Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Aún no hay acuerdo para evitar la quiebra de EEUU



El presidente Obama junto al republicano John Boehner (dcha), presidente de la Cámara de Representantes.

El presidente Obama junto al republicano John Boehner (dcha), presidente de la Cámara de Representantes.

(Reuters)

La negociación entre republicanos y demócratas sigue empantanada. El presidente Obama reitera su petición de ampliar el ‘techo’ de la deuda pública antes del 2 de agosto y llama a los congresistas a “entrar en razón”.

La banca suiza se cuenta entre los acreedores de Washington. De incurrir en moratoria, las calificadoras castigarían la nota de Estados Unidos. Para el instituto KOF, el problema es político no económico, pero anticipa una nueva embestida contra el franco.

Al nacer, cada ciudadano estadounidense lo hace con un compromiso de deuda pública individual de 46.609 dólares, confirma el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Una cuenta que crece minuto a minuto.

Tanto, que en los estertores de julio de 2011, los pasivos de Washington ascienden a 14,5 billones de dólares y rebasan desde mayo el límite de endeudamiento público de 14,2 billones de dólares permitido por el Congreso.

La administración Obama necesita el respaldo del Poder Legislativo para ampliar el techo de su deuda pública antes del 2 de agosto. De lo contrario, “el Gobierno podría incumplir algunas de sus obligaciones financieras en agosto próximo”, advirtió el secretario del Tesoro estadounidense, Tim Geithner.

Ayer, en un discurso a la nación, el presidente Barack Obama pidió a los legisladores que “entren en razón” y eviten que Estados Unidos se declare en suspensión de pagos por primera vez en su historia.

A los republicanos –opositores a su iniciativa- les dijo: “Esta no es forma de conducir a la nación más grande la Tierra”.

10 de agosto, fecha fatal

El UBS estima que en realidad la fecha fatal no se ubica el 2 de agosto, sino algunos días más tarde.

En un informe firmado por Chris Ahrens, jefe de Estrategias de la División de Tipos de Interés del UBS, y publicado por The Wall Street Journal hace unos días, refiere que “el Departamento del Tesoro tiene fondos suficientes para realizar todos sus pagos hasta el 8 o 10 de agosto”.

Aún así, el nerviosismo crece en los mercados. Actualmente, se intercambian 80 céntimos de dólar por un franco, un nivel histórico. Y la divisa verde también se ubica en mínimos récord con respecto al yen (78 yenes por dólar), por citar otro ejemplo.

Esencialmente, un conflicto político

El problema de la deuda de EEUU es ante todo político. El Gobierno estadounidense ha gastado mucho, especialmente después de la crisis, ya que se ha centrado en reactivar la economía. Pero llegó el tiempo en el que tiene que reducir sus gastos, explica a swissinfo.ch Jochen Hartwig.

En opinión del experto del instituto KOF, la gravedad real del endeudamiento de EEUU debe ponerse en contexto.

Si observamos la talla de la deuda pública de EEUU como proporción del PIB (94%, deuda externa, según la OCDE), veremos que no está en desventaja con respecto a países como Alemania (149%, deuda externa, según Eurostat), u otros países, a quienes nadie cuestiona su solvencia presente y futura, explica.

El problema es esencialmente político, cita el economista. EEUU vivirá un proceso político en 2012 y ni demócratas ni republicanos están dispuestos a tomar compromisos que los electores les cobren el día de mañana en las urnas. No obstante, en el terreno práctico, Washington se enfrenta a una amenaza real, no política.

Las tres principales calificadoras internacionales, Standard & Poor’s, Moodys y Fitch Ratings, han advertido a Washington que castigarán la calificación ‘AAA’ (sinónimo de solidez y solvencia probada) si el país incurre en una moratoria técnica (technical default) en agosto próximo.

Según Hartwig, las agencias calificadoras están ante todo enviando señales a los congresistas para que despierten y alcancen acuerdos lo más pronto posible.

Suiza, acreedor en la lista

Para Suiza, el estallido de una crisis de deuda en EEUU se haría sentir en dos frentes.

