Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Bolivia: no deja de preocupar la nacionalización

Soldados bolivianos custodian las refinerías nacionalizadas.

(Keystone)

Después del paso de los hidrocarburos al Estado, no se descarta que las nacionalizaciones puedan extenderse a la minería y la tenencia de la tierra.

De ocurrir tal cosa podría resentirse la inversión extranjera por temor a la inseguridad jurídica, opina Jacques Gremaud, encargado de negocios de Suiza en La Paz.

No se cuestiona la soberanía de un país, sostuvo el diplomático a swissinfo al tiempo de recalcar que de lo que se trata es de sopesar la forma en la que asumió la determinación de nacionalizar los hidrocarburos en Bolivia.

En conversación con swissinfo, Jaques Gremaud, responde a algunas preguntas sobre el tema.

swissinfo.-¿Cuál es su opinión sobre el Decreto de Nacionalización de los hidrocarburos?

Jacques Gremaud: El Decreto de Nacionalización es un acto de soberanía del gobierno boliviano, en ese contexto cada uno puede actuar de la forma más conveniente. Creo que en lo interno se ha visto que la mayoría de los bolivianos están de acuerdo con esta medida.

Pero hay que ver el plano internacional, ya que esta nacionalización ha tenido repercusiones en los diferentes medios de información en el ámbito mundial, por lo que se tiene que ver cómo reaccionarán los inversionistas.

swissinfo.-¿Usted considera que generará cierta susceptibilidad en los inversionistas?

J.G.:.- Bolivia requiere de inversiones, no tiene los recursos internos para desarrollar mega proyectos en los campos de la minería y los hidrocarburos. Entonces, necesita de inversionistas extranjeros; y para atraer inversiones se requiere una seguridad jurídica, eso es importante, porque de lo contrario nadie invertirá en un país donde la seguridad jurídica no está garantizada.

Sin embargo, el gobierno del presidente Evo Morales dijo que la seguridad jurídica está garantizada y que los nuevos contratos serán aprobados por el Poder Legislativo. Eso nos parece una buena medida, aunque los contratos anteriores fueron anulados y esa información causa preocupación en el exterior. Y por estas razones los inversionistas pensarán dos veces antes de poner dinero en el país, eso es normal.

swissinfo.- Pero se trata de contratos que firmó el gobierno de Sánchez de Lozada, que no benefician al país.

J.G.: Cuando hay cambio de reglas de manera unilateral puede influir en el futuro. Los cambios de reglas siempre se pueden dar, pero ellas deben ser concertadas, y esta vez no fueron concertadas. Los inversionistas no siempre están de acuerdo con este tipo de cambios cuando hay un cambio de gobierno.

Ahora tenemos que observar cuáles serán los resultados de las negociaciones bilaterales entre el gobierno de Bolivia y la Petrobras de Brasil y Repsol de España.

Políticamente hablando la cosa está bien, pero en economía estas medidas no son suficientes, porque cada una de las partes defiende sus intereses.

swissinfo.- Aparte de esta medida se ha anunciado otra referente a la redistribución de la tierra que afectaría a quienes tienen en su poder grandes extensiones y no las trabajan.

J.G.:Esa será otra medida en el marco de la soberanía del país y nosotros no podemos entrar a discutir sobre un acto de soberanía de un gobierno. Me imagino que no será fácil reglamentar esta medida porque hay grandes propietarios.

Eso hace prever que se generarán dificultades porque parece que los propietarios de tierras no son solamente bolivianos, hay chilenos, argentinos, brasileños, y esperamos que en el futuro no sean los propios gobiernos quienes tengan que entrar a negociar en este tema.

swissinfo: Estas medidas significan que se está cambiando el modelo económico del neoliberalismo.

J.G.:En lo de la tierra seguramente hay algunos casos donde los propietarios de éstas no están trabajando. Parece que hay leyes que permiten recuperar estas tierras. Y desde el momento en que los actos están reglamentados, pienso que sí se puede, pero es un tema muy sensible.

swissinfo.- También se habla de la minería. Una empresa suiza, la GLENCORE, tiene yacimientos en este rubro.

J.G.: En el tema de la minería hay mucha confusión. El presidente Morales habló el 1 de mayo de la nacionalización; al día siguiente, el vicepresidente Álvaro García Linera dijo que no habrá nacionalización en este rubro, tres días más tarde el ministro de Minas reiteró las declaraciones del presidente Morales sobre una posible nacionalización de la minería.

Posteriormente escuchamos que dos empresas norteamericanas que trabajan en los yacimientos de San Cristóbal no serán nacionalizadas. Sin embargo puede ser que si las empresas norteamericanas no son nacionalizadas, las otras podrían ser nacionalizadas.

swissinfo.- Por ejemplo, ¿las que fueron del ex presidente Sánchez de Lozada?

J.G.: Pienso que no se puede comparar la minería con el asunto de los hidrocarburos, porque en la minería se requiere de mayor inversión que en los hidrocarburos. Parece que el Gobierno preferiría recibir más recursos económicos sin nacionalizar.

Creo que si hay un ajuste de impuestos o regalías se puede llegar a porcentajes que beneficien a ambas partes sin tener que nacionalizar ninguna mina. En la minería puede que no se dé la nacionalización, porque también es un problema interno entre los cooperativistas y los trabajadores sindicalizados.

Ahí hay un problema porque los primeros quieren manejar algunas minas, como la de Huanuni que pertenece al Gobierno y no a la GLENCORE, ésta empresa está trabajando en Huanuni sólo cumpliendo un contrato con el Gobierno. Allí hay un problema entre los sindicalizados y los cooperativistas.

swissinfo.- La GLENCORE, tiene además otras minas

J.G.: La GLENCORE es una empresa de derecho suizo que ha comprado las minas de COMSUR, que pertenecían al ex presidente Sánchez de Lozada. Hablé con ellos y me informaron que todas las transacciones las hicieron en forma legal, pero, naturalmente, si hay una nacionalización la GLENCORE podría ser afectada.

swissinfo.- El gobierno de Evo Morales tocó un tema sensible: la despenalización de la hoja de coca, que no es bien vista por algunos países de Europa.

J.G.: El tema de la despenalización de la hoja de coca afecta a todos los países. El último informe de la ONU de 2004 dice que de las 27.000 hectáreas de coca cultivadas en Bolivia, 12.000 hectáreas son para el consumo interno. Las 15.000 hectáreas restantes ingresan al circuito de la cocaína.

¿Cuál será la reacción de la Unión Europea en caso de la liberalización del cultivo de la coca, sabiendo que la cocaína boliviana va en gran parte a Europa? Actualmente veo pocas posibilidades de una despenalización de la hoja de coca por parte de la comunidad internacional.

Entrevista swissinfo: Félix Espinoza R., La Paz

Contexto

Bolivia tiene 0,8 litros de petróleo por habitante, y la segunda mayor reserva de gas -después de Venezuela-, de América Latina.

El PIB anual por persona llega apenas a 933 dólares.

Casi 70% de su población vive por debajo del límite de la pobreza.

El primer presidente de origen indígena, Evo Morales, comenzó a cumplir su promesa electoral de nacionalizar los hidrocarburos.

Las empresas internacionales deberán renegociar los términos de exploración y explotación de los recursos energéticos.

La comunidad internacional sigue atenta la evolución política en el país andino.

Fin del recuadro

Datos clave

Bolivia tiene 1'098.581 km2 de superficie y una población de casi 8'300.000 habitantes.

Su crecimiento demográfico es de apenas 2.74% por año.

La mortalidad infantil en menores de cinco años se aproxima a 7%; y la expectativa de vida es de 64 años para las mujeres, y de 61 para los varones.

Bolivia es uno de los países de concentración de la cooperación suiza. COSUDE y la Seco ejecutan o respaldan proyectos de cooperación al desarrollo.

Para ese fin destinan unos 24 millones de francos por año.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×