El Parlamento a favor de que Swiss remonte el vuelo

Aeropuertos vacíos y aviones en tierra: uno de los sectores más afectados por la crisis del coronavirus es la aviación civil. Keystone / Salvatore Di Nolfi

Tras haber perdido su aerolínea nacional, Suiza no se verá privada de las conexiones aéreas internacionales. El Parlamento ha aprobado créditos por valor de 1 875 millones de francos para apoyar a la compañía Swiss y a otras empresas del sector de la aviación que proporcionan una infraestructura de transporte considerada vital para la economía suiza.

Desde que Suiza perdió su aerolínea nacional, Swissair, el sector de la aviación civil ha acabado en manos extranjeras. El transporte aéreo está asegurado principalmente a través de la aerolínea alemana Swiss –fundada en 2002 a partir de las cenizas de Swissair y vendida a Lufthansa tres años más tarde– y de la británica Easyjet. 

Los servicios aeroportuarios y técnicos los gestionan las empresas Swissport y SR Technics (cuya empresa matriz es la compañía china HNA) y el catering lo proporciona Gategroup (controlado por el fondo asiático RRJ Group).

¿Debe ayudar la Confederación a estas empresas extranjeras a superar la crisis generada por la pandemia de COVID-19 para que en Suiza haya una infraestructura de transporte aéreo eficiente? 

+ ¿Quién salvará la compañía aérea Swiss?

El Parlamento, con gran mayoría (y a falta de alternativas) ha respondido “sí”. Entre el lunes y el martes, la Asamblea Federal ha aprobado la solicitud de préstamos propuesta por el Gobierno por un valor total de 1 875 millones de francos: 1 275 millones para garantizar los préstamos a las compañías aéreas que operan en Suiza y 600 millones para apoyar a las compañías del sector aéreo que trabajan en los aeropuertos nacionales.

Vital para el país

“La aviación tiene una importancia sistémica para Suiza. La industria aeronáutica  genera cerca del 5% del Producto Interior Bruto, es decir, un valor equivalente al del sector bancario”, ha recordado el ministro de Finanzas Ueli Maurer durante el debate en el Consejo Nacional (cámara baja). 

En torno al 40% de las mercancías exportadas y el 20% de las importadas se transportan por vía aérea. Asimismo, más de la mitad de los turistas extranjeros que llegan a Suiza lo hacen en avión.

El ministro ha subrayado que una economía diversificada como la suiza necesita conexiones internacionales e intercontinentales. No es fundamental que Swiss sea quien proporcione las conexiones, pero sí lo es tenerlas. 

Sin esta compañía y la red que ofrece Lufthansa, Suiza tendría 4 o 5 conexiones intercontinentales, mientras que en la actualidad tiene de 20 a 30. 

Después de la quiebra de Swissair, el tráfico de pasajeros en Suiza disminuyó considerablemente. Aunque, en los últimos 15 años, desde que Swiss fue absorbida por Lufthansa, su número se ha duplicado prácticamente. En 2019, Swiss transportó a 19 millones de pasajeros a 45 países. El tráfico de mercancías (proporcionado por la división Swiss WorldCargo) cubrió 130 destinos en 80 países.   


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo