Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El cambio climático, un desafío para la política energética

Christoph Frei ha fijado su residencia en Londres para dirigir el Consejo Mundial de la Energía. (epfl)

(epfl)

El Consejo Mundial de la Energía (CME) juega un rol central en la política mundial sobre el clima, dice su nuevo secretario general, el suizo Christoph Frei, de 40 años.

El CME publicará una clasificación de la políticas energéticas nacionales antes de la Conferencia Climática en Copenhague.

Esta organización no gubernamental es poco conocida fuera de los círculos de expertos porque a través de sus congresos mundiales de energía, que se realizan cada tres años, ha informado hasta ahora muy discretamente.

El WEC se ha trazado como objetivo el desarrollo mundial y sostenido de la energía. 93 países están representados en la organización, entre gobiernos, empresas privadas y expertos. El presidente del WEC es miembro de la directiva de Electricité de France.

swissinfo.ch: El WEC es financiado mayormente por la industria energética. ¿Es una organización que defiende sobre todo intereses de grupo o es independiente?

Christoph Frei: No estamos financiados exclusivamente por la industria... La cuestión de la independencia se plantea en cuanto a la financiación y a la dirección. Esta última depende de 93 países. Cada país tiene un presidente – en una tercera parte de los casos se trata de ministros; de directivos, en un 20% y el resto son expertos. Ello muestra que no estamos más cerca de la industria que de los gobiernos.

Cada presidente tiene un voto, y las representaciones de la industria y de los países en desarrollo de todas las regiones del mundo están equilibrados. En consecuencia, nuestra junta directiva no es determinada unilateralmente y menos aún, es un grupo de interés.

Tenemos más de 3500 miembros individuales y 66 comités-miembros, 40% vienen del sector privado, 7% de los gobiernos y alrededor de 25% son expertos. Es decir, es un gremio bastante ponderado.

swissinfo.ch: ¿Cambia la situación de Suiza con usted como presidente del CME?

C.F.: Para cada país es una oportunidad que uno de sus ciudadanos cumpla una función notable. Ello puede liberar sinergias y también una cierta dinámica, sobre todo en un campo en que se necesitan nuevas fuerzas y que es muy atractivo debido a la interacción entre cuestiones climáticas y energéticas.

swissinfo.ch: ¿Qué rol juega Suiza en el Consejo Mundial de la Energía?

C.F.: Constituye uno de los 93 comités- miembros. En principio, cada país tiene el mismo peso. Pero algunos están más comprometidos y levantan su voz de manera más clara que otros. Suiza está, evidentemente, en este grupo. Es muy activa, hace perfilar sus intereses y pone énfasis, por ejemplo, en la importancia de la movilidad.

swissinfo.ch: ¿Cuál es el mayor desafío en el campo de la energía?

C.F.: El cambio climático. Sin lugar a dudas, si hay algo que cambia al sector de energía son las alteraciones del clima. Acabamos de realizar una encuesta entre nuestros comités-miembros e independiente de la región. Y los distintos países dicen casi unánimemente que el cambio climático es el principal desafío para el sector energético.

swissinfo.ch: ¿Pero hay excepciones?

C.F.: Algunas regiones tienen más que perder que otras. Los países en desarrollo que viven de los recursos energéticos se hacen muchas preguntas y son reservados.

swissinfo.ch: ¿Qué punto de vista tiene usted sobre el problema climático y cómo lo va a articular en su nueva función?

C.F.: El tema es tan importante que uno no puede permitirse no tomarlo en serio. Uno de los desafíos más apremiantes y graves es la escasez de agua, por su impacto directo sobre la población.

No puedo entender por qué no se hace todo lo que es posible para enfrentar este problema.

El desafío es enorme bajo las condiciones marco existentes. Muchos países practican una política útil. Pero el desafío es global y necesita una respuesta coordinada.

Las tentaciones nacionalistas son muy peligrosas porque complican esta coordinación global. En este punto, el Consejo Mundial de la Energía puede jugar un rol de facilitador dado que coordina esas respuestas globales, las integra y mide su eficacia.

Dicho sea de paso, en las próximas semanas vamos a medir por primera vez el estado de las políticas energéticas nacionales en los diferentes países. Y esto a propósito de la Conferencia del Clima en Copenhague en diciembre próximo.

swissinfo.ch: ¿En qué posición se encuentra Suiza de acuerdo a este estudio?

C.F.: Los resultados definitivos no se conocen aún. Pero Suiza ocupará un buen lugar y tendrá muchos puntos porque dispone de una muy buena infraestructura.

Suiza ha tomado muchas medidas en el campo de la construcción y de la movilidad. En este sentido, la región de Zúrich ofrece un ejemplo destacable.

En otros sectores los avances son posibles. Sin embargo, primero debemos esperar los resultados del estudio.

swissinfo.ch: En 2012 termina la vigencia del Protocolo de Kioto. A cuatro meses de la conferencia en Copenhague, los avances para lograr un acuerdo sobre el cambio climático son mínimos. ¿Puede permitirse el mundo un fracaso?

C.F.: No, los avances son urgentes. La cuestión es cómo se puede medir el éxito. Algunos cambios en la posición respecto al problema climático se han vuelto visibles a través del nuevo gobierno en los EEUU y también en Asia.

Se puede partir de que ya no será posible detener la dinámica que se ha producido en los últimos tiempos.

Pierre-François Besson, swissinfo.ch
(Traducción: Rosa Amelia Fierro)

El Consejo Mundial de la Energía

El CME fue fundado en 1923 en Londres.
Sus tareas principales: investigaciones científicas, servicios técnicos y programas regionales sobre temas como problemas energéticos en países en desarrollo, financiación de la energía, medidas sobre la eficiencia en el uso de la energía, liberalización del mercado energético y repercusiones del uso de la energía en el medio ambiente.
El CME es un órgano consultivo de las Naciones Unidas.
Este consejo reúne a representantes de todo el sector energético – carbón, petróleo, gas natural, energía atómica e hidráulica y otras energías renovables.
El CME organiza cada tres años un congreso mundial sobre el tema energía, en el cual participan altos representantes de la economía y la política.
El último congreso se realizó en Roma; el próximo tendrá lugar en Montreal en 2010.

Fin del recuadro

Christoph Frei

Este científico suizo germanófono de 40 años fue elegido el pasado mes de abril secretario general del Consejo Mundial de la Energía.
Es el primer suizo en este cargo.

Frei es profesor de Política Energética y Estrategia en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL)
En los últimos años, como director sobre temas energéticos del Foro Económico de Davos (WEF), se ha ocupado de la seguridad energética, anticorrupción y cambio climático.
También ha colaborado con la Agencia Internacional de la Energía.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes