Las escuelas suizas en el exterior se adaptan a la COVID-19

Enseñanza a distancia por parte de la Escuela Suiza de Bérgamo, Italia Educationsuisse

Las 18 escuelas suizas en el extranjero, algunas situadas en los epicentros del coronavirus, se han visto duramente golpeadas por el cierre de sus instalaciones durante la pandemia. Ahora miran al futuro para tomar decisiones. 

Este contenido fue publicado el 27 julio 2020 - 10:59

“Todas [las escuelas] tuvieron que realizar una transformación muy veloz hacia el aprendizaje a distancia, especialmente en China e Italia. No estaban preparadas para un paso tan radical como cerrar sus instalaciones así de inesperadamente”, dice Barbara Sulzer Smith, directora de educationsuisse, organismo que representa a todas las escuelas suizas en el extranjero. En otros países, en donde los brotes de coronavirus se produjeron posteriormente, los colegios tuvieron más tiempo para actuar y aprender de las experiencias china e italiana, señala Sulzer Smith.

swissinfo.ch

Una intensa presión

A medida que las escuelas fueron cerrando en todo el mundo – en Suiza también cerraron durante dos meses –  aumentó la presión para que los colegios suizos en el extranjero, que son de pago, siguieran dando clases, refiere Sulzer Smith.

Mantener los cursos de alemán para los alumnos fue un desafío particular, ya que muchos alumnos solo aprenden esta lengua en la escuela. educationsuisse inició el programa llamado DigiDeutsch destinado a vincular a los alumnos de educación secundaria superior en Suiza –que en muchos casos no tenían demasiada actividad durante el confinamiento – con alumnos de Italia y España y permitirles mantener las clases de conversación.

También fue difícil decidir si los docentes suizos que trabajan en el extranjero debían quedarse o regresar a Suiza.

El programa DigiDeutsch enlazó a 98 estudiantes de Suiza con más de 100 alumnos de España e Italia durante la pandemia J. Wüger

"Algunos de nuestros docentes querían regresar a Suiza, pero nuestra posición fue que debían quedarse porque necesitábamos asegurar que podrían regresar a las escuelas cuando estas reabrieran”, añade Sulzer Smith. Solo regresaron unos cuantos profesores por circunstancias personales difíciles.

A ello se sumó la presión financiera sobre las escuelas, dice la directora de educationsuisse. Algunos padres querían el reembolso de las cuotas escolares; otros, dejaron de estar en capacidad de pagar debido al impacto económico del coronavirus. Sulzer Smith estima que la reinscripción de alumnos para el siguiente trimestre se ha reducido en un 10% en promedio.

Roma: distanciamiento social en la escuela

Italia fue el epicentro del brote de coronavirus en Europa, con más de 245 000 casos y 35 000 muertes.

La Scuola Svizzera di Roma cerró a partir del 5 de marzo como consecuencia del confinamiento nacional. El personal escolar trabajó arduamente para entregar a los alumnos deberes y actividades para la siguiente semana y para darles una mayor formación en las nuevas herramientas digitales. "La educación a distancia comenzó solo 10 días después”, indicó la directora Claudia Engeler.

La Scuola Svizzera di Roma se prepara para reabrir el 9 de septiembre, gracias a la flexibilización de las medidas de prevención de la pandemia en Italia, pero tendrá que respetar múltiples reglas. Habrá un distanciamiento social de dos metros entre el docente y el alumno y un metro entre los alumnos. “Pero habrá decisiones más concretas cuando se conozcan las nuevas pautas del Gobierno italiano. Y esto podría suceder justo antes de que comience el curso, dependiendo del número de contagios", refiere Engeler.

Bogotá: clases presenciales alternadas

América Latina todavía está en medio de la pandemia. En Bogotá, donde se encuentra el Colegio Helvetia, el alcalde ordenó cuarentenas estrictas de dos semanas en algunos barrios, ya que la capital colombiana concentra alrededor del 32% de los casos, según la agencia Reuters.

El Colegio Helvetia cerró sus aulas el 13 de marzo. El Gobierno colombiano tomó la decisión de cerrar de forma abrupta, pero la escuela consiguió materializar su proyecto de educación a distancia 'Helvetia en Casa' en un "tiempo récord", afirma el más reciente boletín informativo educationsuisse. En algunos casos, la escuela usaba autobuses escolares para entregar planes de trabajo escolar a los alumnos más jóvenes. Pese al éxito obtenido, "la curva de aprendizaje fue difícil", expresa el mismo documento.

Si los planes siguen su curso, el próximo ciclo escolar comenzará de forma presencial el 18 de agosto.  Pero el Colegio anticipa un retorno lento a la educación en las aulas. El codirector de la escuela, Cedric Schuppisser, explica a swissinfo.ch que esto significa que seguramente emplearán un "enfoque de 50/50" hasta finales de 2020. Es decir, solo la mitad de los alumnos tomará clases presenciales durante una semana, mientras la otra mitad lo hará en línea. Para la siguiente semana se hará a la inversa, los alumnos que acudieron al colegio recibirán clases virtuales y los que estuvieron en casa irán a las aulas.

Incertidumbres, cambios

Entre tanto, en China, el Gobierno ha impuesto tantas medidas y tan rigurosas para el regreso a las escuelas, como controles sanitarios para personal y alumnos, entre otras, que realmente será difícil cumplir con todo, reconoce Sulzer Smith.

No está claro aún cuál será el futuro de la Swiss School Beijing, la benjamina de las escuelas suizas en el extranjero, que forma parte de una escuela internacional más grande. Otro problema que se enfrenta en China: el nuevo profesor suizo que debe ir Pekín no ha podido obtener un permiso de trabajo, por lo que no puede entrar en el país.

Con toda esta incertidumbre, es probable que los próximos años sean muy desafiantes, especialmente en materia financiera, admite Sulzer Smith. Pero las escuelas suizas no están solas en este reto: otros colegios internacionales, como los alemanas, también están sufriendo debido a la crisis del coronavirus. El Gobierno suizo ha anunciado que destinará fondos adicionales a estos colegios, refiere Sulzer Smith.

Pero si hay un aspecto positivo del cierre de los colegios por la pandemia, son los avances en la educación a distancia, como señalan también los profesores en Suiza: “Se ha dado un gran paso al frente en el área digital", afirma Schuppisser, del Colegio Helvetia. Y lo más probable es que algunos de esos cambios hayan llegado para quedarse.

Escuelas suizas en el extranjero

18 escuelas reconocidas por el Gobierno suizo

Tienen alrededor de 7 500 alumnos en total, entre locales y extranjeros. Cerca del 20% de los alumnos tienen pasaporte suizo.

Son escuelas de pago, pero están patrocinadas por un cantón que les provee apoyo pedagógico y financiero. Y la Confederación (Estado) les brinda apoyo económico.

End of insertion
Compartir este artículo