Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Aumenta la vigilancia a los intermediarios para evitar el blanqueo de dinero en Suiza.

En virtud de la nueva ley bancaria de Suiza, los intermediarios financieros parabancarios están sometidos, desde el pasado 1 de abril, a un nuevo régimen de control establecido para combatir mejor el blanqueo de dinero ilegal.

Suiza dispone, desde hace dos años, de una Ley contra el blanqueo de dinero, cuyas disposiciones pretenden combatir eficazmente la recepción y circulación de capitales ilegales. En este marco se inscribe la creación de organismos de autocontrol que están vigentes desde el pasado primero de abril para vigilar cuidadosamente a los abogados, agentes fiduciarios y gestores de fortuna. Todos estos intermediarios debían afiliarse a uno de ellos hasta el 31 de marzo último. Es una decisión tomada por Suiza para evitar la pesadez burocrática y facilitar el autocontrol dentro de los márgenes de la la ley correspondiente. Consiguientemente, los actores involucrados en el manejo de dinero están expuestos ahora a controles más estrictos y corren el riesgo de pagar multas elevadas si no respetan las normas legales.
En virtud de la disposición, los intermediarios financieros optaron entre dos posibilidaes: afiliarse al organismo de autocontrol de sus superiores o anunciarse directamente a la autoridad de vigilancia instituida por la ley, autoridad a la que deben solicitar permiso para ejercer su profesión. Hasta antes de la expiración del plazo, unas 5.000 empresas se habían adscrito a un organismo de autocontrol y otras 250 prefirieron someterse a la autoridad de vigilancia de la Confederación. El número total de intermediarios financieros en Suiza ronda los 10.000.

Quienes omitieron afiliarse o al menos anunciarse, es decir casi la mitad, podrían verse obligados a pagar sanciones de hasta 200.000 francos. En el peor de los casos, podrían, simple y llanamente, ser excluidos. Según el jefe de la autoridad de control en materia de blanqueo de dinero, Niklaus Huber, en este año se llevará a cabo una "serie de controles" para comprobar si las partes respetan las reglas de juego y, si es necesario, imponer sanciones. Huber manifestó cierta inquietud por la poca colaboración mostrada hasta ahora por numerosas casas de cambio, hoteleros y agencias de viajes. El Departamento Federal de Finanzas adelantó, por su parte, que no piensa quedar con los brazos cruzados, porque se trata de "defender la credibilidad internacional de la plaza financiera suiza".

Los organismos de autocontrol tienen la tarea de ver que sus miembros cumplan las disposiciones de la ley contra el blanqueo de dinero. Aplicando su propia reglamentación, tienen, sobre todo, la obligación de comunicar y retener el dinero cuya procedencia sea dudosa. Este nuevo instrumento de vigilancia pasa a formar parte de varias medidas que han sido tomadas en los últimos años para evitar el abuso del "secreto bancario" y de la estructura financiera de Suiza.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×