidad es la que carga con eso a través de bonos y de la propia gente que tiene que hacer algunos ajustes para que su desgaste profesional sea reconocido como una depresión.

swissinfo.ch: ¿Cómo podemos determinar que el burnout es realmente causado por la actividad profesional?

El seguro de accidentes ya cuenta con un procedimiento para identificar si existe o no un problema y si se trata de un asunto privado o profesional. Aquí es donde reside la diferencia entre un desgaste profesional y una depresión: si la persona tiene una depresión, no será reconocida por la aseguradora de accidentes. Hoy en día, se parte de la idea que todos los casos de desgaste profesional son depresiones y ese no es el caso.

Reconocimiento del desgaste profesional

En Suiza, el desgaste profesional no figura como tal en las clasificaciones médicas. Las personas que sufren de ese síndrome suelen consultar a su médico para tratar ciertos síntomas como la fatiga crónica, el insomnio o el dolor físico. Generalmente reciben una baja por depresión, mientras que el desgaste profesional no se considera como una patología mental, sino más bien como una consecuencia negativaEnlace externo de un estrés crónico ligado a la actividad profesional.

Sin embargo, el reconocimiento del desgaste profesional evoluciona. La nueva edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la SaludEnlace externo (OMS) sitúa el desgaste profesional en la categoría de los problemas relacionados con el trabajo y no en los relacionados con la gestión de la vida personal. Lo describe como el resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo. La clasificación de la OMS especifica que el desgaste profesional se refiere a un fenómeno específico del contexto profesional y que no debe ser utilizado para describir experiencias en otros campos.

Fin del recuadro


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes