Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Hay que desarrollar el espíritu emprendedor"

Nicolas Hayek (izqda) y Joseph Deiss quieren impulsar la producción industrial en Suiza.

(Keystone)

Suiza necesita empresarios con imaginación y dispuestos a producir en el interior del país, si quiere que su economía siga prosperando.

Es el mensaje de una conferencia de un día, celebrada en Berna, sobre la fabricación suiza del futuro, productos que llevarán la etiqueta 'made in Switzerland'.

Aunque la actividad industrial en Suiza atraviesa un buen momento, especialmente en ingeniería – sector líder de las exportaciones -, no hay que dormirse en los laureles, señalan los expertos.

Las estadísticas reflejan que en 1990 un 37% de la población activa trabajaba en ramas de la industria, mientras que hoy esa proporción se ha reducido a un 26%, en parte debido a la automatización.

Tanto la Unión Europea como Suiza están convencidas de que una economía sostenible y equilibrada sólo es posible si ésta incluye un alto componente manufacturero.

Crece el sector de los servicios

La iniciativa 'Swiss Manufacturing of the Future' (Fabricación suiza del futuro) forma parte de los esfuerzos emprendidos en el Viejo Continente para fomentar la actividad industrial y no confiarse en el crecimiento del sector de los servicios.

"La iniciativa es importante en la medida en que Suiza seguirá siendo en el futuro un centro importante de actividad industrial", declaró a swissinfo el ministro helvético de Economía, Joseph Deiss.

"Tiene como objetivo desarrollar el espíritu emprendedor en este país, y yo me felicito de esta iniciativa".

Para uno de los más destacados empresarios de Suiza, el presidente del grupo relojero Swatch, Nicolas Hayek, no cabe duda de que la manufactura ha perdido terreno en Suiza.

Hayek es miembro del denominado 'ManuFuture High Level Group', creado por la Comisión Europea para asegurar el futuro de la fabricación en Europa.

Pérdida de terreno

"Está perdiendo terreno y no debería ocurrir, porque fue uno de los factores más importantes que contribuyó a generar riqueza y crecimiento en Suiza", señaló a swissinfo.

"Para corregir esta tendencia necesitamos, ante todo, empresarios de verdad, no ejecutivos, sino empresarios de verdad, gente con creatividad para desarrollar nuevos productos y generar empleo".

"Por esa razón creamos este foro. Se trata de incitar a la población y a las jóvenes generaciones a plantearse su trabajo desde la óptica de un empresario y no de otra cosa", agregó.

Ser empresario no significa aspirar a convertirse en uno de los dirigentes más ricos y poderosos de la industria de un país, sino que puede incluir a los jardineros, panaderos o carpinteros, según Hayek.

Un empresario es alguien que rebosa de imaginación, que busca innovación y tiene valor para afrontar los desafíos de la vida diaria.

"Picasso es para mí un buen ejemplo de un gran empresario. Creó cosas nuevas, creó trabajos, creó nueva riqueza y se lo comunicó a la gente".

Más satisfacción

"Yo incitaría a la gente a plantearse ser un empresario porque les aportará muchas satisfacciones en la vida. De esta manera se puede desarrollar y ayudar mucho más a la sociedad que si uno se dedica a otras cosas", argumenta.

Con "otras cosas", término que utiliza en más de una ocasión, Hayek se refiere, por ejemplo, a un empleado de banco que "está sentado en un despacho oscuro frente al ordenador y juega a la Bolsa con la esperanza de que algún día llegue a ganar dinero".

Aunque la situación de la industria en Suiza no es alarmante, hay que intervenir ahora antes de que el país deje de tener una producción industrial dentro de 30 o 40 años.

¿Pero por qué producir en Suiza, donde los costes son elevados y hasta las empresas nacionales buscan opciones en el extranjero para reducir costes?

Ambos mundos

"Para mí es importante que muchas empresas se establezcan y desarrollen sus actividades en Suiza. Mi mayor obligación es crear y preservar el empleo en este país", puntualiza Joseph Deiss.

"Por otra parte, es importante que nuestras empresas tengan acceso a otros mercados. Y muchas veces esto requiere estar presentes en el terreno. No temo por las empresas helvéticas que deslocalizan parte de su producción a otros países, porque esta deslocalización puede impulsar su producción en Suiza", declaró.

No obstante, no es tarea de las autoridades federales interferir demasiado en el campo de actividad de las empresas del país.

"Yo diría que el deber del Estado no es actuar en el ámbito de la economía. Tenemos que brindarles (a las empresas) la mayor libertad de maniobra posible, pero también tenemos que crear las mejores condiciones marco posibles, en lo que se refiere a impuestos, competitividad y apertura de nuevos mercados".

swissinfo, Robert Brookes
(Traducción del inglés: Belén Couceiro)

Datos clave

Suiza cuenta con más de 317.800 empresas que emplean a 3,7 millones de personas.

El 96,6% de ellas son empresas con menos de 250 empleados (unas 307.000 empresas).

El sector industrial cuenta con 76.000 empresas que emplean a un millón de personas, menos de un tercio del total de empresas y empleados.

Fin del recuadro

Contexto

En el año 2003 la Comisión Europea lanzó la iniciativa ManuFuture. Tiene como objetivo fomentar, a través de la investigación e innovación, el futuro de la manufactura en Europa.

El argumento es que el sector manufacturero es vital en la generación de riqueza y empleo.

El presidente del grupo relojero suizo Swatch, Nicolas Hayek, es miembro del grupo de alto nivel ManuFuture.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×