Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Vivir en Suiza El éxito de las viviendas ecológicas

Urbanización

La urbanización en la que viven Mirko y Erica, en la aglomeración urbana de Zúrich, está certificada por Minergie.

(Ester Unterfinger@swissinfo.ch)

La marca suiza de construcción sostenible Minergie es todo un éxito en la Suiza de habla alemana. Una familia nos muestra las características principales de su apartamento, concebido para ahorrar energía y respetar el medio ambiente. Hay diferencias notorias respecto a la vivienda tradicional.

Erica y Mirko acumulan quince años de experiencia con esta etiqueta sostenible. Primero alquilaron un apartamento certificado por Minergie y luego, hace cinco años, compraron su vivienda en una copropiedad en la aglomeración de Zúrich, donde viven con sus tres hijos de diez, cuatro y un año.

Sin embargo, se trasladarán pronto a una vivienda adosada, que esta vez no cumplirá con los estándares de Minergie. “Nos vamos de aquí contentos y tristes al mismo tiempo”, dice Erica. A la familia le gusta la urbanización actual. Y si se van, no es por Minergie. Cuando compraron el apartamento tenían dos hijos, pero el tercero llegó de manera inesperada. Por lo que necesitan más espacio.

Habitación de los niños

Erica y Mirko se mudan para que cada hijo tenga su propia habitación.

(Ester Unterfinger@swissinfo.ch)

Minergie en el día a día

La mayor diferencia respecto a un apartamento tradicional probablemente es que para ventilar no hace falta abrir las ventanas, pues el cambio de aire es automático. Sin embargo, “cuando cocinamos, debemos impulsar la ventilación para cambiar el aire más rápidamente”, explica Mirko. “¡Y encender el fuego en la chimenea resulta bastante complicado!”. Hace falta un poco de práctica por la presión del aire y el nivel de oxígeno. En cambio, cuando vuelves de vacaciones, el apartamento no huele a cerrado.

sala de estar

La sala de estar, el lugar preferido de Mirko y Erica.

(Ester Unterfinger@swissinfo.ch)

Aquí, Erica y Mirko pueden regular la calefacción y abrir las ventanas, cosa que no podían hacer en el apartamento que alquilaban antes. “Todo estaba determinado de antemano”, cuenta Erica. Además, el sistema renovaba el aire de todo el edificio. “Cuando el inquilino de abajo comía pollo, lo sabíamos”, indica Mirko. Y se ríen recordándolo.  

Jardín

El apartamento en la copropiedad también tiene terraza y jardín.

(Ester Unterfinger/swissinfo.ch)

La ventaja de Minergie es el buen aislamiento y la ventilación controlada, lo cual reduce las pérdidas de calor. “No malgastamos energía”, dice Erica.

Gr'afico del funcionamiento de una casa Minergie
(swissinfo.ch)

El precio de Minergie

Mientras Minergie permite ahorrar energía y, por lo tanto, reducir costes, el mantenimiento del sistema de aireación es costoso y hay que cambiar regularmente el filtro. La etiqueta, asimismo, no es gratuita: por la certificación de una pequeña villa, el promotor paga un mínimo de 1 200 francos.  

Una lámpara encima de un piano de pared

Según la etiqueta Minergie, la electricidad, en la medida de lo posible, se produce a partir de fuentes respetuosas con el medio ambiente.

(Ester Unterfinger@swissinfo.ch)

Los gastos del apartamento de Mirko y Erica ascienden a casi 10 000 francos al año. En esa cantidad además de la electricidad, la calefacción, y el agua, también se incluyen el jardinero, el ascensor, el arrendamiento de la infraestructura de calefacción y el fondo de renovación.

A esos 800 francos de gastos mensuales, hay que añadir la hipoteca: 2 300 francos. El apartamento, por lo tanto, viene a costarles 3 100 francos al mes en total. Menos que la renta del apartamento que alquilaban antes. “Con los tipos de las hipotecas bajos y si se dispone de capital, es mejor comprar que alquilar”, explica Erica. Es más, según las normas de Minergie, la construcción está subvencionada y los bancos pueden acordar tipos preferenciales a la hora de conceder el préstamo hipotecario.  

“El promotor puede beneficiarse de los programas de subvenciones cantonalesEnlace externo y nacionales”, confirma igualmente Minergie Suisse. “Y muchas entidades financieras conceden préstamos hipotecarios ventajosos o contribuyen al costo de la certificación”.

El auge de la etiqueta en Suiza

Erica también cuenta que la gente a su alrededor está construyendo, prácticamente en exclusiva, según los estándares de Minergie. Las tres marcas, Minergie, Minergie-P y Minergie-A, son especialmente populares en la Suiza de habla alemana; y todavía más, en Zúrich.

Minergie (1)

Karte mit Verteilung Minergie-Häuser

Minergie-Häuser in der Schweiz

La historia del sello es una historia de éxito, y Minergie, en los últimos veinte años, ha certificado casi 50 000 edificios. “Dependiendo de la región, esto representa entre el 10% y el 25% de las nuevas construcciones”, expone Andreas Meyer Primavesi, el director de Minergie Suisse. De acuerdo a estos estándares, ahora están construyendo escuelas, hospitales, edificios administrativos y grandes complejos.

En la creación de la etiqueta, en un principio jugaron un papel importante los aspectos ecológicos. Aunque hoy en día muchos empresarios escogen Minergie incluso por razones económicasEnlace externo. “Las investigaciones demuestran que el alto confort y el buen mantenimiento de su valor son también determinantes a la hora de elegir construir de acuerdo a Minergie”, señala Andreas Meyer Primavesi. Dicho de otro modo: una propiedad certificada por Minergie puede venderse a un precio más alto. 

También hay críticas

Aunque es un éxito, Minergie igualmente recibe críticas. A las casas Minergie se les reprocha que consumen más energía de la inicialmente previstaEnlace externo, así como de intensificar el riesgo de asmaEnlace externo. Asimismo, la ventilación no siempre funciona como se desea.

“La ventilación puede producir aire demasiado seco o ruido si está sobredimensionada o mal ajustada”, admite Andreas Meyer Primavesi. Es por lo que la asociación ha puesto en marcha un nuevo sistema que garantice la calidad.

Erica y Mirko no tienen problemas con la ventilación. “[El ambiente] es un poco seco, lo cual se nota en los muebles de madera”, dice Mirko. Pero no es molesto y la familia también se ha acostumbrado al ruido.

Una pareja sonriente

Mirko y Erica disfrutan de la vida en su apartamento Minergie.

(Ester Unterfinger@swissinfo.ch)

En la nueva casa que les espera, todo será algo diferente. No habrá ventilación automática y un aislamiento peor podría suponer costes de calefacción más elevados. Ya lo verán. Pero Erica está encantada con la cocina cerrada, aunque no se ajuste a la moda actual. “Los niños podrán hacer los deberes en la mesa de la cocina. Es agradable”.

Certificación Minergie

Minergie es un estándar suizo para la construcción sostenible. El objetivo es reducir el consumo energético mediante un buen aislamiento y una ventilación controlada. Las casas certificadas por Minergie deben prescindir el gas o el petróleo y apostar por sondas térmicas o paneles solares. Desde 1988, la marca pertenece a la asociación Minergie SuisseEnlace externo, que cuenta con el apoyo de la Confederación y los cantones. Los derechos de marca tienen validez en Suiza, Liechtenstein, Alemania y Japón.

Fin del recuadro


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes