Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Autogestionar la dignidad

'Toty' Flores: de piquetero a impulsor de un grupo de desempleados argentinos que autogestionan su trabajo. (Foto: MTDLM)

(swissinfo.ch)

Gracias a una donación de la Embajada de Suiza en Argentina, un grupo de desocupados que rechazó el asistencialismo, pudo iniciar una empresa para recuperar la dignidad del trabajo.

'Toty' Flores es un líder piquetero que "sumando a otros" dirigió un proyecto de autogestión que hoy exporta sus productos.

Los movimientos de desocupados y agrupaciones piqueteras en Argentina adquirieron reconocimiento público a partir de la crisis de diciembre del 2001.

El Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de La Matanza, liderado por Héctor 'Toty' Flores, decidió luchar contra la marginalidad y la pobreza.

Bastaron 5.000 pesos (unos 2.200 francos suizos) donados por la Embajada de Suiza en Buenos Aires, para que comenzara esta historia que nace de la convicción de que "se puede" recuperar la dignidad a partir del trabajo.

Actualmente, el taller de costura donde fabrican sus guardapolvos, cuenta con el asesoramiento de Martín Churba, uno de los diseñadores más 'fashion' del país, y ya realizó su primera exportación al Japón.

El desafío de vivir del trabajo

"En 1997 tomamos una postura muy particular que nos identificó, que era el rechazo de los planes asistenciales porque nos parecía que iba en contra de la cultura del trabajo, y eso hizo que perdiéramos muchos compañeros", cuenta Flores a swissinfo mientras asegura que hoy son alrededor de 50 personas en el Movimiento, que viven a partir de distintos proyectos.

Eligieron no esperar a que el Estado les arrojara una dádiva desde su paternalismo -casi siempre clientelista y prebendario- y sumaron fuerzas para llevar adelante distintos proyectos, de la mano de ONG y con el apoyo de diferentes actores.

"En el 2003 recibimos esta donación y con el dinero compramos las máquinas de coser y una mesa para cortar. Fue la primera donación importante que recibimos como Movimiento para nuestro proyecto de poner un taller de costura.

"Cuando vimos la posibilidad de tener las máquinas fue algo muy fuerte, porque era un momento en que nadie nos ayudaba. Generó un cambio de actitud en nosotros, porque ya no era que teníamos que protestar, sino que teníamos que empezar a hacer propuestas para el desarrollo de nuestro emprendimiento".

'Toty', como lo conocen todos en La Juanita, un barrio humilde del conurbado bonaerense, cuenta que no fue fácil: "Ahí empezaron a surgir otros problemas, como que no sabíamos organizarnos, no teníamos lugares para ofrecer la mercadería y las ventas que hacíamos permitían muy poco valor agregado y eran prácticamente para la subsistencia.

"Igualmente le encontramos la vuelta para que estas máquinas cumplieran su función social, al tiempo que manteníamos un grupo de mujeres alrededor del taller de costura como una forma de estar juntos en caso de que apareciera una oportunidad".

Suma de esfuerzos para alcanzar "la oportunidad"

Además del taller de costura, donde trabajan 7 personas, los compañeros del MDT hoy tienen un jardín de infantes al que asisten 53 niños y que pretende extenderse hasta la escuela primaria; gerencian una panadería cuya clientela son los vecinos, produjeron tres libros de su propia editorial y hasta montaron una señal televisiva comunitaria para difundir sus actividades.

"Por ahora estamos en la etapa, en todos nuestros emprendimientos, de que las familias que trabajan mejoren su calidad de vida, y todavía no hay posibilidades de un remanente que ayude a las demás familias", explica Flores.

La ayuda de ONG como Poder Ciudadano y la Fundación Pro-Teger fueron y son fundamentales, junto con las donaciones de embajadas extranjeras, para que el Movimiento sostenga sus empresas.

"Desde 2005, Pro-Teger, que es una fundación de los industriales textiles, tomó la posta (que antes tenía Poder Ciudadano) y nos empezó a ayudar a conseguir contactos para vender y organizarnos. Nos apoyan en todo sentido, desde darnos soporte técnico para las máquinas, hasta en temas organizativos. Pero quien nos presentó a Martín Churba fue Poder Ciudadano", dice, intentando recordar a todos los que colaboraron.

Apoyo suizo a la Cooperación y Derechos Humanos

Consultado por swissinfo sobre los motivos que llevaron a respaldar este proyecto, el consejero de la Embajada de Suiza en Buenos Aires, Hans-Ruedi Bortis, explicó que se fomentan alrededor de una decena de proyectos por año:

"Cada año apoyamos unos diez proyectos, cinco en el área de los Derechos Humanos y otros cinco en lo que hace a la Cooperación, donde se trata de ayudar a la gente más necesitada".

El diplomático sostuvo que para este año la idea es ayudar a un organismo en la provincia de Tucumán para capacitar a promotores de proyectos de salud; continuar con lo que fue la actividad de la Asociación de Prevención de la Tortura (APT), cuando estuvo hace dos meses en el país, y junto con la Defensoría de la Nación, organizar tres talleres con visitas a las cárceles.

Además de haber organizado el Mundial de Fútbol Callejero con la participación de 800 niños, también se contempla equipar una biblioteca en el Chaco y organizar talleres de lectura, imprimir material sobre los derechos del niño, y construir un aula para 400 chicos en la provincia de Misiones.

Continúa en Más sobre el Tema

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Contexto

La Embajada de Suiza en Buenos Aires fomenta alrededor de una decena de proyectos por año, cinco en el área de los Derechos Humanos y otros cinco en lo que hace a la Cooperación.

Entre los proyectos de este año figuran:

Ayuda a un organismo en la provincia de Tucumán para capacitar a promotores de proyectos de salud; continuación de la actividad de la Asociación de Prevención de la Tortura (APT), y, junto con la Defensoría de la Nación, organización de tres talleres con visitas a las cárceles.

La representación diplomática organizó el Mundial de Fútbol Callejero con la participación de 800 niños.

Contempla asímsimo equipar una biblioteca en el Chaco, organizar talleres de lectura, imprimir material sobre los derechos del niño y construir un aula para 400 chicos en la provincia de Misiones.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes