Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Estamos viviendo una crisis sistémica y de liderazgo"

Jean-Pierre Lehmann, profesor del IMD de Lausana, una de las escuelas de negocios más prestigiosas del mundo.

(swissinfo.ch)

El Foro Económico Mundial (WEF) de Davos se prepara para la edición más grande de su historia y promete sentar en el banquillo a 'gurúes' de 96 países.

Jean-Pierre Lehmann, profesor de Economía Política Internacional del prestigioso IMD de Lausana, asistirá por sexta vez al WEF, donde espera escuchar una especie de 'mea culpa' de popes políticos y económicos. Entrevista.

swissinfo: En medio de la crisis económica y financiera global ¿cuáles cree que van a ser los intereses que dominarán el Foro de Davos?

Jean-Pierre Lehmann: No lo sé y es por ello en parte que asistiré. Tengo mucha curiosidad de ver y escuchar. No hay duda de que la crisis que estamos viviendo es tanto sistémica como de liderazgo. El sistema falló y ha provocado gran miseria. Y el liderazgo ha sido engañoso. Espero que haya algún tipo de 'mea culpa' de los popes de los negocios y de los gobiernos.

swissinfo: Este año se prevé la presencia de 43 jefes de Estado, el doble de lo habitual. ¿Cree que esta presencia masiva cambiará en algo el espíritu de Davos?

JP.L.: Davos debe ser considerado como lo que es: un foro. No tiene ni poder ejecutivo ni legislativo. Desde que comenzó hace 18 años, es difícil pensar en algún evento de las últimas décadas del que alguien pudiera decir: 'ah, esto es consecuencia de Davos'.

El foro ha contribuido a una tendencia de capitalismo global con conciencia. Se instituyó como el altar del liberalismo, pero también de las 'buenas obras' con las fundaciones y las iniciativas sociales que buscan justificar el 'credo' del mercado libre. Esto ya no es creíble, y me imagino que todos los jefes de Estado vienen, en parte, para brindar confianza. Veremos...

swissinfo: ¿Usted ha logrado comprender por qué no se pudo prever la reciente crisis?

JP.L.: Diría que todo esto ha sido y es bastante aterrador. Lo que la élite creó es una economía 'Frankenstein' global. En otros términos, algo que no podía controlar.

Creo que si uno lee el Antiguo Testamento acerca de la historia de la construcción de la Torre de Babel podrá tener una buena imagen de lo que causó esta crisis.

swissinfo: ¿Cree que quienes asistirán a Davos han logrado descifrar cuáles fueron las causas que provocaron esta 'segunda gran depresión' económica?

JP.L.: Sí. Aparte de las élites de los negocios y los gobiernos, también están las élites del periodismo y las académicas, quienes obviamente han estudiado la crisis muy de cerca. Aún cuando de hecho nadie predijo esta crisis en particular, y nadie había escuchado antes referirse a hipotecas 'subprime', no es justo decir que nadie previó la posibilidad de una crisis.

El editor económico del 'Financial Times', Martin Wolf, que es un participante habitual, advirtió desde hace tiempo que los desbalances globales no eran sostenibles también fue muy crítico con el sistema de remuneraciones del sector financiero. Pero creo que nadie, ni siquiera Martin Wolf, imaginó que cuando se produjera, la crisis sería tan profunda.

swissinfo: ¿Cree que Davos puede ser útil en este sentido?

JP.L.- No lo sé, lo espero. Esta cumbre de Davos se centrará en cómo el mundo va a salir de esta crisis. Pero esto puede ser difícil, a menos que primero haya un cierto acuerdo sobre cómo el mundo llegó a esta crisis.

Si Davos termina solamente con grandes discursos y declaraciones vacías, pienso que su propósito no habrá servido de mucho.

swissinfo: Muchos gobiernos han reaccionado de manera intervencionista frente a la crisis. ¿Considera que es una respuesta acertada?

JP.L.: El gran problema es que los gobiernos no habían anticipado la crisis y que no estaban preparados para ninguna crisis. Lo que está sucediendo es sólo reactivo. Ni activo ni proactivo. Hay un elemento de pánico.

swissinfo: ¿La crisis volvió a los Estados más proteccionistas?

JP.L.: Éste es de lejos el peligro más grande. En noviembre pasado el G-20 prometió dos cosas en Washington: Primero, concluir la Ronda de Doha antes de fin de año, y segundo, no tomar nuevas medidas proteccionistas mientras tanto.

Ambas promesas han sido violadas: Doha no concluyó y hubo muchas nuevas medidas proteccionistas adoptadas por muchos países, incluido Estados Unidos. Diría que estamos al borde del precipicio del proteccionismo.

swissinfo: ¿Cómo evalúa la reacción del gobierno suizo frente a la crisis?

JP.L.: El gobierno suizo está naturalmente muy preocupado debido a su rol a escala mundial en el comercio y las finanzas. El problema es que Suiza no tiene poder político. Fue el único país de las finanzas y el comercio que no fue invitado al G-20, ni siquiera como observador. Esto es un poco humillante y también una gran pena.

Esperemos que esta crisis sirva para que los suizos entiendan que no son una isla. En este mundo de interdependencia, la independencia es apenas un mito que sólo se traduce en impotencia.

swissinfo: ¿Suiza se vio favorecida frente a la crisis global al no formar parte de la Unión Europea?

JP.L.: Diría que la Confederación es 'de facto' parte del bloque europeo y que la economía suiza se hundirá o nadará con las economías de la Unión Europea.

Pero quizás la lección que se grabe en las mentes helvéticas es que esta crisis demuestra cómo Suiza puede tener algunas de las desventajas por ser un 'miembro de hecho' del bloque, sin gozar de las ventajas que se tienen al ser un miembro asociado de la UE.

Con suerte esta crisis servirá para confrontar a Suiza con la realidad.

Entrevista swissinfo: Norma Domínguez

Datos clave

Se celebra del 28 al 1º de febrero y reunirá a más de 2.500 participantes de 96 países bajo el lema 'Rediseñar el mundo de la post-crisis'.

El discurso inaugural estará a cargo del primer ministro ruso Vladimir Putin.

También asistirán la canciller alemana Angela Merkel, los primeros ministros Wen Jiabao (China), Taro Aso (Japón) y el británico Gordon Brown, entre otros.

Fin del recuadro

JEAN PIERRE LEHMANN

Desde 1997 es profesor de Política Económica Internacional en la escuela de negocios suiza IMD (Institute for Management Development), de Lausana.

Graduado en historia japonesa por la Universidad de Oxford, fue director del Instituto Europeo de Estudios Japoneses y asesor de Supachai Panitchpakdi, ex director de la Organización Mundial del Comercio.

Es cofundador del Grupo de Evian, un laboratorio de ideas ('think tank') que reúne a ejecutivos de la industria alimentaria, funcionarios gubernamentales, intelectuales y jóvenes que promueven, entre otros objetivos, el comercio internacional

Fin del recuadro

WEF

El World Economic Forum fue fundado por Klaus Schwab bajo el nombre de 'Management Symposium' en Davos en 1971.

Es una fundación sin fines lucrativos de derecho privado suizo, que predica una filosofía empresarial interesada en el bien público global. Financiada por un millar de empresas miembro, el WEF tiene sede en Cologny, cantón de Ginebra.

Esta organización emplea a 300 colaboradores de 52 países. Se pretende una plataforma de diálogo entre los responsables de las tomas de decisión en materia económica, un instrumento de ayuda para la adopción de estrategias, un catalizador para diferentes iniciativas tendientes a "mejorar el estado del mundo".

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes