Navigation

Christoph Blocher : "No soy demagogo".

Christoph Blocher. Keystone

Polémicos, pero apoyados por su gran éxito electoral, Christoph Blocher y la Unión Democrática de Centro (UDC/derecha dura) quieren ser gobierno para aplicar un programa de "menos Estado".

Este contenido fue publicado el 09 noviembre 2003 - 18:09

Es lo señalado por el empresario y político zuriqués en una entrevista con swissinfo.

Christoph Blocher, gerente de la empresa 'EMS Chemie S.A.' recibió a los periodistas de swissinfo en la sede del grupo Ems, en Herrliberg. En las paredes cuelgan cuadros de Ferdinand Hodler y uno de Giovanni Giacometti.

Las ventanas generosas ofrecen una gran vista al lago de Zúrich .

Blocher cree ser una persona abierta al mundo. Conoce todos los continentes y posee firmas en el extranjero y no se considera un hombre de espíritu estrecho.

swissinfo: ¿Qué significa para Ud. la comunidad de los suizos en el extranjero?

Christoph Blocher: Los suizos en el extranjero son portadores de imagen extraordinariamente importantes; son representantes de nuestro país. Muchos de ellos sienten gran cariño por la patria. Lamento que nosotros tengamos tan poco contacto con estas personas.

swissinfo: Una clara mayoría de los suizos en el extranjero está a favor del ingreso en la UE hasta el 2007. A su juicio es el problema más urgente de la actual política suiza. ¿Qué les respondería usted?

Ch.B.: Comprendo su punto de vista, porque una adhesión traería consigo simplificaciones administrativas para los permisos de trabajo, por ejemplo. Pero esas simplificaciones individuales no pueden soslayar las grandes desventajas que un ingreso tendría en nuestra independencia.

Cuando explicamos a la gente las consecuencias profundas que tendría el abandonar nuestra neutralidad, soberanía y democracia directa suelen comprender nuestra posición . En general, Suiza perdería política, económica y culturalmente.

swisinfo: ¿Han tenido que ver las dificultades de la UE en el fortalecimiento del sentimiento anti-europeista en Suiza?

Ch.B.: Por supuesto. Cuando en 1992 votamos contra el Espacio Económico Europeo todo era menos rígido. Aún no existía la UE sino una Comunidad Europea flexible, sin moneda común ni la intención de crear políticas comunes de Asuntos Exteriores y de Seguridad.

Siempre he dicho que el asunto no es si debemos entrar a la UE, sino a cuál Unión Europea. Si se tratase de una alianza de Estados, probablemente participaríamos, porque de todos modos estamos unidos con Europa.

swissinfo: No es raro que a Usted lo comparen con Le Pen y con Haider ¿le molesta?

Ch.B.: Sí, porque son comparaciones sin fundamento ni sentido. A esas personas las conozco sólo a través de la prensa y nada tengo que ver con su política.
Haider es un oportunista y Le Pen, un alborotador monotemático .

swissinfo: ¿Rechaza Usted la etiqueta de demagogo?

Ch.B.: Yo no soy un demagogo. Un demagogo es alguien que seduce al pueblo. Yo trato de convencerlo: La gente está de acuerdo conmigo en algunas ocasiones, y en otras, no. Así debe ser en una democracia. Yo lucho por mis posturas sean "populares" o no lo sean.

swissinfo: Pero Usted es de alguna manera un seductor. Usted sabe cómo apasionar a un auditorio.

Ch.B.: Sí, hablo bien. Me esfuerzo por hablar de tal manera que la gente me entienda. Todo lo concebido con claridad se transmite también con claridad. Si uno no expone con claridad es porque tiene ideas claras.

swissinfo: O sea que, ¿"simple" no equivale a "simplificado"?

Ch.B.: Bueno, de vez en cuando no es tan grave una solución simplificada. Las cosas se normalizan siempre. La gente no es más tonta que el Parlamento. El parlamento está compuesto de elegidos por el pueblo y, por ende, no es raro que hayan muy inteligentes y menos inteligentes.

Usted ha creado el término "inválido aparente"

No he encontrado otra palabra mas adecuada .Muchos de los jubilados por invalidez no son minusválidos. Todos sabemos que hay abusos y no podemos resolver el problema sin denunciarlo.

swissinfo: Pero esa campaña ha creado la impresión de que todos los inválidos son tramposos

Ch.B.: Ese es un riesgo. Pero no podemos admitir la existencia de un abuso que cuesta millones financiados con fondos públicos de los contribuyentes, simplemente porque no es muy agradable hablar de ello. Quienes trabajan honrada y conscientemente se sentirían traicionados.

De todo modos, esta campaña ha desencadenado un proceso de solución . Por fin se ha comenzado ha hacer algo sobre este abuso .

swissinfo: ¿Qué opina usted del uso de la tecnología genética en la agricultura?

Yo tengo efectivamente algunas diferencias con mi partido en materia de política agraria. Yo no tengo reparo alguno sobre el uso de la tecnología genética en la agricultura. Pero en la UDC hay personas que creen que la producción de alimentos sin modificaciones genéticas supondría un enorme producto de exportación. Esas son ilusiones .

Los alimentos genéticamente modificados no son de menor calidad que los otros. Cuando estoy en EE.UU como esos productos sin reservas y nunca he advertido diferencias.

Además, si los productos sin OGM (organismos genéticamente modificados) cuestan más caro - lo que ya es previsible-, el mercado los sancionará.

swissinfo: Usted es partidario de reducir las ayudas y subvenciones, pero no a los agricultores ¿Por qué exige menos ahorro allí?

Ch.B.: Mi partido quiere eliminar las subvenciones en todos los sectores importantes para la economía de libre mercado. Hay que suprimir el fomento a la construcción de viviendas, la ayuda al turismo, al cine, a la exportación, etc. Incluso la participación en Swiss ha sido un gran error.

Pero la agricultura en todos los países del mundo es protegida y respaldada. Los agricultores cumplen un papel significativo; a saber, la valorización del suelo que impida su deterioro. Asimismo garantizan el abastecimiento, hasta cierto punto, para la población. Es ahí donde el estado debe por su parte retribuir ese rendimiento recíproco.

Podríamos hacerlo mejor de lo que hacemos . Yo daría un aporte por cada metro cuadrado o cada hectárea que tenga un tamaño suficiente como para que el agricultor pueda producir. Lo que plante o produzca es asunto de suyo. Así dejaría de pagar subvenciones a la producción

swissinfo: ¿Le gustaría disminuir los sueldos de los consejeros federales (ministros)?

Ch.B.: Desde hace años propongo salarios más bajos para los ministros. Ellos no pueden depender financieramente de ese cargo. Nuestros ministros ganan más que, por ejemplo, el presidente de EE.UU o el Canciller de Alemania

swissinfo:...Pero menos que usted con su empresa Ems Chemie S.A.

C.B.: Sí, sí, pero a mi nadie me paga. No tengo nada en contra si alguien se enriquece dirigiendo eficazmente una empresa. Pero los ministros son empleados públicos y viven del dinero que pagan los contribuyentes. Yo siempre he dicho que habría que reducir sus salarios a la mitad. 200.000 francos es un buen salario, y un ministro no corre riesgos como lo hace un industrial invirtiendo su dinero en la empresa .

swissinfo: Su partido avanza en todos los sectores, y Usted ha sido elegido con notas altas. Sin embargo, un sondeo de opinión muestra que 56 % de las personas consultadas no aceptaría a Blocher en el Gobierno Federal. ¿no le parece eso una discrepancia?

Ch.B.: No, ningún partido tiene para sí la mayoría de electores, pero 32 % están a favor de un ministro Blocher, y esa cifra supera nuestro peso electoral. 32 % sería suficiente en una elección popular, por haría falta sólo una séptima parte para ser elegido .

swissinfo: Usted ha dicho hace poco : "Estoy muy viejo para establecer una dictadura" ¿y si fuera 20, 30 años más joven?

Ch.B.: Esa frase es de De Gaulle. Cuando él se disponía a tomar la responsabilidad del Estado, en 1958, sus adversarios le preguntaron : "¿Puede usted respetar los pensamientos de otras personas o lo quiere todo para sí" Esa misma pregunta me la formularon.

Habría que ser malintencionado para no captar la ironía de mi respuesta . Yo soy un demócrata absoluto . Precisamente por eso defiendo la libertad de pensamiento en este país y me tomo la libertad de decir cosas que son desagradables.

swissinfo, Ariane Gigon Bormann y Etienne Strebel
(Traducción: Juan Espinoza)

Contexto

Christoph Blocher nació el 11 de octubre de 1940 en Schaffhausen. Está casado. Tiene tres hijas y un hijo.
Pasó su infancia en Laufen,Rheinfall (Zúrich). Hizo estudios de agricultura, bachillerato, Derecho y tésis (1971).
En 1969 entró a la empresa EMS-Chemie, en la que es accionista mayoritario desde 1983.
Entre 1974-1978 fue concejal en Meilen (Zúrich). De 1975 a 1980 fue miembro del parlamento cantonal de Zúrich.
En 1979 fue elegido consejero nacional (diputado). Es jefe de la Unión Democrática de Centro desde 1977, y desde 1986 preside la Asociación por una Suiza Independiente y Neutra (ASIN).
La UDC logró 26,6% de votos en las elecciones del 2003. (En 1995 obtuvo 14,9% y 22,5% en los comicios de 1999).
La UDC (derecha dura) se ha convertido en un partido con alcance nacional.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.