Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Al servicio de los campesinos andinos

Thomas Bernet investiga cómo mejorar los ingresos de los pequeños campesinos.

(swissinfo.ch)

A más de dos décadas de que los cooperantes suizos abandonaran el departamento peruano de Ayacucho por el estallido de la violencia, Thomas Bernet intenta reactivar una 'herencia helvética': la producción de lácteos.

El economista agrícola busca métodos para aumentar los ingresos de los pequeños campesinos.

Este economista agrícola suizo se concentró primero la producción y comercialización de productos lácteos para mejorar los magros ingresos de los pequeños productores peruanos.

Después participó en la creación de una metodología que ha empezado a explotar con éxito el enorme potencial de las papas nativas en los Andes.

Resultado de la aplicación de esa metodología es T'Ikapa, ganadora del Concurso Creatividad Empresarial 2005 (Categoría Alimentos), que se realiza en el Perú.

Llegó como mochilero, retornó como investigador

Bernet, graduado en la Escuela Politécnica Federal de Tecnología de Zúrich (EPFZ), llegó como mochilero al Perú en 1986, luego de haber cruzado el continente desde Brasil. "Por el terrorismo, había rutas a donde no se podía viajar y Lima era el peor lugar que había visitado en todo mi viaje".

Sin embargo, el país le pareció muy interesante, con paisajes fascinantes y grandes recursos naturales. Como Bernet siempre se había interesado en la cooperación al desarrollo, había hecho una formación práctica en Costa Rica y parte de sus estudios en el sur de España para mejorar su español, decidió emigrar al Perú.

Regresó a Suiza y antes de retornar al país andino se casó. Su esposa Esther, asistente médica, empezó a trabajar en Lima en un centro prenatal para acompañar a mujeres en crisis.

Mientras tanto Bernet, con apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), empezó su doctorado en el Centro Internacional de la Papa (CIP). Se dedicó a investigar estrategias para mejorar los ingresos de los pequeños productores de leche en el Perú.

Producir en la sierra, donde están los más pobres

Bernet observó pronto que la mayor cantidad de leche que llega a los mercados principales del país se produce en la costa peruana, cerca de Lima, y en zonas de irrigación alrededor de Arequipa, la segunda ciudad del Perú.

Esta tendencia, según el investigador suizo, debería cambiarse a favor de la sierra. "La costa peruana es un invernadero natural donde se puede producir gran variedad de cultivos. El hecho de que se produzca más leche en la costa, quita esta oportunidad a los productores pobres de la sierra, que tienen muy pocas alternativas de generación de ingresos", aclara.

Según Bernet, la producción lechera debería fortalecerse en la sierra y basarse en el forraje verde y a sistemas eficientes de pastoreo. "La cuenca lechera más interesante son las alturas de Ayacucho, donde el minifundio es menos marcado y el acceso al agua durante todo el año permite el cultivo de forrajes perennes y de alta calidad".

Justamente en ese departamento marcado por la pobreza extrema estuvieron presentes los cooperantes suizos hasta los años 80, pero sus actividades se paralizaron debido al gran riesgo que significaba trabajar en una zona donde imperaba la violencia.

Ganado pardo suizo está en todo el Perú

Bernet, que estudió todos los trabajos realizados por sus compatriotas veinte años atrás, insiste en las ventajas de Ayacucho para la producción lechera. "Es una zona de altura donde hay más hectáreas de terreno disponibles y con irrigación en las partes altas, lo que permite el cultivo permanente de pastos y en consecuencia, la producción ininterrumpida de leche".

En los años 80, prosigue, COSUDE introdujo y promovió el cultivo de pastos. El impacto de esta actividad aún es fuerte, así como otra herencia de la cooperación suiza: el ganado pardo suizo, que está en todo el Perú, sobre todo en la sierra.

"Estas vacas son más resistentes y soportan mejor las alturas (hasta 4.000 metros sobre el nivel del mar) que las vacas Holstein, que ciertamente producen más leche, pero son más enfermizas", remarca Bernet, experto en desarrollo rural y regional.

Precios bajos: la principal plaga

En el año 2000, Bernet retornó a Suiza, estudió Teología, sustentó su tesis y la publicó en diferentes revistas científicas. Como sentía que en Perú aún había mucho por hacer, retornó a ese país con un programa del Centro Suizo para la Agricultura Internacional (ZIL, por sus siglas en alemán), institución que también cuenta con el apoyo de COSUDE.

Su meta era desarrollar metodologías que faciliten a los pequeños agricultores tener un mejor acceso al mercado. Y es que Bernet había escuchado repetidamente sus quejas: "La principal plaga que enfrentamos hoy en día es la de los precios bajos y los investigadores no han encontrado hasta ahora medidas para ayudarnos".

Bernet se involucró entonces en un programa del CIP, también financiado por COSUDE. En el marco de ese programa, denominado 'Papa Andina', desarrolló el Enfoque Participativo en Cadenas Productivas (EPCP), metodología que se aplica con éxito en Perú y Bolivia.

De los Andes a África

Esta metodología ayuda a las organizaciones de investigación y desarrollo a crear nuevas formas de colaboración a lo largo de cadenas productivas, fomentar la confianza entre sus actores que compiten por precio y calidad en sus negocios e impulsar las innovaciones que dan un valor agregado a los productos.

Los resultados logrados con el EPCP en Perú y Bolivia han generado el interés de diferentes entidades de desarrollo, entre ellas la cooperación inglesa (DFID), que hace poco encargó a Bernet capacitar en este nuevo método a personal de desarrollo en Uganda. De esta manera se transfieren experiencias ganadas en los Andes al continente africano.

"El EPCP, un método único que se puede aplicar en diferentes contextos, fomenta la confianza entre las personas para lograr la colaboración de todas, se centra no en los problemas, sino en las oportunidades, los intereses comunes y el potencial del trabajo conjunto. Además 'filtra' a los que quieren sólo sacar provecho de una situación", explica.

Bernet no duda que el EPCP tiene mucho potencial para vincular a los agricultores pobres al mercado, no sólo en el Perú, sino también en otras partes del mundo. "Además, dice, es una herramienta para promover la biodiversidad, ahora que muchos consumidores buscan productos exóticos, naturales y saludables".

El investigador suizo está convencido de que esta labor de construir cadenas productivas es clave para aliviar la pobreza en las zonas rurales. Esta convicción se ha transformado en un reto personal.

Bernet se queda en el Perú, con su esposa y sus hijos, Sara y Simón. Y ya no como investigador, sino en otros papeles. "Como empresario y consultor soy un actor de la cadena misma y puedo lograr más impacto".

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Datos clave

Del Perú provienen más de 2.000 de las 3.800 variedades de papas que existen.

La palabra 'papa' es de origen quechua y significa 'tubérculo'.

El Premio a la Creatividad Empresarial es el más importante en el mundo empresarial peruano.

Fin del recuadro

Contexto

El rápido crecimiento de la población urbana es un reto para los pequeños productores en países en desarrollo.

Están bajo la creciente presión de satisfacer los requerimientos de los nuevos mercados y de la agroindustria que demandan productos de calidad, volumen y continuidad en el envío.

Las instituciones de investigación y desarrollo se habían concentrado en la producción.

En adelante quieren reforzar sus actividades en mejorar el acceso de los pequeños campesinos a los mercados.

Fin del recuadro


Enlaces

×