Navigation

Asalto a un avión de Crossair

En el momento del atraco los pasajeros del Saab 2000 no habían embarcado. Keystone

Seis personas resultaron heridas, este lunes, en el aeropuerto de Luxemburgo, en un atraco a un aparato de la compañía aérea suiza que se disponía a transportar varios kilos de billetes bancarios a Zúrich.

Este contenido fue publicado el 09 octubre 2000 - 19:06

El ataque a mano armada, perpetrado la mañana de este lunes por un grupo de malhechores al momento en que transportistas especializados en valores colocaban un cargamento de billetes bancarios e hilos de oro en el avión de Crossair, desembocó en un tiroteo con la policía.

Los bandidos, armados con ametralladoras y lanzagranadas, descendieron de una camioneta blanca a la pista de circulación del aeropuerto de Luxemburgo, y abrieron el fuego contra el vehículo de los empleados de la compañía Brinks & Ziegler, encargados de colocar el valioso cargamento en la nave Saab 2000 del vuelo SR 3879, con destino a Zúrich-Kloten.

Uno de los transportistas resultó herido en el vientre. Las balas alcanzaron también a dos policías y a uno de los atracadores, que fue detenido.

Los 2 o 3 malhechores restantes se dieron a la fuga con el botín (varios kilos de billetes bancarios) en un autobús tomado por la fuerza. Malheridos resultaron el piloto y copiloto del vehículo, por lo que el número de víctimas asciende a seis personas.

Los 37 pasajeros del vuelo, programado para despegar a las 06.55 horas, no habían embarcado en el momento de producirse el atraco y fueron desplazados a Zúrich en otras aeronaves. La tripulación, en cambio, vivió el incidente a bordo del aparato y tuvo que recibir apoyo psicológico.

El aparato de Crossair ha sido sometido a una inspección rigurosa para detectar los daños que haya podido ocasionar el ataque armado. Se trata del primer incidente de esta índole en la historia de compañía aérea helvética.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo