Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Vida postolímpica


Del podio al mercado laboral


Por Marianne Burkhardt


 Otros idiomas: 6  Idiomas: 6
La esquiadora suiza Virginie Faivre, campeona mundial en estilo libre y atleta olímpica, medita sobre su vida cuando se retire del deporte de élite. (Swiss-Ski/Ruedi Flck)

La esquiadora suiza Virginie Faivre, campeona mundial en estilo libre y atleta olímpica, medita sobre su vida cuando se retire del deporte de élite.

(Swiss-Ski/Ruedi Flck)

Virginie Faivre, tricampeona del mundo de esquí acrobático, no se plantea aún colgar las botas, aunque sí reflexiona sobre su futuro profesional una vez que abandone el deporte de competición. Según la esquiadora, Suiza debería facilitar más opciones de formación y trabajo para los deportistas en actividad.

‘Retirada’ no es la primera palabra que le pasa a uno por la mente al conocer a Virginie Faivre. Tiene 33 años, se ha consagrado tres veces campeona mundial de esquí de estilo libre y de ‘half-pipe’ y, sin embargo, ya ha comenzado a pensar en su vida una vez que abandone la competición profesional.

“Me dedico a un deporte muy duro desde el punto de vista físico, en el que es fácil lesionarse”, anota Virginie Faivre. “No podré ejercer esta actividad deportiva durante toda mi vida y siempre he tenido en mente que tengo que hacer una formación para encontrar un día otro trabajo”.

Dejar la escuela para concentrarse en el esquí no fue una decisión fácil. Faivre prometió a su familia que retomaría los estudios a los 25 años. Al cumplirlos, la esquiadora seguía volcada en cuerpo y alma en su deporte.

Un curso de contabilidad por internet le resultó un buen compromiso. Sin embargo, al terminar la formación de tres años, Virginie Faivre supo que jamás sería contable.

Más tarde, una lesión la obligó a abandonar la actividad deportiva durante tres meses, un periodo que le sirvió para obtener un ‘Certificate of Advanced Studies’ en gestión del deporte en la Universidad de Lausana.

Virginie Faivre vivió luego la aventura olímpica en Sochi 2014, donde quedó cuarta en la modalidad de ‘half-pipe’. Desde entonces sigue entrenando, pero también ha iniciado un master en gestión del deporte. Una formación del ‘Johan Cruyff Institute’ de Barcelona. “Cuando eres una atleta profesional, tu experiencia se considera como equivalente a un ‘bachelor’ [grado]”, explica la deportista.

Estudiar y entrenar

Conciliar estudios, entrenamientos, competiciones con la búsqueda de patrocinadores se asemeja a una carrera de fondo, especialmente en invierno. “Solemos viajar mucho. Además, a veces no estoy sola, por lo que es complicado encontrar tiempo para estudiar”, confiesa Virginie Faivre. “Entrenamos hasta las dos de la tarde. Tenemos un pequeño descanso. Y luego proseguimos con el entrenamiento físico casi hasta la hora de la cena. Al final del día, estamos cansados y cuesta concentrarse”.

La deportista anota que Suiza comienza a “hacer cosas”, aunque solamente en los cantones de habla alemana, para facilitar que los atletas puedan estudiar.

La Unión Europea (UE) promueve el concepto de carrera dual que permite a los deportistas de élite compaginar el deporte con los estudios o un trabajo. Las recomendaciones de la UE sensibilizan a los gobiernos, las instancias deportivas, los profesionales de la formación y los empleados sobre la necesidad de crear un ambiente oportuno para las carreras duales.

Las directrices comunitarias, que recomiendan un marco legal y ayudas económicas, se basan en estudios, según los cuales ciertas carreras duales contribuyen a que la salud, el desarrollo y la vida social de los atletas sean mejores. Estos programas facilitan la reinserción de los deportistas en un nuevo contexto, una vez que abandonan la competición.

Reconversión

Virginie Faivre estima que los atletas suizos necesitarían más apoyo para reciclarse, un proceso que puede resultar difícil desde el punto de vista emocional.

El yudoca suizo Sergei Aschwanden no tuvo ese apoyo. Dejó la competición a los 32 años, después de ganar una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008. Posteriormente se volcó en los estudios, consiguió un ‘bachelor’ y, luego, un master en gestión del deporte. Pero fue un periodo económicamente complicado. “Aún no me he recuperado de esos cinco años difíciles”, reconoce Aschwanden, que hoy dirige un centro de deportes en el cantón de Vaud. Aun así, cree que la situación de los atletas ha mejorado, aunque no es óptima.

“La ventaja y el inconveniente del sistema político suizo reside en que cada cantón es bastante libre de hacer lo que le plazca”, dice. “En materia de deporte, mi deseo es que se establezcan reglas nacionales en lo que se refiere a las carreras duales”.

En 2005, el Comité Olímpico Internacional (COI) lanzó un programa para ayudar a los atletas a preparar su carrera posterior a la competición.

Adecco

Además de proporcionar recursos en línea destinados a ayudar a los atletas a desarrollar su competencia de base y maximizar su formación y sus posibilidades de encontrar un trabajo, el COI colabora con Adecco, el grupo especializado en recursos humanos. Adecco ha firmado una asociación con el Comité Olímpico en más de 30 países, entre ellos Suiza. 

Virginie Faivre y Sergei Aschwanden consideran que el programa es muy bueno, pero necesita una mejor divulgación. “Creo que el COI está haciendo grandes cosas y mejora continuamente su programa. Pero sus informaciones no nos llegan”, anota Faivre.

Patrick Bruggmann, el responsable del programa de ayuda al atleta y su carrera en el Comité Olímpico Suizo (Swiss Olympic), destaca la necesidad de que la comunicación por parte de las federaciones deportivas, los cantones y las escuelas sea más precisa y eficaz. Los deportistas pueden tener acceso a puestos a tiempo completo o parcial, o a prácticas a través de Adecco, pero también Swiss Olympic les ofrece asesoramiento de carrera. Existe, además, una red de centros de asesoramiento y tutoría de carrera que disponen de profesionales especializados en los deportistas de élite, precisa Bruggmann.

Programa de carrera para atletas

En 2015, el 70% de los deportistas de élite suizos que buscaban un trabajo a tiempo completo o parcial a través del programa de carrera destinado a los atletas encontraron uno. Cerca de 1 400 utilizaron la oferta ‘online’ del programa.

Swiss Olympic otorga un certificado a las escuelas y empresas que facilitan la conciliación de una carrera deportiva con una formación. Unas 300 empresas han recibido este certificado y contratan a deportistas para realizar un aprendizaje. Actualmente hay 400 atletas que se están formando en 60 profesiones.

La mayor debilidad del sistema reside en la enseñanza superior (universidades y escuelas superiores). Solamente el 25% de los atletas de entre 25 y 34 años acceden a estudios superiores, frente al 40% de los que no son atletas.

Swiss Olympic trabaja con la Federación Suiza del Deporte Universitario (FSSU) en un concepto cuyo objetivo es facilitar la conciliación del deporte de competición y los estudios. Además, varias universidades ofrecen fórmulas flexibles a los atletas y disponen de reglamentaciones específicas para ellos.

Según Virginie Faivre, Francia es un país muy avanzado en materia de carreras duales. En 2014, el Gobierno galo lanzó un “pacto de rendimiento”, es decir, una iniciativa para incitar a las empresas a respaldar a los atletas que preveían participar en los Juegos de Río 2016. Estas sociedades podrían firmar contratos de imagen con los deportistas, proponerles contratos de trabajo flexibles y comprometerse a ofrecerles un empleo en el momento que se retiren de la competición.

Patrick Bruggmann indica que Swiss Olympic busca actualmente empresas dispuestas a ofrecer contratos de trabajo a tiempo parcial y flexible a atletas. El objetivo de la organización es permitir que Suiza se clasifique entre los ocho mejores países en los Juegos Olímpicos de invierno y entre los 25 mejores en los de verano.

Alcanzar estos objetivos ambiciosos dependerá también de si se logra mantener a los atletas con más talento. Según una investigación del Instituto de Altos Estudios en Administración Pública, en Lausana, los deportistas de élite asumen grandes riesgos cuando deciden consagrarse al deporte, mientras sus coetáneos construyen su carrera profesional.

Las nuevas ofertas para conciliar deporte y formación y/o trabajo contribuirán a reducir el riesgo de que los atletas de élite comprometan su futuro en el mercado laboral.

¿Hay facilidades en su país para que un deportista de élite pueda compaginar su carrera con una formación? Su opinión nos interesa.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook



Traducción del inglés: Belén Couceiro, swissinfo.ch

×