Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Berna incrementará ayuda a los países pobres

Unos 160 países miembros de la ONU asisten a la cita de Monterrey.

(Keystone)

El ministro de Exteriores, Joseph Deiss, formuló el compromiso ante los asistentes a la Cumbre de Monterrey.

La Confederación Helvética destinará el 0,4% de su Producto Nacional Bruto (PNB) a las naciones desfavorecidas de aquí al año 2010 -la proporción actual es de 0,33%-, según indicó el jefe de la diplomacia suiza.

Ante los 58 jefes de Estado y de Gobierno que participan en la Cumbre de la ONU para el Combate a la Pobreza, Joseph Deiss destacó que en materia de cooperación la cantidad debe ir de la mano con la calidad. Dijo también que el incremento de los medios financieros debe darse en paralelo con la colaboración.

De acuerdo con el ministro suizo, para que la Conferencia de Monterrey tenga éxito, debe lograr una mayor movilización de los recursos financieros nacionales e internacionales. Para ello, dijo, es necesario establecer "los grandes principios y esa es tarea del 'Consenso de Monterrey', que Suiza suscribe plenamente".

Al expresarse por primera vez ante un foro de las Naciones Unidas luego de los comicios del 3 de marzo, en los que el pueblo suizo decidió integrarse a ese organismo multinacional, Deiss subrayó que "observamos en la adhesión un gesto de solidaridad, en particular con los más necesitados".

Llamado de Annan

Poco antes, el secretario general de la ONU había lanzado un llamado para aumentar en 50 mil millones de dólares la ayuda al desarrollo.

El pronunciamiento de Kofi Annan se produjo luego de que el presidente mexicano, Vicente Fox, inaugurara la Cumbre de la ONU para el Combate a la Pobreza.

El encuentro se lleva a cabo en el marco de la 1ª Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, que tiene lugar esta semana en la ciudad mexicana de Monterrey.
El mandatario de las Naciones Unidas advirtió que sólo un incremento semejante en la ayuda a los países en desarrollo permitirá alcanzar el objetivo de reducir a la mitad la pobreza en el mundo para el año 2015.

"Votos piadosos"

El encuentro, el primero en su género bajo la égida de la ONU, comenzó el lunes (18.03) en un clima de escepticismo. Los detractores del llamado 'Consenso de Monterrey', que deberá ser ratificado este viernes por más de 160 países, lo califican de "serie de votos piadosos".

Señalan que el documento fue redactado en forma previa a la Conferencia y que quedaron excluidas posibles enmiendas.

Para el embajador suizo Remo Gautschi, de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), esa situación tiene la ventaja de permitir ganar tiempo y energía a los participantes que, de esa manera, han podido consagrarse enteramente a los debates de los temas más importantes.

Satisfacción de los países en desarrollo

El representante helvético se muestra resueltamente optimista. Considera que el balance es más positivo de lo que esperaba antes de viajar a México.

Gautschi aseguró que ha podido constatar una cierta satisfacción tanto de los países del Norte como de aquellos del Sur. "Las esperanzas de las naciones en vía de desarrollo han sido estimuladas por los anuncios de aumentos de la ayuda pública", precisó el diplomático.

En cuanto a los países donadores como Suiza, "están igualmente motivados porque advierten claramente una voluntad de las naciones en vías de desarrollo para reforzar las reformas internas".

Creación de una fuerza de tarea

El representante de COSUDE destacó asimismo la importancia de las discusiones en torno al comercio y a los flujos financieros. Señaló que han permitido tomar conciencia sobre el hecho de que "la ayuda pública no es el único elemento que influye en la suerte de los países en desarrollo".

Para Remo Gautschi, en el caso de que el 'Consenso de Monterrey' no aportara resultados concretos en lo inmediato, al menos lograría hacer avanzar las cosas.

"El diálogo va a continuar. Se constituirá una fuerza de tarea que no tendrá una estructura muy pesada y que deberá respetar una agenda de responsabilidades. ¡Al final de cuentas, todo eso crea esperanzas!", subrayó el diplomático.

Patrick John Buffe, Monterrey (y agencias)


Enlaces

×