Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Swiss Just Latinoamérica en épocas de crisis

Juan Manuel Freire y Annette Mizrahi.

(swissinfo.ch)

Pocas empresas suelen salir bien paradas de las estrepitosas crisis que sacuden a América Latina, y la helvética Swiss Just es una de ellas.

Cuando todo parece caer en un abismo, la venta directa se transforma en una salida rápida, efectiva y sin muchos requerimientos.

Lejos de lo que puede suponerse, crisis regionales como la de Argentina, en enero de 2002, y la de México tras el 'Tequila', en 1994, hicieron crecer la fuerza de venta directa de Swiss Just en Latinoamérica.

"La crisis argentina afectó al negocio local, pero se trató de compensar con los otros países de la región. Obviamente en el país hubo una caída en su nivel de facturación, pero se compensó por un crecimiento muy grande de su fuerza de ventas", comenzó explicando el gerente regional de la compañía, Juan Manuel Freire, y agregó:

"Argentina pasó de mil a tener seis mil consultoras durante 2002. En México pasó algo similar después del 'Efecto Tequila', y en Venezuela también hubo un efecto parecido."

Annette Mizrahi, por su parte, sostuvo que en épocas de crisis la venta directa crece porque es una manera muy fácil de encontrar un trabajo:

"Si uno le pone esfuerzo y ganas, el límite lo pone uno mismo. No es necesario ni una edad determinada, ni un sexo determinado, ni una preparación. Cualquier persona puede trabajar en esto, y en épocas de crisis encuentra aquí un espacio donde se lo puede recibir. Nosotros sí tenemos ejemplos para dar de que en épocas de crisis una compañía puede salir adelante"

Un público especial para productos especiales

Y si cualquier persona puede vender los productos de Just, también pueden consumirlos 'personas comunes y corrientes'. Así lo aseguró la directiva de la sede latinoamericana:

"Nuestros productos los consume toda la familia, pero las mujeres son quienes habitualmente los compran. Generalmente son amas de casa que les gusta la posibilidad de tener una alternativa natural para lograr un bienestar. Personas que están preocupadas por la salud de sus familias y que les encanta a ayudar a su familia a través de una crema o una loción."

"Son productos que no son económicos, pero que tienen un rendimiento máximo. Entonces, cuando el cliente calcula inversión y rendimiento en el tiempo, ellos mismos defienden el precio. Y ahí uno se siente muy feliz de escucharlos."

Mizrahi explicó que desde hace años se viene experimentando un 'revival' de todo lo natural:

"Hay como un cierto rechazo a lo químico, y esto tiene que ver también con el éxito de Just. Es algo que viene consolidándose desde hace por lo menos diez años, y ahora está más al alcance de la mano."

"Hoy hay muchos productos en el mercado que se autodenominan naturales, pero que tienen porcentajes naturales tan ínfimos que no deberían llamarse así. Esa es la gran diferencia con nuestros productos."

"Estos productos son súper concentrados en ingredientes naturales, algo que se refleja en la calidad y el precio. Por ejemplo, para hacer medio kilo de aceite esencial de rosas, se necesitan 2.300 kilos de pétalos de rosas. El alma de nuestros productos son los aceites esenciales de flores, hojas, tallos y cáscaras."

Perspectivas alentadoras

Freire y Mizrahi se muestran más que satisfechos con el desempeño que la empresa viene teniendo en Latinoamérica, ya que en los últimos años ha crecido a un promedio del 25% anual.

"A nivel internacional, los líderes de ventas de Swiss Just son Europa, encabezado por Italia, y después las Américas", sentenció Freire y prosiguió:

"Hoy tenemos oficinas en Argentina, Chile, Colombia, México, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela. Y también asesoramos estratégicamente al mercado de Estados Unidos, que reporta comercialmente con nosotros."

Al respecto, Mizrahi explicó: "El mercado estadounidense es mucho más exigente, pero muy grande en materia de venta directa, donde el sistema se respeta mucho, lo que tira abajo esa premisa de que en los países desarrollados no funciona la venta directa. Allí arrancamos para el mercado hispano, por lo que estamos más fuertemente en la zona de California y Houston, pero la idea es expandirnos hacia el norte."

"Todavía nos falta llegar a Paraguay, Bolivia, Ecuador y todo Centroamérica. Y Brasil, que es un mercado muy diferente y que hay que estudiarlo mucho para pensar en penetrar allí. Falta, pero está en la mira", concluyó.

swissinfo, Norma Domínguez

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes