Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Habitat


Una cuarta parte de los suizos tiene múltiples direcciones




La residencia en múltiples locales es a menudo asociada con el tema de las residencias secundarias, pero estas últimas solamente representan una parte del fenómeno. (Keystone)

La residencia en múltiples locales es a menudo asociada con el tema de las residencias secundarias, pero estas últimas solamente representan una parte del fenómeno.

(Keystone)

Un estudio muestra, por primera vez, que más de una cuarta parte de la población vive regularmente en más de un lugar. Los motivos profesionales no son la causa principal de ese “nomadismo” que constituye un reflejo de la evolución de la sociedad.

Como quedó particularmente de manifiesto durante el debate sobre las residencias secundarias, el hecho de que un determinado número de personas resida en diversos lugares no es realmente una sorpresa. Lo que sí, es la magnitud del fenómeno.

 El estudio

El estudio 'La habitación multi local en Suiza' fue costeado por el Fondo Nacional Suizo para la Investigación Científica.

Fue realizado entre 2012 y 2015 por investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Wohnforum), la Universidad de Basilea (Instituto de Sociología) y la Escuela Superior de Lucerna (Departamento de Economía).

El estudio incluye una muestra representativa de 3246 personas de 15 a 74 años.

Un estudio del Wohnforum, de la escuela Politécnica Federal de Zúrich, realizado en asociación con la Universidad de Basilea y la Escuela Superior de Lucerna, encontró que 28% de las personas encuestadas tienen varias direcciones y un 20% adicional ha tenido esa experiencia, al menos alguna vez.

Entre las personas con muchos domicilios, 9% vive incluso en cuatro lugares o más. “Puede sorprender, pero se llega fácilmente. Yo, por ejemplo, conocí a una joven que vive en Basilea por su aprendizaje, pero que se queda regularmente en las casas de su padre, su madre y de su novio”, explica el sociólogo Cédric Duchêne-Lacroix, coautor del estudio.

Al investigador le sorprende, sin embargo, la magnitud del fenómeno. “Básicamente, tenemos una proporción de 8% de residencias secundarias. Al agregar otras formas de habitación multilocal, pensamos que podríamos superar fácilmente el 15%, pero nunca imaginamos que llegaríamos a 28%”.

Una sociedad que se transforma

Hay muchas razones por las que más de una cuarta parte de los suizos quieren o necesitan vivir en muchos sitios. Entre los principales motivos citados para la utilización de una segunda finca, está la oferta de diversiones (68%) y el trabajo, aunque señalado únicamente en 15% de los casos.

Sin embargo, no hay que concluir que el ocio es el factor determinante. “La menor presencia de otros motivos, es lo que explica sobre todo la importancia de las diversiones”, explica Cédric Duchêne-Lacroix. Los encuestados podían citar diversos usos. Las diversiones intervienen en todas las residencias, mientras que otras actividades se limitan a una sola”.

Las cifras presentadas en el estudio responden a una cierta lógica. Por ejemplo, la franja poblacional que, proporcionalmente, habita con mayor frecuencia en diversos lugares, tiene entre 15 y 24 años. Es el momento de la vida en el que hay que desplazarse más para la formación, cuando se vive a veces con los padres, o con uno de ellos, en el piso de un compañero o en un apartamento común.

Las fases de la vida en pareja también influyen. Los solteros (36,5%) y los divorciados (34,4%) tienen más tendencia a vivir en varios lugares que las personas casadas (22%). La custodia compartida de los padres incide en que los hijos de personas divorciadas dividan su tiempo entre varias ubicaciones.

Así pues, la forma de residencia es también una suerte de espejo. “Detrás de esa multiplicidad pueden advertirse las transformaciones de la sociedad. Ciertamente, siempre ha existido, pero era menos importante y más tradicional. La localidad múltiple ligada con el trabajo no era la de hoy. Había una en las praderas alpinas que ya casi no existe. También se pueden observar las transformaciones familiares”, dice el sociólogo.

No “encostrarse”

swissinfo.ch se reunió con una pareja con domicilio múltiple. La mujer trabaja en Zúrich, donde conserva un ‘pied à terre’, mientras que el marido es el amo de casa y reside en Neuchâtel, con la hija de ambos de dos años y medio.

“Mi esposa no podría ejercer su profesión en Neuchâtel y debe permanecer en Zúrich”, explica Pierre-François Besson. “Es también una manera de mantenerse a caballo entre dos regiones lingüísticas, lo que evita encostrarse. Por otra parte, mi familia política se encuentra en Zúrich. Residir en ambos sitios permite una vida familiar más ligera. Y luego, se tiene el simple placer de no estar obligado a estar en el mismo lugar”.

Para esta pareja es una fórmula ideal, aun cuando tiene algunos inconvenientes. “Financieramente, por supuesto, cuesta un poco más caro, pero está también el aspecto administrativo. Mi esposa tiene que explicar cada año a las autoridades fiscales de Zúrich que estamos establecidos en Neuchâtel, donde pagamos nuestros impuestos. También hay que pensar en algunos detalles de la vida cotidiana, como tener suficiente ropa en cada lugar. Pero en última instancia, eso no representa una gran molestia”.

Una ecuación muy complicada

Queríamos torcerle el cuello a la idea de que la nuestra es una sociedad mono local donde todo gira alrededor de una residencia.

Cédric Duchêne-Lacroix, sociólogo

Para los investigadores, la habitación en múltiples lugares se ha convertido en un fenómeno de “masa”. Pero, ¿teniendo en cuenta que algunas regiones experimentan una crisis crónica de vivienda y que los precios del sector inmobiliario son especialmente elevados en Suiza, el hecho de que poco más de una cuarta parte de la población ocupe más de una vivienda no puede ser considerado inmoral o por lo menos socialmente cuestionable?

“No estoy seguro de que un sociólogo pueda responder a este tipo de preguntas”, bromea Cédric Duchêne-Lacroix. “En serio, no se puede ver el asunto desde la perspectiva bien o mal. La ecuación es mucho más complicada, porque los parámetros son muy numerosos”.

“Ciertamente, se puede considerar, por ejemplo, que una persona que ocupa un apartamento en otra ciudad por razones profesionales consume espacio. Pero al mismo tiempo, esa misma persona consume menos transporte que si tuviera que viajar todos los días entre dos grandes ciudades”.


Traducido del francés por Marcela Águila Rubín

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×