Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

¿Aún son útiles las cámaras de comercio?

Lima, capital de Perú, país con una economía pujante en el que operan grandes firmas suizas.

Lima, capital de Perú, país con una economía pujante en el que operan grandes firmas suizas.

(laif)

Movido por el dinamismo económico peruano, un emprendedor suizo fundó recientemente un organismo que facilita la llegada y establecimiento de compañías como la suya al país andino. Dado que se han creado otras asociaciones de este tipo en tiempos recientes, swissinfo.ch investigó si las tradicionales cámaras de comercio aún son útiles.

Cuando Jean Louis Guillet, un emprendedor helvético-peruano, estableció el nuevo Clúster Suizo-PeruanoEnlace externo el año pasado, lo hizo porque detectó la necesidad de una asociación que ayudara a las firmas suizas a operar al interior de la pujante economía peruana.

“Es una economía que avanza a una gran velocidad. Y uno (como empresario) también debe moverse y decidir a una gran velocidad”, dice.

Apoyado por Luis Chuquihuara, el embajador del Perú en Berna, Guillet decidió pues fundar una red de negocios suizos e internacionales para apoyar a empresas que deseaban invertir en esta nación andina.

El Clúster Suizo Peruano

Jean-Louis Guillet, fundador de Clúster Suizo-Peruano, nació en Perú, de padre suizo y madre peruana. Su padre fue ingeniero y trabajó por años para una empresa alemana en Perú y fue también fundador de YO-GUI, la primera fábrica de yogurt del país andino (la segunda parte del nombre de la compañía hace alusión al apellido Guillet).

La empresa fue vendida en 1985, cuando el país entró en un complejo periodo caracterizado por múltiples ataques terroristas reivindicados por el grupo armado Sendero Luminoso.

Tras la venta, la familia Guillet se mudó a Suiza, en donde Guillet hijo trabajó como aprendiz en la empresa de lácteos friburguesa ELSA.

La actual compañía de Jean-Louis Guillet, Soleol, fue fundada en Suiza en 2008. Hoy emplea a 70 personas y abrió una sucursal peruana hace un par de años.

Guillet, quien también es propietario de la firma helvética Estavayer-le-Lac, especializada en el desarrollo y comercialización de paneles solares, echó andar una red que puso en contacto a los primeros socios -cuyas especialidades contemplaban lo mismo la ingeniería que las finanzas o las energías renovables- para que identificaran juntos de qué manera podían generar sinergias y trabajar paralelamente en Perú. El PIB de este país crecía a un ritmo del 10% en 2010 y aunque ha reducido el ritmo, sigue avanzando a un interesante 5% anual.

El empresario dice que encabezó esta iniciativa porque sintió que los canales regulares de enlace, como las cámaras de comercio, reaccionaban con una gran lentitud cuando ayudan a emprendedores deseosos de hacer negocios en Perú.

El objetivo del Clúster que él encabeza es “expandir las relaciones comerciales a través de vías menos convencional y más discretas”. Sobre todo, añade, se trata de ofrecer herramientas más flexibles que las que provee una cámara internacional de comercio, ya que organiza asambleas periódicas, pero totalmente gratuitas.

Las operaciones del Clúster iniciaron en diciembre del 2015, y de entonces a la fecha ya tiene 20 miembros, entre los que se incluyen gigantes como ABB, Novartis, Nestlé y Credit Suisse, se han adherido al Clúster Suizo-Peruano.

La visita de Johann Schneider Amman, ministro de Economía suizo, al Perú avivó el interés de las empresas de incursionar en el mercado peruano, opina Guillet.

No es el único

Pero Guillet no es el único que experimentó la necesidad de crear una estructura más flexible para apoyar la inversión y el comercio en Latinoamérica.

Ignacio Guaia, fundador del Swiss Latin American Business Forum, explica que también creó un organismo porque, en su caso, consideraba que las empresas francófonas que querían estrechar lazos comerciales con Latinoamérica no eran suficientemente atendidas por la Cámara de Comercio Latinoamericana en Suiza, con sede en Zúrich.

“Esta cámara realiza un buen trabajo para la Suiza oriental, pero no sé si es la brecha lingüística, pero no se ha conseguido una verdadera integración (con la región francófona)”, detalla.

Guaia, experto legal de la firma de abogados ginebrina Lalive, asegura que organizar eventos para la Suiza francófona siempre era algo complicado y “burocrático”.

Añade que al fundar el citado foro buscaban que estos procesos se volvieran más sencillos, ágiles y directos. Sobre la marcha, esta estructura -creada en marzo del 2014- ya tiene 120 miembros.

Para Theresa Carpenter, economista del Graduate Institute de Ginebra, organismos como el iniciado por Guillet o Guaia fortalecerán el comercio internacional: “Los lazos que facilitan el comercio y las inversiones pueden tener formas diversas, pero hay espacio para la diversidad. Y esto incluye a las antiguas cámaras de comercio y también a las nuevas”.

Cocteles que ahorran tiempo

Michel Celi Vegas, abogado especializado en negocios internacionales, asegura que visita frecuentemente Lima por razones laborales. swissinfo.ch se reunió con él tras una presentación pública organizada por el consulado peruano en Ginebra, un evento destinado a promover nuevos negocios entre los dos países.

“Desplazarme en esas ocasiones me permiten saber lo que está pasando y me da la oportunidad de ahorrar tiempo, experiencia y dinero”, dice.

“Asistir a un coctel me permite tener acceso a distintas personas, hablar con ellas y dejarles mi tarjeta. Ellas lo recordarán y si, posteriormente, están interesadas en algo que yo les dije, me contactarán. Los eventos son muy útiles para esto”, refiere.

“Permiten transmitir información y conocer lo que se está haciendo (en materia de negocios). Ahora, si me preguntan si me han sido útiles para encontrar soluciones concretas para mi empresa, la respuesta es que no. El empresario tiene que aprovechar lo que dice la cámara, lo que expresan las autoridades y generar sus propias soluciones”, concluye.

Unir esfuerzos

Corinne Schirmer, directora general de la Cámara Suiza de Comercio Suiza en el PerúEnlace externo, dice a swissinfo.ch que su organismo, que cuenta actualmente con 190 miembros, fue el encargado de introducir a Soleol (la empresa de Guillet) con el Ministerio del Medioambiente del Perú.

Por lo que admite que su cámara quedó muy “sorprendida” cuando conoció la creación del Clúster en 2015.

Schrimer asegura que la Swiss Global EntrepriseEnlace externo -organización respaldada por la Secretaría de Estado de Economía (Seco) para promover negocios suizos en el mundo- buscó una solución salomónica: se reunió con el Cluster para ver de qué forma podía operar de forma conjunta con la Cámara Suiza de Comercio.

Guillet organizó un evento en Lima el año pasado y la cámara también participó. Para Schrimer “esto demostró que no hay competencia sino una conjunción de esfuerzos”.

Desde entonces, ambas entidades firmaron un acuerdo de cooperación.

Schirmer asegura que “cuando el Cluster genera contactos, nos avisa. Y somos el socio que desarrolla las iniciativas en Perú”.

Para el profesor Carpenter es claro que la llegada de un nuevo organismo puede controversia inicialmente, pero al final el resultado siempre es positivo. “Cuando hay recién llegados siempre arriban con nuevas ideas que pueden desafiar las viejas concepciones. Y a la luz de la manera en la que evolucionan el comercio y las inversiones en la actualidad, hay espacio para más facilitadores en el ámbito de los negocios. Toda nueva red es positiva y todas las posibles conexiones que genere son de utilidad”.

El comercio bilateral

De acuerdo con las cifras oficiales de la Embajada Suiza, las importación de productos peruanos realizadas por Suiza sumaron 2.690 millones de dólares, 99% de las cuales eran de oro. En contrapartida, las exportaciones suizas hacia Perú totalizaron 156 millones de dólares en el mismo lapso.

Suiza es el tercer destino internacional más relevante para las exportaciones peruanas.

Una delegación de miembros de la Cámara de Comercio Suiza en el Perú viaja dos veces al año a Suiza para reunirse con compañías interesadas en realizar negocios con el país sudamericano.

Schirmer dijo swissinfo.ch, no obstante, que el principal número de contactos se realizan a través de la Switzerland Global Enterprise.

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook



Traducido del inglés por Andrea Ornelas

×