Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Accionistas deben financiar la nueva banca 'anticrisis'

Tres de cada bancos suizos juzgan positiva para la plaza financiera la metamorfosis del secreto bancario.

Tres de cada bancos suizos juzgan positiva para la plaza financiera la metamorfosis del secreto bancario.

Según confirma el Barómetro Bancario 2011 de Ernst & Young, la plaza financiera helvética estima que no son los clientes quienes deben pagar la factura de aumentar reservas y construir bancos más seguros.

Una de cada dos instituciones reconoce los riesgos de una 'burbuja hipotecaria' en Suiza y 8 de cada 10 estima que el franco mantendrá en 2011 su fortaleza frente al euro.


















El 85% de los bancos suizos coincide en que son los accionistas, y no los clientes, quienes deberán pagar el costo de la nueva reglamentación que deben respetar los grandes bancos internacionales, los suizos incluidos, con objeto de edificar un sistema financiero blindado ante crisis futuras.

Por otra parte, el 65% de las instituciones bancarias asume que el sistema de remuneraciones para los banqueros cambió de forma irreversible y apoya, en lo general, la apertura del secreto bancario para evitar que dicha confidencialidad cobije la evasión.

Es lo que se desprende del Barómetro Bancario 2011 publicado este martes (11.01) por la consultora Ernst & Young Suiza.

Un documento que, vía una consulta realizada entre 60 instituciones bancarias de todas las tallas y nichos de mercado, ofrece un pulso sobre la perspectiva de la banca en 2011.

Optimismo financiero

Consultados durante diciembre de 2010, un total de 60 banqueros abordaron los principales tópicos de la agenda financiera suiza.

Sus perspectivas son optimistas en lo general. El 52% de los bancos considera que la marcha de la economía y de los bancos será positiva o muy positiva en 2011.

“Los bancos han resistido bien a la crisis financiera mundial en términos generales, y también han sobrellevado con fortaleza la crisis de endeudamiento de Europa; y el debate sobre nuevas reglamentaciones, en Suiza y en el resto del mundo, es visto con buenos ojos”, afirmó Iqbal Khan.

El responsable de la División de Banca y Mercados de Capital de Ernst & Young asegura que el 73% de los bancos juzga positiva para la plaza financiera la metamorfosis que ha sufrido el secreto bancario, y se dice a favor de un impuesto liberatorio con Londres y Berlín (ver CONTEXTO).

Un número importante de bancos ha examinado ya su modelo de banca –especialmente en el rubro de Banca Privada, agregó Patrick Schwaller, responsable de la elaboración del Barómetro Bancario 2011.

Cabe recordar que la Banca Privada se erigió como génesis del colapso financiero de 2008-2009.

Franco fuerte

El tipo de cambio y su futuro fue otro de los temas abordados por el citado barómetro.

Este tema, que inquieta de forma creciente a empresas, gobierno y banco central, y que podría convocar en breve a una reunión de emergencia entre los principales actores de la economía, en virtud de que aumenta el número de empresas que comienzan a operar con pérdidas en Suiza debido a la fortaleza de la divisa suiza, también formó parte de la consulta.

El 83% de los banqueros encuestados asegura que el franco suizo se mantendrá en 2011 en los niveles actuales o tenderá a apreciarse. Sólo el 17% confía en que podría experimentar una depreciación en las semanas por venir.

Burbuja inmobiliaria

Suiza, como el resto del mundo, vive un periodo de tasas de interés históricamente bajas. Su tipo de referencia para la contratación de créditos, Libor a tres meses, fluctúa en el presente entre 0 y 0,75%. Un vivo llamado a la contratación de créditos baratos.

El 72% de los banqueros entrevistados confía en el crédito fluirá sin contratiempos mayores este año.

Iqbal Khan comenta al respecto que el bajo nivel de las tasas de interés, y el retroceso de los rendimientos (para aquellos que ahorran), ha favorecido la demanda del crédito durante los últimos meses, lo que se ha traducido en una política de financiamiento hipotecario expansiva. Actividad que, no obstante, aún puede considerarse sana.

Sin embargo, el propio barómetro revela que uno de cada dos bancos estima que Suiza podría estar en proceso de gestar una burbuja inmobiliaria en el presente.

Es decir, evidencia los temores de que, ante las bajas tasas de interés existentes, un número importante de suizos hayan decidido a tomar créditos hipotecarios que podrían enfrentarlos a problemas de solvencia en el mediano plazo cuando las tasas de interés aumenten y el pago de su hipoteca repunte.

La inquietud del banco central

Los temores de una burbuja en los créditos hipotecarios no son nuevos para Suiza.

En marzo pasado, por primera ocasión, el Banco Nacional Suizo (BNS) manifestó esta inquietud, misma que reiteró su presidente, Philipp Hildebrand, en diversos foros a lo largo del año.

Hidebrand ha lanzado un exhorto a bancos y acreditados para “actuar con prudencia” a la hora de asumir nuevos compromisos financieros.

Las tasas de interés son históricamente bajas, ha señalado el banquero central, pero no por ello debe olvidarse obrar con juicio en materia de la capacidad de pago futuro.

No hay evidencias claras, en el ámbito estadístico, de que el otorgamiento de créditos se registre de forma irresponsable, pero tanto bancos como acreditados deben actuar con mesura, para evitar una réplica a pequeña escala de crisis como la que vivió Estados Unidos con los 'subprime'.

Remuneraciones en Credit Suisse

Producto de la reforma que vive el sistema financiero internacional con respecto a la remuneración para sus ejecutivos, Credit Suisse anunció (10.01) las reformas que ha realizado a su estructura de compensaciones.

Se extienden los plazos de pago de las primas diferidas, para evitar que los directivos busquen ganancias en lo inmediato en la búsqueda de primas jugosas.

Éstas se versarán a sus cuentas solo si la trayectoria del banco se mantiene sólida en el largo plazo.

Hasta el 70% de las primas variables serán diferidas en el tiempo, frente al 30% que aplicaba antes de la crisis.

Fin del recuadro

Contexto

La plaza financiera suiza está conformada por:

Dos grandes bancos, UBS y Credit Suisse, que juntos operan el 55% del mercado financiero suizo.

Bancos cantonales. Existen un total de 24 bancos cantonales en todo el país. Los ahorradores tienen respaldo absoluto con respecto a sus fondos porque son organizaciones semigubernamentales.

Bancos regionales. Bancos universales a pequeña escala con énfasis en los depósitos y el crédito de ahorradores medianos, no forzosamente de las grandes fortunas.

Grupo Raiffeisen. Pequeños bancos con sucursales de talla limitada, pero una gran cobertura a nivel nacional. La mayoría de los clientes son socios del banco, que opera bajo la estructura de cooperativa.

Bancos privados. Estructuras puntuales especializadas en la atención a clientela de alto poder adquisitivo.

 

Bancos extranjeros

Fin del recuadro

Datos clave

El Barómetro Bancario es publicado por primera vez en 2011 por la consultora Ernst & Young.

Se sustenta en un sondeo realizado entre 60 directores generales de bancos que hablan a nombre de su institución.

Todos son de origen suizo: banca privada (33%), banca extranjera (25%), banca regional (22%), banca cantonal (20%).

Ernst & Young se especializa en temas de fiscalidad, auditoría tributaria y estrategia de negocios. Opera 141.000 empleados a escala mundial, 2.000 de ellos en su oficina suiza.

El 89% de los suizos estima fundamental defender la esfera privada de los clientes vía el secreto bancario.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×