Navigation

Aumentarían barreras para matrimonios mixtos

Quizá habrá que mostrar la patita blanca para poder casarse en Suiza. Keystone

Dentro de poco puede resultar necesario contar con domicilio legal en Suiza para poder contraer matrimonio. Al menos, es lo que prevé una revisión legislativa que intenta evitar los matrimonios ficticios.

Este contenido fue publicado el 16 octubre 2007 - 16:26

Los partidos de derecha y las oficinas del Estado Civil son favorables a una medida semejante, pero la izquierda la rechaza.

Para poder iniciar el procedimiento necesario para casarse, los novios extranjeros estarían obligados a comprobar que residen de manera legal en Suiza. Tendrían que presentar una autorización de estancia o una visa.

Ese proyecto, derivado de una iniciativa parlamentaria depositada por el diputado de la Unión Democrática del Centro (UDC/derecha nacionalista) Toni Brunner, de San Gall, es una de las dos variantes sometidas a consulta por la Comisión de las Instituciones Políticas de la Cámara Baja para mediados de octubre.

Partidos burgueses favorables

La UDC manifestó su apoyo al proyecto y pidió incluso medidas suplementarias "para verdaderamente arreglar esa problemática".

El Partido Demócrata Cristiano (PDC/centro) espera que el endurecimiento permita disminuir el número de personas que intentan legalizar su estancia en Suiza mediante matrimonios blancos.

El Partido Radical Democrático (PRD/derecha) también apoya la medida, pero precisa que debe ser aplicada de tal manera que se preserve el derecho al matrimonio y el derecho al respeto de la vida privada y familiar.

Denuncias a la Policía

Según el proyecto de ley, por otra parte, los oficiales del Registro Civil tendrían que denunciar a la Policía para los Extranjeros a cualquier aspirante a casarse que se encuentre de manera ilegal en el país. La Asociación Suiza de Oficiales del Estado Civil recibió con beneplácito ese punto y manifestó su esperanza de que mejoren sus relaciones con la citada dependencia policial.

Los cantones también se mostraron favorables a ese endurecimiento. Sin embargo, si la Confederación delega en los cantones la misión de clarificar la situación de las personas concernidas, la Conferencia de las Autoridades Cantonales de Vigilancia del Estado Civil pide que los cantones reciban una indemnización.


La izquierda, de manera contraria, manifiesta su escepticismo. El Partido Socialista (PS) y los Verdes consideran que una medida semejante afectaría los derechos fundamentales del matrimonio y de la familia. Además, ponen en duda el hecho de que una tal legislación sea compatible con los principios elementales del derecho nacional e internacional.

Naturalizaciones anuladas

Los socialistas y los Verdes rechazan igualmente el segundo proyecto, sometido también a consulta, que busca aumentar a 8 años el actual periodo de 5 años, para la anulación de las naturalizaciones. Esta propuesta obedece a otro diputado de la UDC, Ruedi Lustenberger, de Lucerna.

El PS y los Verdes temen que la adopción de esta medida pueda ser violatoria del derecho en la materia y consideran que es innecesaria toda vez que son pocos los casos en que se necesita proceder a una tal anulación.

Por su parte, las autoridades cantonales de vigilancia se muestran favorables a esta ampliación pero estiman que sería más eficaz reforzar el personal de la Oficina Federal de Migraciones.

Los oficiales del Estado Civil y los partidos de derecha apoyan esta posibilidad de retiro de la nacionalidad suiza. A la UDC le gustaría ir más lejos y habla de un lapso de hasta 10 años.

swissinfo y agencias

Contexto

En Suiza, 40.300 matrimonios fueron celebrados en 2006, 200 más que en 2005.

El número de matrimonios permanece constante alrededor de los 40.000, pero los divorcios han aumentado de manera masiva.

En 1970, se estimaba que alrededor de 12% de los matrimonios concluía en divorcio y esa cifra es de 40% actualmente.

No se dispone de cifras sobre los matrimonios blancos pero las autoridades los estiman entre 500 y 1000.

El Tribunal Federal trata cada año alrededor de 100 recursos vinculados con un matrimonio ficticio.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.