Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Internet no cabe aún en la mente de los políticos"



En Suiza, los medios tradicionales predominan aún en las campañas electorales.

En Suiza, los medios tradicionales predominan aún en las campañas electorales.

(Keystone)

Unos 3.000 candidatos, entre ellos varios suizos del extranjero, participarán en las elecciones legislativas del próximo 23 de octubre. Pero pocos harán uso de una estrategia de comunicación moderna y profesional. Eso es un error, señala el politólogo Mark Balsiger.

El experto en comunicación política acaba de publicar el libro ‘Wahlkampf- aber richtig’ (Campaña electoral, pero eficaz) donde expone cinco campañas coronadas con éxito. Además, propone a los candidatos una serie de consejos que incluye el empleo de los nuevos medios de comunicación.

swissinfo.ch: Antes que nada, ¿cuánto hay que invertir en una campaña electoral eficaz?

Mark Balsiger: Hay que contar con entre 20.000 y 200.000 francos. Es un cálculo aproximado, porque el presupuesto depende de muchos factores. Sobre todo del cantón donde el candidato presenta su candidatura. En los cantones grandes como Zúrich, Berna y Vaud hacen falta más recursos financieros, porque la competencia es más dura y el electorado a convencer bastante más numeroso.

Hay que establecer además una distinción de los candidatos. Quienes fueron elegidos anteriormente pueden conformarse con algunos miles de francos,  puesto que cuentan con un bono importante: están presentes en los medios de comunicación desde hace años y disponen de una buena red de contactos. En cambio, los candidatos nuevos deben crearse una imagen, un perfil. Y para ello necesitan dinero.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son las otras claves del éxito?

M.B.: Ante todo mucho tiempo, en general no menos de un año. Quien piense limitar su campaña a las últimas 6 u 8 últimas semanas no triunfará. Los otros puntos importantes son el nivel de popularidad del candidato, su red de contactos y su idoneidad mediática.

Es imperioso elaborar una estrategia de comunicación eficaz. ¿Con qué mensaje y con qué medios puedo llegar mejor a los electores potenciales? Es inútil dispersar los recursos financieros en demasiados vectores.

swissinfo.ch: A propósito de estrategia, en la actualidad son muy pocos los candidatos que acuden a expertos en comunicación. ¿Por qué?

M.B.: En Suiza, la inversión de tiempo y dinero en una campaña es aún muy modesta en comparación con Alemania, Francia o Estados Unidos. La mayoría de los candidatos se conforma, entonces, con la ayuda de algunos conocidos.

Hasta ahora es poco común el apoyo de voluntarios, porque esa labor es apenas valorada en nuestro país. Los que en Estados Unidos respaldan a un candidato durante su campaña hacia la Cámara de Representantes pueden incorporar esa tarea en su curriculum vitae. En Suiza, en cambio, decir que uno ha trabajado seis meses para un diputado puede hasta causar risa.

swissinfo.ch: El uso de los medios de comunicación modernos parece más bien relegado en Suiza.

M.B.: Yo diría que la comunicación política en nuestro país está todavía en una fase de transición. En las campañas electorales se emplean esencialmente medios tradicionales, como hace 20 o 30 años. Se da preferencia a los instrumentos más clásicos: los debates o los carteles. Pero los candidatos que optan por estos medios corren el riesgo de llegar a pocas personas, porque el nexo entre los electores y los partidos es demasiado débil.

La comunicación política da sus primeros pasos en Internet, donde una gran masa de personas se encuentra desde hace años. Millones de suizos utilizan cada día los nuevos medios para buscar información de todo tipo, también de la actualidad política. Yo creo que Internet no cabe aún en la mente de los políticos suizos. Muchos de ellos reconocen esa importancia, pero si visitamos sus páginas constatamos que son poco interesantes y a menudo no están actualizadas ni son interactivas.

swissinfo.ch: ¿Cómo podrían los candidatos aprovechar Internet?

M.B.: Deberían ante todo limitarse a los canales muy populares –en Suiza yo diría Facebook y Twitter-, para no dispersar demasiado su energía. Además tendrían que comenzar con mucha antelación a crear una vasta red de contactos. No sirve de mucho abrir un perfil a pocas semanas de las elecciones.

Muchos políticos cometen el error de querer usar esos canales como instrumentos de publicidad. Los blogs y las redes sociales tienen éxito solo si se utilizan de modo interactivo para entablar un diálogo con los usuarios. Pero eso requiere mucho tiempo y trabajo.

swissinfo.ch: En cuanto a la Quinta Suiza, ¿cómo ve usted la posibilidad de que, por primera vez, resulte elegido un suizo del exterior?

M.B.: Las posibilidades de elección son muy reducidas, puesto que los suizos en el extranjero no pueden –a diferencia de los otros candidatos-, aparecer constantemente en los medios de comunicación. Ellos pueden contar únicamente con el hecho de ser candidatos exóticos, pero de este modo logran acaparar la atención solo por poco tiempo.

Para tener éxito, una candidatura debe estar respaldada por la mayoría de un gran partido. Sin embargo, los que hasta ahora han incorporado en sus listas a ciudadanos radicados en el extranjero lo han hecho esencialmente para atraer votos de la Quinta Suiza.

A mi juicio, habría que crear una circunscripción especial para los suizos en el extranjero, tal como se hace en otros países. Yo creo que la presencia de algunos expatriados en el Parlamento sería beneficiosa para la política nacional. Además, permitiría fortalecer el lazo emocional entre Suiza y sus conciudadanos en el extranjero.

Elecciones federales

El 23 de octubre, los suizos están llamados a renovar las dos cámaras del Parlamento.

El Consejo Nacional es la cámara baja. Consta de 200 diputados y representa al pueblo suizo. Los escaños se reparten entre los 26 cantones proporcionalmente a su población.

El Consejo de los Estados es la cámara alta. Consta de 46 senadores y representa a los cantones. Cada cantón ocupa dos escaños y cada semicantón uno, independientemente del número de sus habitantes.

Los suizos en el extranjero pueden participar en las elecciones federales como candidatos o electores. Más de 135.000 expatriados están inscritos en los registros electorales.

A diferencia de algunos países, Suiza no ha instituido una circunscripción electoral para sus residentes ausentes. Hasta ahora, ningún suizo del extranjero ha ocupado un escaño en el Parlamento.

Fin del recuadro

Mark Balsiger

Licenciado en Ciencias Políticas e Historia por la Universidad de Berna y en Periodismo por la Universidad de Cardiff, Mark Balsiger ha trabajo mayormente como periodista en diversos medios, sobre todo en la radio suiza de habla alemana DRS.

Tras distintas actividades en el ámbito de las Relaciones Públicas y la formación en la comunicación, dirige desde 2002 la agencia Border Crossing, especializada en asesoría en comunicación.

Es autor de dos libros consagrados a las campañas electorales. El último de ellos Wahlkampf –aber richtig (Campaña electoral, pero eficaz) publicado en enero de 2011.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×