Navigation

Skiplink navigation

Catástrofe política a la vista

Los escrutadores tendrán trabajo recargado. Keystone

Nueve serían los asuntos que el electorado nacional decida en las urnas el 18 de mayo próximo. Será un día muy recargado para electores, partidos y medios.

Este contenido fue publicado el 06 enero 2003 - 09:36

Algunos disienten con esta plétora que conduciría a una campaña política apresurada.

"Jamás hubo tantos temas de votación desde 1986", constata Urs Willi, jefe de la Sección de Derechos Políticos de la Cancillería Federal.

Esta acumulación de asuntos para el 18 de mayo se debe a la iniciativa "Por una democracia directa más rápida", cuyo espíritu exigía que las iniciativas populares sean sometidas al pueblo en un plazo máximo de los doce meses posteriores a su presentación.

Es cierto que el pueblo rechazó esa propuesta por un categórico 70% de votos, el gobierno encomendó al Parlamento el tratamiento del tema. El problema es que todos los asuntos dentro del periodo correspondiente al 2003, deben ser decididos el 18 de mayo.

Tomando en cuenta los plazos vigentes, ninguna votación será posible en octubre, porque las elecciones federales acapararán ese período. Quedaría el mes de noviembre, demasiado pronto para que los políticos puedan encara campañas políticas adecuadas.

Una catástrofe política

Esta situación singular provocará una especie de "embotellamiento" en las votaciones del 18 de mayo. Hans-Urs Willo admite además que el número de asuntos para esa votación constituye un "reto" para los ciudadanos.

Pocos se conforman hablando del desafío. Expresan escepticismo y hasta críticas ante el alud de temas.

"Considero que será una catástrofe política si votamos sobre nueve asuntos", declaró el politólogo Claude Longchamp, responsable del Instituto de Investigaciones, GfX, especializado en análisis políticos.

"A todas luces se trata de una sobrecarga, y no sólo una para los ciudadanos, sino también para los medios de comunicación que apenas podrán cubrir su tarea de información de manera matizada".

La falta de matiz en una campaña política conduciría a los ciudadanos a votar en bloque, es decir todo a la izquierda o todo a la derecha. Tal simplificación forzada "es una catástrofe para la democracia directa", precisa el politólogo.

Partidos escépticos

Los partidos tampoco ven con entusiasmo esa avalancha de asuntos. "Será muy difícil transmitir a un vasto público sus puntos de vista sobre cada uno de los temas", lamenta Reto Nause, secretario general del Partido Demócrata Cristiano (centro-derecha).

Los socialistas también perciben la cita de mayo con "cierto escepticismo". "Tratar tantos asuntos de manera adecuada representa una exigencia excesiva, para los partidos y los ciudadanos", declaró Jean-Philippe Jeanneret, portavoz del Partido Socialista.

A juicio de la Unión Democrática de Centro (derecha dura), "esta plétora muestra la mala gestión del calendario político por el gobierno".

Según su secretario general, Aliki Pnayides, "los ciudadanos deben estar informados y nuestro deber es hacerlo. Pera es necesario que los partidos burgueses se pongan de acuerdo sobre cuál de ellos dirige la campaña en de éste o aquel tema", precisó.

El tono es el mismo incluso en el Partido Radical (derecha). "Los ciudadanos no son tan necios como algunos creen. Todos los asuntos son fáciles de comprender", anota su secretario general, Guido Schommer.

Un programa todavía fluctuante

El programa de las elecciones de mayo no es todavía definitivo. La votación podría tener cuatro asuntos menos de los previstos.

La "Iniciativa de los domingos" y la de "Por arriendos justos" podrían ser postergadas. Esos dos temas fueron tratados por el Parlamento antes de que los plazos de presentación fueran reducidos.

Por otra parte, aún no es seguro que el pueblo deba pronunciarse sobre los referendos 'Ejército XX' y 'Protección a la Población XXI'. El plazo para ello se extiende ahora sólo hasta el 23 de enero y no se sabe si el comité referendario logra reunir bastantes firmas.

"Si el número de firmas es suficiente, los dos temas deberán ser obligatoriamente sometidos al pueblo el 18 de mayo, de manera que puedan entrar en vigor el 1 de enero del 2004", previene la canciller de la Confederación, Annemarie Huber-Hotz.

swissinfo, Christian Raaflaub (Traducción: Juan Espinoza)

Datos clave

"Igualdad de derechos para personas minusválidas".
"Moratoria-plus".
"Abandonar lo nuclear"
"Iniciativa sobre la salud".
"Iniciativa por plazas de aprendizaje".
"Iniciativa de los domingos".
"Por arriendos justos".
Referendo 'Ejército XXI'.
Referendo 'Protección a la población'.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo