Navigation

Skiplink navigation

AOM/Air Liberté: a volar con sus propias alas

swissinfo.ch

Con el pronunciamiento este viernes de las autoridades francesas en favor del proyecto Holco, el grupo Swissair, que detenta el 49.5% de las acciones de las aerolíneas AOM/Air Liberté, podrá desvincularse de esas empresas.

Este contenido fue publicado el 27 julio 2001 - 20:25

"Estamos felices de que la Corte de Comercio (de Créteil) haya aprobado una solución para AOM/Air Liberté" declaró el presidente del grupo Swissair, Mario Corti. "AOM/Air Liberté podrá, de esa manera, continuar sus operaciones y ofrecer un futuro a gran parte de sus efectivos", dijo.

Asimismo, el directivo de la empresa aérea helvética destacó, en un comunicado, que la decisión de las autoridades del país vecino "pone fin a nuestra estrategia de retiro de nuestras participaciones francesas".

A su vez, el portavoz de la firma helvética, Patrick Jendrain, precisó que el grupo Swissair pagará un máximo de alrededor de 345 millones de francos suizos a los compradores de AOM/Air Liberté con lo que quedará exonerado de toda obligación futura.

La operación se inscribe en el marco de la estrategia del grupo Swissair de retirar las participaciones minoritarias en las compañías aérea deficitarias, con el objetivo de concentrar plenamente sus actividades en la esencia de la empresa: los servicios aéreos explotados por Swissair y Crossair, dijo Corti.

AOM/Air Liberté, cuyo 50.5% de acciones controla la empresa francesa Marine Wendel, ocasiona una pérdida diaria superior a un millón de francos diarios al grupo Swissair.

El proyecto Holco, del antiguo piloto de Air France, Jean-Charles Corbet, prevé el mantenimiento de 2.706 empleados de una planilla actual de 4. 559. El texto se apoya en un acuerdo de paz social durante el período de estabilización y establece una reducción de la masa salarial de los pilotos y mecánicos en 10% a cambio de acciones de la futura compañía.

De esa manera, la participación de los pilotos al capital ascenderá a 150 millones de francos y reforzará las bases financieras del proyecto que cuenta también con el apoyo del banco canadiense CIBC y con la simpatía de la casi totalidad de organizaciones sindicales.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo