Navigation

Apoyo bancario a ABB

Keystone Archive

'Barclay Institute', 'Citigroup' y 'Credit Suisse First Boston' avalan un crédito de 3.000 millones de dólares para paliar los problemas del grupo sueco-suizo.

Este contenido fue publicado el 03 abril 2002 - 14:07

El acuerdo evitaría a ABB una crisis financiera por iliquidez. Según los analistas, resuelve una situación crucial, porque facilitará el pago de obligaciones financieras inmediatas.

Como era de esperar, la noticia repercutió favorablemente en la Bolsa. Las acciones del grupo ABB se cotizaban al alza de 10% en las operaciones bursátiles de este miércoles.

"Ha disminuido el temor a que el consorcio sufra un colapso inminente o pase dificultades de liquidez. Ahora es el momento de reestructurar", declaró Beat Piffner, un analista del Banco Cantonal de Zúrich.

El endeudado grupo de energía y tecnología de automatización había previsto realizar las negociaciones en el curso de la semana pasada, pero no pudo hacerlo a raíz de la calificación descendiente que la agencia de valoración 'Moody' atribuye a la firma por su elevada deuda (5.000 millones de francos).

Negocio viable

"Es un negocio viable y los bancos quieren asegurarse de que seguirá siéndolo", dijo a swissinfo Dan Manor, analista de 'Credit Suisse First Boston', refiriéndose a la pertinencia de dar luz verde al crédito.

"Los bancos deben negociar desde una posición en la que ABB cuente con el dinero y no a la inversa", añadió el experto para explicar que en el caso de ABB, como en otro de empresas muy endeudadas, los bancos se exponen al riesgo.

"Por una parte se les ayuda, pero al mismo tiempo se busca un premio por el riesgo asumido... de manera que los bancos están y no están en la silla de conducción", precisó.

"Retos constantes"

La agencia 'Moody' señaló que su decisión de bajar la nota de ABB a Baa2 obedece esencialmente a "los permanentes retos que afronta debido a su gran influencia y a su modesto 'cashflow' en un ambiente operacional débil".

La agencia predice para los meses venideros un 'cashflow' de ABB bastante negativo, como consecuencia de su deuda de 2.000 millones de dólares y al papel comercial vinculado con los patrones de 'cashflow' estacionales.

ABB había informado, hasta hace poco, que disponía de suficiente liquidez para cubrir sus obligaciones a corto plazo. Pero el 21 de marzo pasado anunció que negociaba un crédito de 3.000 millones de dólares.

Según el director financiero del grupo, Peter Voser, el aumento de liquidez permitirá a ABB contar con "flexibilidad financiera".

"Disminuirá la proporción de la deuda contraída a corto plazo y ayudará además a llevar adelante nuestra meta estratégica de reducir 1.500 millones de dólares, de aquí hasta finales de este año, en el monto de nuestra deuda neta", precisó el alto directivo.

Cabe recordar que el consorcio anunció en febrero último la pérdida de 691 millones de francos en su gestión 2001, cuadro que se ensombreció más al conocerse que sus ex gerentes, Percy Barnevik y Göran Lindahl, se asignaron sumas onerosas de jubilación. Nada menos que la friolera de 233 millones de francos.

La reacción airada de la opinión pública determinó que los dos ejecutivos suecos acepten devolver 137 millones de la suma recibida.

Robert Brookes y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.