Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Accionistas del UBS designan al sucesor de Ospel

Peter Kurer (izda.) y Marcel Ospel, presidente saliente del UBS.

(Keystone)

Los accionistas del principal banco suizo deciden este miércoles si su jurista jefe es un digno heredero de Marcel Ospel al frente del grupo que atraviesa tiempos agitados.

Peter Kurer fue designado presidente del UBS por el saliente Ospel, después de que el banco anunciara pérdidas por 37.600 millones de francos derivadas de la crisis de los 'subprime'. Pero en las últimas semanas se formó una oposición ahincada contra Kurer.

El próximo presidente del UBS tendrá que pilotar un cambio radical tras doce meses desastrosos. El nombramiento de Kurer sorprendió a muchos analistas porque, en su función de consejero general del UBS, es una persona de dentro de la empresa y con limitada experiencia bancaria.

Algunos accionistas, entre los que destacan el antiguo presidente del UBS, Luqman Arnold, y el fondo suizo de inversión sostenible, Ethos, retomaron estos puntos críticos. Arnold emitió un comunicado a través de su fondo de inversiones Olivant, en el que protestó contra la designación de Kurer, al ser éste un miembro de la junta directiva.

"Sobre estas bases no creo que podrá mostrar la objetividad que se requiere para este cargo, y tampoco representa una ruptura con el tradicional conservadurismo en la gestión corporativa del UBS", declaró.

"También advertimos que el señor Kurer no tiene experiencia bancaria, estratégica ni de los riesgos del mercado, que son todas pericias de transcendencia crucial, vista la situación en la que se encuentra el UBS."

Arnold se entrevistó este mes con antiguos ejecutivos del UBS al aumentar la participación de Olivant al 1,1% del accionariado del banco.

Swissair

Kurer respondió a estas críticas "discriminatorias" en una entrevista con el 'Financial Times', alegando que se le debería juzgar a partir de sus acciones y no de sus conceptos. Impugnó, además, que su nombramiento no era provisional para que se ganara tiempo en la búsqueda de un sucesor permanente de Ospel.

Kurer demostró también su resolución, al anunciar planes para reformar la presidencia e integrar miembros con conocimientos bancarios específicos en el consejo de administración.

El abogado de 58 años se incorporó al UBS en 2001, tras abandonar la empresa legal Homburger de Zúrich, donde había sido consejero en importantes negociaciones como la fusión de Ciba-Geigy y Sandoz en 1996, de la que nació la multinacional farmacéutica Novartis. En 2002, fue elegido a la junta directiva del banco.

Eugen Haltiner, presidente de la Comisión Federal de Bancos, elogió a Kurer este mes y le calificó como "un individuo de extraordinaria calidad" que "no se va por las ramas". Y añadió que la designación de Kurer "concuerda con nuestras expectativas".

No obstante, a Kurer no se le proyectó en una imagen particularmente aduladora en la película 'Grounding' (2006), crónica cinematográfica del hundimiento de la antigua aerolínea helvética Swissair. El filme retrató su deslealtad a Swissair, después de que el UBS faltara a su promesa de socorrer financieramente a la compañía aérea.

Emisión de derechos preferentes

No obstante, se cuenta con que este miércoles los accionistas aprueben su designación como presidente para emprender lo que Kurer describió como lucha de tres años para restaurar la reputación del banco.

La prensa ha propuesto varios candidatos para el puesto, entre ellos el presidente de la Deutsche Bank, el suizo Josef Ackermann, e incluso el antiguo ministro de Justicia, Christoph Blocher. Pero a falta de otras nominaciones, la única alternativa a Kurer es no votar presidente alguno.

Se prevé también que los accionistas aprueben la propuesta del UBS de obtener un capital aditivo de 15.000 millones de francos por medio de la emisión de derechos preferentes.

swissinfo, Matthew Allen, Zúrich
(Traducción del inglés: Antonio Suárez Varela)

Peter Kurer

El consejero jurídico general del UBS, Peter Kurer, se graduó en Derecho en la Universidad de Zúrich y se colegió en esa ciudad. También posee un diploma de Derecho de la Universidad de Chicago. Nació el 28 de junio en 1949 y tiene nacionalidad suiza.

Comenzó su carrera legal como escribano del Tribunal de Distrito de Zúrich.

En 1980, ingresó en la sucursal asesora de Zúrich de Baker & McKenzie, primero como miembro correspondiente y luego como socio hasta 1990.

Entre 1991 y 2001 fue socio del bufete Homburger en Zúrich.

En 2001, empezó a trabajar como consejero general en el UBS. El año siguiente fue elegido miembro del consejo de administración donde pronto se alió con Marcel Ospel, su presidente saliente.

Fin del recuadro

LAS DESVENTURAS DEL UBS

El 2007 comenzó mal para el UBS, con el colapso de su fondo de alto riesgo Dillon Read Capital. En julio, el presidente del consejo de administración, Peter Wuffli, dimitió repentinamente de su cargo sin dar explicaciones.

En octubre pasado, el UBS anunció la supresión de 1.500 empleos en los servicios de banca de inversiones, sustituyendo a su director Huw Jenkins. Al mismo tiempo abandonó su cargo el director financiero del UBS, Clive Standish.

En el mismo mes, el banco anunció una amortización de 4.200 millones de francos por las pérdidas 'subprime' y 726 millones de pérdidas preimpositivas en el tercer trimestre, la primera vez que registró pérdidas trimestrales en nueve años.

En diciembre, al apremiarse la crisis 'subprime' en EE UU, el UBS informó de que iba a amortizar otros 10.000 millones de dólares. También anunció planes para un fondo de 13.000 millones de francos alimentado de inversores de Singapur y Oriente Medio que fueron aprobadas por los accionistas en febrero.

Otros 4.000 millones de dólares se han amortizado en enero, con lo que la suma total de pérdidas se eleva a unos 20.000 millones de francos. En abril se liquidaron otros 19.000 millones de francos, lo cual provocó la dimisión del presidente Marcel Ospel.

Fin del recuadro


Enlaces

×