Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

SUIZA EN 2019 El regreso de los muertos vivientes de la política

Los monstruos hibernan, pero despiertan tarde o temprano. ¿Cuáles son los grandes temas que preocuparán a Suiza en el 2019? Dados los bloqueos existentes, una mirada retrospectiva y prospectiva se torna indispensable. Como los muertos vivientes, los proyectos políticos más relevantes del país aguardan a conocer su futuro. Primera entrega de nuestras perspectivas anuales.

A continuación, cinco expedientes que marcarán este 2019:

1.Reforma fiscal y financiamiento del Seguro de Vejez y Supervivencia (AVS): avance posible

Fin del recuadro

gif1

gif1

Considerando que el pueblo rechazó dos reformas de envergadura en unos cuantos meses, ¿será suficiente reunirlas en un paquete conunto para darles brillo y presentarlas de nuevo? La respuesta la darán las urnas en 2019: los electores darán su veredicto sobre los proyectos de reforma fiscal y de financiamiento del AVS (RFFA). 

La reforma al sistema de imposición a las empresas III (RIE III), que según los planes del gobierno y de una mayoría parlamentaria buscaban que la legislación helvética se ajustara a normas internacionales para evitar posibles sanciones severas en el futuro, fue rechazada en febrero del 2017. Algunos meses más tarde, los suizos decidieron enterrar también el proyecto de Previsión para la Vezez 2020, que adaptaba el sistema de pensiones helvético a las nuevas condiciones demográficas, sociales y económicas del país.

Ahora, el Consejo Federal y el Parlamento confían en que la RFFA logrará la cuadratura del círculo.

Los objetivos siguen siendo idénticos: alinear la fiscalidad de las empresas con las nuevas normas internacionales y asegurar, al menos en el mediano plazo, el financiamiento del AVS.

Pero esta reforma intentará ser combatida vía un referéndum lanzado por los Jóvenes Verdes y por la extrema derecha del Partido Popular Suizo o Unión Democrática de Centro (UDC, en sus siglas en francés). Si se reúnen las 50 000 firmas necesarias, la población deberá pronunciarse sobre este paquete el 19 de mayo.

2.Los retos climáticos, sometidos al pueblo

Fin del recuadro

gif2

gif2

“Mucho ruido y pocas nueces”: así podría intitularse el primer acto de la revisión de la Ley sobre el CO2 que se realizó durante la sesión de invierno en el Consejo Nacional (cámara baja del Legislativo federal helvético). Sin embargo, a diferencia de la tragicomedia escrita por William Shakespeare, en materia de cambio climático los efectos son cada vez más tangibles y no es momento de reír.

Pese a ello, la diputación rechazó un texto que habría permitido a Suiza ceñirse a los compromisos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático ratificado en 2017. Los debates, que se extendieron a lo lago de cuatro días, se centraron en un previsible incremento del precio de la gasolina y en un gravamen que encarecería los billetes de avión para todo vuelo que tenga a Suiza como punto de partida, fondos destinados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Como resultado de estas discusiones, los diputados de centro se levantaron y abandonaron la sala de debate. No hubo aplausos. Desde el principio, la derecha de la UDC, el principal partido político del país, estaba en contra de entrar en materia sobre este tema porque considera que es un proyecto que afecta a la economía. Ni siquiera el campo ecologista y de izquierda apoyó la revisión por considerar que carecía de sustancia. Así que el expediente pasó a la otra cámara, la de los senadores, para partir desde cero nuevamente.

Pero los políticos no serán los únicos protagonistas en este tema en el año que inicia. Ya fue anunciada la “iniciativa para los glaciares” que exige la prohibición del uso de combustibles fósiles antes del 2050. Si tiene éxito, el pueblo no tendrá un mero rol de espectador, sino de actor de primer nivel.

3. Revive la cuestión del Jura

Fin del recuadro

gif3

gif3

La transferencia del municipio de Moutier (cantón de Berna) al cantón del Jura fue invalidada. La ciudad interpuso un recurso de apelación ante el Tribunal Administrativo bernés. Pero independiente de cual sea el fallo de la justicia, esto no resolverá un conflicto separatista que ya tiene más de 200 años de existencia.

La cuestión del Jura, como se conoce al caso, parecía haber quedado enterrada luego de que la ciudad por medio del voto en las urnas decidiera su pertenencia cantonal el 18 de junio del 2017. Entonces, los ciudadanos decidieron sumarse al cantón del Jura con una mayoría (marginal) de 137 votos.

Pero el júbilo rápidamente fue sustituido por la decepción y la duda. Hubo sospechas de irregularidades relacionadas con la lista de votantes. Presumiblemente se habrían realizado movimientos temporales de electores.

Tras 18 meses de investigación, la prefectura del Jura bernés decidió anular el escrutinio a principios de noviembre pasado, porque estaba “empañado por las irregularidades”. Aunque aún se desconoce la fecha en la cual el Tribunal Administrativo bernés debe comunicar su decisión, el procedimiento revivió las tensiones. Diversos recursos legales han sido interpuestos y, por ahora, es imposible realizar una nueva votación. El conflicto puede ser llevado, de hecho, hasta Estrasburgo, para que sea atendido por la Corte Europea de Derechos Humanos. Así que la cuestión del Jura está lejos de su punto final.

4. Incremento de las primas de salud

Fin del recuadro

gif4

gif4

Debido al constante aumento de los costos relativos a la salud, las primas del seguro en caso de enfermedad no cesan de aumentar con la misma puntualidad de un reloj suizo. Año tras año, a finales de septiembre los suizos conocen los incrementos en las primas que pagarán al siguiente año. Las razones de dichos aumentos son múltiples.  Y aunque los progresos de la medicina son siempre alentadores, también hacen que los medicamentos, operaciones y tratamientos resulten cada vez más onerosos en Suiza. En 2011, la publicación Revue médicale suisse advertía ya: “Si la medicina moderna sigue progresando así, pronto todos estaremos viejos, enfermos y en la ruina”.

El envejecimiento de la población, la inmigración, el aumento de las enfermedades crónicas y la elevada densidad de hospitales y médicos atizan el fuego de los costos de salud. Amén de la existencia de incentivos perniciosos e ineficientes dentro del sistema de salud. Todo ello, sin contar el hecho de que los suizos son muy exigentes y no están dispuestos a perder calidad en los beneficios que reciben en los seguros básicos, privados y obligatorios en este país.

Hay cuatro proyectos de iniciativas populares (apenas enunciadas o que están en la fase de recolección de firmas) encaminadas a frenar esta explosión de costos médicos y reducir las primas de los seguros en caso de enfermedad.

5. Desmantelamiento de la central de Mühleberg

Fin del recuadro

gif5

gif5

Un monstruo del pasado que ha atormentado durante mucho a tiempo a Suiza hallará la paz eterna en 2019: el 20 de diciembre, la central nuclear de Mühlenberg, situada a 15 kilómetros de la capital federal de Berna, cesará definitivamente sus actividades. Puesta en operación en 1972, es una de las cinco centrales nucleares que ha tenido Suiza y es proveedora del 5% de la electricidad consumida en territorio helvético.

Cuando los combustibles nucleares hayan sido enfriados y neutralizados para evitar radiaciones, serán transportados hacia un depósito intermedio. La fase de desmantelamiento podrá entonces comenzar formalmente y debe concluirse antes del 2030. Los gastos de clausura sumarán 927 millones de francos, mientras la eliminación de desechos radioactivos costará 1.430 millones de francos.


(Traducción del francés: Andrea Ornelas), swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes