Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Entrevista a Carla Del Ponte


Siria: "No hay enjuiciamiento, porque no hay tribunal"


Por Mohamed Cherif, Ginebra


 Otros idiomas: 4  Idiomas: 4
Carla del Ponte responde a la prensa. (Keystone)

Carla del Ponte responde a la prensa.

(Keystone)

La comisión de investigación de la ONU sobre Siria ha presentado su 8º informe ante el Consejo de los Derechos Humanos. “La responsabilidad de las autoridades de Damasco se mantiene, pero los crímenes cometidos por los grupos terroristas se han intensificado”, declara Carla del Ponte, miembro de la comisión.

Por primera vez desde su creación hace tres años, la comisión de investigación de la ONU sobre Siria publicó el 16 de septiembre una selección de testimonios de víctimas de la guerra. El presidente de la comisión, Paulo Pinheiro, confía en que estos relatos ayuden a poner fin al conflicto.

“No tengo palabras para describir la gravedad de los crímenes cometidos en Siria”. El número de víctimas no cesa de aumentar, y parece que la magnitud de la tragedia acalla cada vez más sus historias y sufrimiento”, afirmó Paulo Pinheiro al presentar su 8º informe ante el Consejo de los Derechos Humanos.

Consternada se muestra también otro miembro de la comisión: Carla del Ponte, la que fuera fiscal de Suiza y fiscal de los tribunales internacionales para la antigua Yugoslavia y Ruanda.

swissinfo.ch: ¿Qué fue lo que más la conmocionó mientras recopilaba los testimonios?

Carla Del Ponte: La crueldad y la intensidad de los crímenes cometidos, sobre todo, por grupos terroristas como el Estado Islámico (EI), al Nosra y otros. Me sobrecoge también que la comunidad internacional no consiga llevarlos ante la justicia. Así, no podemos formular acusaciones contra los altos responsables políticos y militares de esos crímenes.

El hecho de que el Gobierno sirio no coopere con nosotros dificulta aún más nuestra labor. He hablado con el nuevo embajador de Siria ante la ONU en Ginebra, Hussam Eddin Aaala, para insistir en que es imprescindible que colaboren con nosotros. Pero parece cosa imposible, porque Damasco considera que no somos una comisión de investigación independiente y porque mencionamos también los crímenes cometidos por el gobierno. Mi respuesta ha sido que la situación ha cambiado un poco, porque hay muchos crímenes cometidos por los opositores al régimen.

Espero que el Gobierno sirio comprenda la necesidad de colaborar con nosotros, sobre todo en los crímenes cometidos por la otra parte. Y he recalcado que si nos resulta difícil demostrar los crímenes cometidos por los adversarios del régimen, es porque Damasco nos impide entrar en Siria.

swissinfo.ch: El informe dedica un capítulo al EI, responsable de la decapitación de varios rehenes occidentales. ¿Van a proseguir la investigación contra este grupo terrorista?

C. D. P.: Ciertamente en lo que se refiere a los crímenes cometidos en Siria. Vamos a prestar incluso más atención a este tipo de crímenes. Hasta los utilizan como publicidad. Esas torturas y esas matanzas en masa, es increíble.

Para proceder esperamos una resolución del Consejo de los Derechos Humanos que parece querer darnos un mandato específico para los crímenes cometidos por el EI.

swissinfo.ch: ¿La publicidad que se da a esas exacciones marca una regresión importante en el respeto de los derechos humanos?

C. D. P.: Por supuesto. Es una tragedia, una falta de consideración. Los derechos humanos se pisotean en ese territorio. Por tanto, es importante que nuestra comisión se ocupe de este tipo de crímenes.

swissinfo.ch: En el informe, ustedes mencionan la responsabilidad de los Estados vecinos en la financiación de esos grupos. ¿Esos países pueden ser enjuiciados?

C. D. P.: No hay enjuiciamiento porque no hay un tribunal para hacerlo. Lo que puede hacer nuestra comisión es poner en alerta. Pero no habrá una solución mientras no se decida llevar ante la justicia a los responsables de estos crímenes.

swissinfo.ch: Suiza ha abogado por que el Tribunal Penal Internacional (TPI) se encargue de este expediente. ¿En qué ha quedado?

C. D. P.: Desde el inicio estamos atados de pies y manos. El Consejo de Seguridad ha adoptado una serie de resoluciones, pero no una para llevar ante la justicia a los responsables. Tal vez se necesite un tribunal ‘ad hoc’, en lugar del TPI.

Veremos si las cosas avanzan durante nuestra próxima reunión con el Consejo de Seguridad que puede tener lugar en octubre.

Testimonio

Los doce testimonios, de un total de 3.200 que recogieron los miembros de la comisión de investigación, incluyen el de un periodista opositor sirio, superviviente de una prisión del Estado Islámico (EI) en Alepo.

Después de ser detenido y torturado tres veces por el régimen de Damasco en 2011 y 2012, cinco miembros del EI le arrestaran en su domicilio, en noviembre de 2013, por sus escritos contra los yihadistas.

Permaneció en un antiguo hospital en Qadi Askar en una celda subterránea. Había 12 celdas, cada una con 40 a 50 personas consideradas como adversarios del EI.

Solo las abandonaban para recibir diariamente palizas o ser ejecutados.

Los últimos tres días de su detención eran 27 en una celda. Un día ejecutaron a 19. El último día, le llamaron junto con otro detenido para ser ejecutado.

En ese momento un grupo de la oposición atacó el edificio. El periodista fue conducido a la celda, donde fue liberado por los opositores, que grabaron imágenes de los cuerpos sin vida de cerca de 45 personas ejecutadas de un tiro en la cabeza.

Fuente: Agencia Telegráfica Suiza (ATS)



Traducción del francés: Belén Couceiro, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×