El primero, los bancos suizos forman parte de la lista de acreedores de Washington.

Según datos obtenidos por swissinfo.ch en el Banco de Pagos Internacionales (BIS), con sede en Basilea, la banca helvética posee títulos de crédito del Gobierno estadounidense por 138.936 millones de dólares a 31 de diciembre de 2010, última cifra disponible en el banco central de los bancos centrales.

Consultada al respecto, la Asociación Suiza de Banqueros (ASB) declinó realizar comentarios.

KOF, en su turno, estima que los bancos suizos solo se verían afectados si ocurriese el peor de los escenarios: si EEUU verdaderamente dejara de pagar y los papeles que ha emitido perdieran su valor. Un escenario que luce poco realista, en opinión de Hartwig.

El franco, la víctima

No obstante, la falta de acuerdos entre demócratas y republicanos (ver LA BATALLA POR LA DEUDA) reaviva la volatilidad internacional.

Los capitales internacionales buscan destinos seguros en tiempos de incertidumbre.

Es posible que los precios en dólares de las materias primas, y en particular de los metales preciosos, exploten, estimó John Kowalik, director del Departamento de Materias Primas y Marketing del UBS, durante un discurso en Chicago pronunciado recientemente en el marco de un foro sobre el futuro de las materias primas.

Y la divisa helvética recibiría nuevas presiones. “Es altamente factible que el franco suizo se aprecie nuevamente si la incertidumbre en EEUU sigue. El dólar ha perdido valor frente a todas las divisas importantes, como el euro, el yen, la libra esterlina o el franco suizo, y creemos que al menos durante algún tiempo, no recuperará valor”, señala Jochen Hartwig.

Los capitales se reubicarán y el franco suizo es un destino atractivo, por la seguridad que ofrece, lo que sin duda, dejará sentir nuevos efectos sobre el sector exportador suizo, concluye.

El debate sigue... y el tictac del reloj también.

La batalla por la deuda

EEUU ha vivido por décadas gracias al crédito.

En el presente ejercicio, los ingresos anuales totales del gobierno serán de 2,2 billones de dólares, mientras su gasto ascenderá a unos 3,6 billones. Esto implica la acumulación de un déficit de1,4 billones.

En mayo pasado, Washington rebasó el techo de endeudamiento de 14,3 billones de dólares fijado por el Congreso.

Demócratas y republicados coinciden en que llegó el momento de sanear las finanzas públicas –cuyo déficit alcanza ya 11% del PIB-, pero sus estrategias para alcanzar el objetivo difieren.

En esencia, los demócratas se niegan a recortar el gasto para programas sociales, mientras los republicanos rechazan cualquier escenario que implique aumentar impuestos.

El presidente Barack Obama propone aumentar ingresos (elevar impuestos) y recortar el gasto en Defensa y Sanidad para jubilados.

Los republicanos se rehúsan no quieren más gravámenes y proponen, a cambio, eliminar subsidios a la educación, al medioambiente y privatizar los servicios de salud para jubilados.

Fin del recuadro

contexto

La deuda pública de EEUU engloba todas las obligaciones financieras que ha asumido el Gobierno de EEUU con instituciones o individuos externos para financiar la diferencia entre sus ingresos (tributarios y no tributarios) y su gasto.

EEUU es uno de los pocos países cuyo Poder Legislativo impone un límite de endeudamiento que debe ser respetado.

El oro ha sido uno de los metales que más se ha encarecido durante los últimos meses, al ser considerado un valor seguro para los capitales temerosos. En el presente, la onza Troy se cotiza a 1.623 dólares.


El dólar ha perdido terreno frente al franco durante los últimos días. El billete verde se cotiza este martes a 0,80 céntimos de franco.

Fin del recuadro

datos clave

Deuda externa pública como porcentaje del PIB:

EEUU 97%

Alemania 149%

Suiza 220%

España 162%

Francia 197%

Japón 44%

Fuentes: Eurostat, Banco Nacional Suizo, OECD

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×