Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

COI reafirma lazos con Suiza

Jacques Rogge (der), presidente del Comité Olímpico Internacional

(swissinfo.ch)

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, reiteró que en este 2002 las relaciones entre ésta institución y su país de acogida, Suiza, serán fortalecidas.

En una entrevista exclusiva con swissinfo, el médico del deporte y máxima autoridad del Movimiento Olímpico desde octubre de 2001 - tras ser elegido por el Comité Ejecutivo del COI, en Moscú -, insistió una y otra vez en que "para nosotros", Suiza es importante.

"Es un país donde es agradable vivir. Es un país muy eficaz. Siento una gran hospitalidad de la gente. Lausana, la capital del Movimiento Olímpico, es una ciudad maravillosa. Creo que el COI tiene una suerte muy grande de estar en Suiza y yo, en lo personal, estoy muy feliz de vivir en Suiza", enfatizó el alto dirigente.

Consolidación en Lausana y excelencia con Berna

Jacques Rogge considera que, en este nuevo año, el COI va a apoyar a la ciudad que acoge la sede olímpica, así como al deporte de sus ciudadanos en general.

"Juan Antonio Samaranch, mi predecesor, hizo mucho para establecer federaciones internacionales aquí, y yo intento continuar esa política. Damos también mucho apoyo a los clubes deportivos de Lausana y al deporte en general, aquí, en el cantón de Vaud. Es una política que voy a continuar", aseguró Rogge.

Sobre las relaciones del COI con la Berna federal, considera que los actuales contactos son "excelentes" y anticipó su intención de visitar al Consejo Federal de la Confederación (gobierno de Suiza), inmediatamente después de la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno de la ciudad de Salt Lake City.

Relaciones del COI con la ONU

En un fluido español, una de las cinco lenguas que habla (además de holandés, francés, inglés y alemán), Jacques Rogge se refirió a la nominación del ex-presidente suizo, Adolf Ogi, como consejero especial del secretario general de la ONU para el deporte, la paz y el desarrollo.

"Adolf Ogi tiene una responsabilidad muy grande en las Naciones Unidas. Es un hombre del deporte. Es un hombre que ha hecho mucho por el deporte suizo y por el COI. Así es que también podrá hacer mucho desde su nominación para el deporte mundial. El es un hombre muy importante en el deporte", afirmó.

El presidente del COI mencionó, además, una serie de proyectos de colaboración entre el Movimiento Olímpico y las Naciones Unidas.

"En la actualidad hay muchos proyectos en marcha. Primero, tenemos una colaboración en el caso de la Tregua Olímpica. El 11 de diciembre pasado, la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, aprobó por voto unánime una resolución de apoyo a la Tregua Olímpica en Salt Lake City. Segundo, tenemos relaciones con varios departamentos de Naciones Unidas como, por ejemplo, con la OMS. Otro convenio con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Tenemos también, un convenio con la FAO y otro más de lucha contra las drogas. Es decir, tenemos muy buenas relaciones. Además, quiero informar que el secretario general, Kofi Annan, estará en la ceremonia de apertura de los Juegos de Salt Lake City".

Función social del deporte

Nacido en Gante, Bélgica, el 2 de mayo de 1942, Jacques Rogge estudió medicina del deporte y fue profesor de la misma disciplina en la Universidad Libre de Bruselas. Deportista de toda su vida, su primera participación en los Juegos Olímpicos tuvo lugar en México, en 1968, fecha que recuerda con mucho afecto.

Miembro del comité ejecutivo del COI desde 1998 y presidente del mismo desde octubre de 2001, Rogge se ha perfilado internacionalmente como uno de los personajes más representativos del movimiento olímpico internacional.

Interrogado sobre la función del deporte en el seno de las sociedades contemporáneas, el presidente del COI precisó que no se reduce sólo a las competiciones.

"El deporte es una parte muy grande de la educación de la juventud. Tiene una dimensión educativa. Con el deporte se fortalece el cuerpo, pero también el espíritu. Con él, los jóvenes aprenden a respetar reglas, a respetar la autoridad y a vivir juntos en un equipo. Es, también, una manera de afirmar su propia identidad. Es una manera de integrar a grupos étnicos distintos en una sociedad. Y el deporte proporciona salud. Tiene, entonces, funciones sociales muy importantes, y nosotros trabajamos para eso", indicó.

Enrique Dietiker, Lausana


Enlaces

×