Estadísticas Persisten en Suiza brotes de sarampión

Virus del sarampión bajo el microscopio. Es la enfermedad más contagiosa entre los humanos.

(Sanofi Pasteur via Flickr Creative Commons)

El número de casos de sarampión podría alcanzar un nuevo récord este año. A pesar del aumento en las tasas de vacunación, el gobierno admitió recientemente que su estrategia de erradicación había fracasado.

En 1987, la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) puso en marcha una estrategia de vacunación que debía conducir a la erradicación del sarampión en 2000. Diecisiete años más tarde, la tasa de vacunación todavía está en 87%; es decir, por debajo del objetivo del 95% fijado por la Organización Mundial de la salud (OMS) para lograr la erradicación total del virus.

"El número de personas vacunadas ha aumentado constantemente en los últimos años, pero todavía no hemos alcanzado el nivel deseado”, dijo Daniel Koch, jefe de enfermedades infecciosas de la OFSP, a swissinfo.ch

En las últimas décadas, Suiza se ha enfrentado cada cuatro años aproximadamente a epidemias importantes de sarampión. De 2006 a 2009, una prolongada epidemia situó a Suiza a la cabeza de los países europeos más afectados por el sarampión con 4 371 casos registrados.

Hoy en día, Ginebra es el único cantón que ha alcanzado la tasa de vacunación del 95% fijado por la OMS. En general, los cantones de la Suiza francófona y de la Suiza de habla italiana tienen los mejores índices de inmunización y de reducción del número de casos. Daniel Koch atribuye parte de ese fenómeno a la mayor influencia de los movimientos contra las vacunas en la Suiza de expresión alemana.

"En la década de 1980, había en la Suiza germanófona más críticos que se resistían fuertemente a las vacunas”, precisa Daniel Koch. Muchos niños nacidos en ese momento no fueron vacunados. No es sorprendente que más de la mitad de los casos de sarampión en la actualidad conciernan a los adultos de 20 años y más.

"Es difícil motivar a los jóvenes a ir al médico y a vacunarse”, subraya. Sin embargo, la tasa de vacunación entre los adultos jóvenes aumentó de 77% en 2012 a 87% en 2015.

El sarampión es una de las enfermedades humanas más contagiosas. No existe un tratamiento, pero una vacuna está disponible desde los años 1960. En 2000, el sarampión causó 700 000 muertes en el mundo, una cifra que se redujo a 160 000 en 2010, debido a una mejor prevención.

El siguiente mapa muestra que la enfermedad aún está presente en todo el mundo.

El sarampión se caracteriza por fiebre alta y erupciones cutáneas. Por lo general, tiene una duración de una semana, pero puede prolongarse por meses y tener complicaciones graves, incluso la muerte.


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

×